lunes, 6 de enero de 2014

Kiefer en Pompeya....

No es por nada, pero luce fantástico.
La película suena a una de las tantas malas históricas (sorpréndanme....) pero bueno, Kiefer luce genial. No hay duda de eso. Aunque sea haciendo algo que no es Jack Bauer....mientras esperamos por 24 Live Another day.

Es Kiefer en Pompeya, película que estrena en este año 2014. Si la veré? Maybe. Quien quita. 

Sí. Con ésto retomo The Kief Daily Journal. Lo echaba de menos.




Saludos, Sigue leyendo...

Los 10 ladrones de tu energía

Esto lo he visto varias veces en Facebook y se lo atribuyen al Dalai Lama. En realidad me resulta indiferente a quien atribuirlo; los consejos son buenos y vale la pena hacerles caso....y compartirlos. He acá los 10 ladrones de su energía:

1- Deja ir a personas que sólo llegan para compartir quejas, problemas, historias desastrosas, miedo y juicio de los demás. Si alguien busca un cubo para echar su basura, procura que no sea en tu mente.

 2- Paga tus cuentas a tiempo. Al mismo tiempo cobra a quién te debe o elige dejarlo ir, si ya es imposible cobrarle.

3- Cumple tus promesas. Si no has cumplido, pregúntate por qué tienes resistencia. Siempre tienes derecho a cambiar de opinión, a disculparte, a compensar, a re-negociar y a ofrecer otra alternativa hacia una promesa no cumplida; aunque no como costumbre. La forma más fácil de evitar el no cumplir con algo que no quieres hacer, es decir NO desde el principio.

4- Elimina en lo posible y delega aquellas tareas que no prefieres hacer y dedica tu tiempo a hacer las que sí disfrutas.

 5- Date permiso para descansar si estás en un momento que lo necesitas y date permiso para actuar si estás en un momento de oportunidad.

6- Tira, recoge y organiza, nada te toma más energía que un espacio desordenado y lleno de cosas del pasado que ya no necesitas.

7- Da prioridad a tu salud, sin la maquinaria de tu cuerpo trabajando al máximo, no puedes hacer mucho. Tómate algunos descansos.

8- Enfrenta las situaciones tóxicas que estás tolerando, desde rescatar a un amigo o a un familiar, hasta tolerar acciones negativas de una pareja o un grupo; toma la acción necesaria.

9- Acepta. No es resignación, pero nada te hace perder más energía que el resistir y pelear contra una situación que no puedes cambiar.

10-Perdona, deja ir una situación que te esté causando dolor, siempre puedes elegir dejar el dolor del recuerdo.

Saludos,  Sigue leyendo...

Las 18 reglas que dictó una madre al regalarle un móvil a su hijo de 13 años

Esto lo encontré en El Confidencial. Y me pareció tan bueno que lo transcribo íntegro. Hay tantas vainas de las que nos hemos olvidado con la moda de los Smartphones!!!!!! Sí, me incluyo, que también una se olvida de eso....por muy adulta e independiente que sea.


¿Qué chaval de hoy en día, llegada una cierta edad, no ha implorado, suplicado y rogado que le compren un teléfono móvil? Ridículas parecen actualmente las inquietudes de los padres por comprar a sus hijos aquellos primeros Nokia que apenas podían enviar mensajes de texto y realizar o recibir llamadas. Ahora, cuando le compramos a un niño un teléfono móvil le estamos otorgando una ventana que da acceso a todo el mundo de internet.
Bien lo sabe Janell Hoffman, la madre de Greg Hoffman. El niño, de 13 años, llevaba un año suspirando por un teléfono móvil. Rogaba, imploraba, suplicaba y nada obtenía. Hasta que, con motivo de las últimas Navidades, recibió su deseado iPhone.
Sin embargo, el aparato no venía solo, sino acompañado de un contrato redactado por su madre: “¡Feliz Navidad! Ahora eres el orgulloso propietario de un iPhone. Eres un chico bueno y responsable de 13 años y te mereces este regalo. Pero con la aceptación de este presente vienen algunas reglas y regulaciones”. La madre incluyó un contrato con 18 reglas a seguir si el chaval quería conservar su valioso móvil. Estas son las normas dictadas por la progenitora:
1. Es mi teléfono. Yo pagué por él. Yo te lo presto a ti. ¿No soy la mejor?
2. Yo siempre conoceré la contraseña.
3. Si suena, cógelo. Es un teléfono. Di “hola”, haz gala de tus modales. Jamás ignores una llamada si en la pantalla se lee “Mamá” o “Papá”. Jamás.
4. Le darás el teléfono a uno de tus progenitores de inmediato a las 19h30 cada día de colegio y a las 21h el fin de semana. Estará apagado toda la noche y se volverá a encender a las 7h30. Si no harías una llamada al teléfono fijo de alguien, donde sus padres pueden contestar, tampoco llames o envíes mensajes con el móvil. Escuchas esos instintos y respeta a las otras familias como nos gusta que nos respeten a nosotros.
5. No irás al colegio con él. Conversa en persona con la gente a la que envías mensajes. *Los días de media jornada, las excursiones y las actividades extraescolares requerirán consideraciones especiales.
6. Si se cae en el baño, se golpea contra el suelo o se esfuma en el aire, eres el responsable de los costes de sustitución o reparación. Corta el césped, haz de canguro, ahorra dinero de tu cumpleaños. Si ocurre, tendrás que estar preparado.
7. No uses la tecnología para mentir, hacer tonterías o engañar a otro ser humano. No te involucres en conversaciones que sean dañinas para los demás. Sé un buen amigo.
8. No envíes mensajes, correos electrónicos o digas nada a través de este medio que no dirías en persona.
9. No envíes mensajes, correos electrónicos o digas a alguien algo que no le dirías en voz alta y en presencia de sus padres. Autocensúrate.
10. Nada de porno. Busca en la web información que compartirías abiertamente conmigo. Si tienes alguna duda sobre algo, pregunta a una persona. Preferiblemente, a tu padre o a mí.
11. Apágalo, siléncialo, déjalo a un lado en público. Especialmente en restaurantes, en el cine o mientras hablas con otro ser humano. No eres una persona maleducada, no dejes que el iPhone cambie eso.
12. No envíes ni recibas imágenes de tus partes íntimas o de las partes íntimas de cualquier otra persona. No te rías. Algún día estarás tentado de hacerlo, a pesar de tu gran inteligencia. Es arriesgado y puede arruinar tu vida adolescente/joven/adulta. Es siempre una mala idea. El ciberespacio es vasto y más poderoso que tú. Y es difícil hacer que algo de esa magnitud desaparezca, incluyendo una mala reputación.
13. No hagas tropecientas fotos o vídeos. No hay necesidad de documentarlo todo. Vive tus experiencias. Quedarán registradas en tu memoria toda la eternidad.
14. Deja tu móvil en casa a veces y siéntete protegido y seguro de esa decisión. No está vivo ni es ninguna extensión de tu cuerpo. Aprende a vivir sin él. Sé mejor y más poderoso que FOMO [en inglés, siglas de “fear of missing out”, el miedo a perderse algo que está ocurriendo, a no estar siempre conectado].
15. Bájate música que sea nueva o clásica o diferente de la que millones de tus semejantes escuchan, que es siempre lo mismo. Tu generación tiene un acceso a la música mayor que cualquier otra en la historia. Aprovéchate de ese regalo. Expande tus horizontes.
16. Practica juegos de palabras, puzzles o rompecabezas de vez en cuando.
17. Mantén tus ojos arriba. Observa el mundo que sucede a tu alrededor. Mira por la ventana. Escucha a los pájaros. Date un paseo. Habla con un desconocido. Pregúntate sin buscar en google.
18. Te harás un lío. Te quitaré el teléfono. Nos sentaremos y hablaremos sobre ello. Volveremos a empezar. Tú y yo siempre estamos aprendiendo.Estoy en tu equipo. Estamos juntos en esto.
Tras estas 18 directrices, la carta termina con el despido de la madre: “Espero que puedas aceptar estos términos. Muchas de las lecciones aquí recogidas no se aplican sólo al iPhone, sino a la vida. Estás creciendo en un mundo que cambia rápido. Es apasionante y tentador. Haz las cosas sencillas. Confía en tu poderosa mente y en tu gran corazón por encima de cualquier máquina. Te quiero. Espero que disfrutes de tu nuevo y espectacular iPhone. ¡Feliz Navidad!”.

Saludos, 
Sigue leyendo...

miércoles, 1 de enero de 2014

Ricardo Arjona - Fuiste tú (Con Gaby Moreno)




A ver. Arjona no es que me apasione mucho: su neurosis particular por rimar todo en sus canciones saca unos temas con unas comparaciones que pueden ser muy esotéricas,. Por decir lo menos. Escucharlo más de quince minutos es como comer un dulce demasiado azucarado: Empalaga y te da por buscar un tema más ácido en cualquier reproductor que se respete porque o compensas o te da algo en el estómago. Más de ese tiempo puede ser inaguantable.

Sin embargo, tiene buenos temas, y en particular esta canción me enamoró desde el primer día en que me la tropecé por accidente en Youtube. Un tema lindo para iniciar el 2014.

Saludos, Sigue leyendo...

martes, 31 de diciembre de 2013

Adiós, 2013...

No puedo decir que éste haya sido un año genial.

En realidad, no lo fue: tuvo sus altibajos, y ha sido un año bien complicado personalmente. Pero bueno, llegar al último día del año sin más daños de los que ya existían en mi humanidad (la tensión que va y viene de acuerdo a la época, a algún descuido y al estrés que acumule, lo que no debería estar en mi cuerpo pero sigue ahí, los dedos de los pies que de pronto han comenzado a torcerse y van a requerir una visita a un especialista al paso que van, el estómago que ya no aguanta tantos abusos como antes; de hecho lately todo lo que coma fuera de casa le está cayendo como una piedra) y con la misma gente con la que los comencé, pues nada, tiene su valor.

2013 comenzó con un trabajo que prometió mucho en papel, pero que en realidad no funcionó en muchos aspectos. Ni en mí, ni para ellos. Los trabajos, creo, son como los romances: Cuando no funciona desde el principio no hay forma de que se arregle en la vía; sólo se echará a perder aún más. En esencia, eso fue lo que pasó a inicios de año. Lo otro ya lo comenté previamente; la gente olvida que las condiciones de trabajo también son importantes. Las cajas de fósforos sólo son cajas de fósforos: Asfixian.

Mi actual trabajo mejoró las condiciones en algunas cosas. Aunque el trabajo de auditoría siga siendo el mismo estresante.

Lo otro que marcó mi 2013 fue el concurso de oposición en la UCV. Fue un reto a lo que uno cree que sabe, no fue nada fácil, y aunque lo común es decir que "si volviera a ocurrir lo haría de nuevo" yo no estoy tan segura de ello. Fue duro, difícil, costoso anímicamente de alguna manera.... y me mostró caras de personas que no habría conocido sin eso, para bien...y para mal también.

En fin. Supongo que por eso se valora más. Pero no sé que tan necesario fue pasar por ello así. El año que viene tendrá mucho de académico. A ver que tal lo llevo.

En fin. Este diciembre ha sido extraño. Con miles de motivos de celebración. Pero a mí me han pasado un poco de largo, por razones que no quiero poner públicamente. Simplemente no ha sido lo que esperaba de él.  Idem que mucho del 2013. Si el año que viene mejorara solo este diciembre, habrá valido la pena.

A quien me lea aún. Espero que reciba un año fenomenal, aún en medio de la locura en que vivimos.

Feliz año 2014.

Saludos,


Sigue leyendo...

jueves, 26 de diciembre de 2013

Crónicas de año y dele de ausencia...

No sé que hace una cuando decide retomar un blog. Hace fiesta por el retorno feliz de la musa que por más de un año desapareció? Lo celebra con una Solera verde por lo menos? Respira hondo y festeja que finalmente se te ocurrió alguna forma de no tirar a la basura el blog que tanto rato libre se comió y tantas horas que te llevó haciéndole cariñitos y encontrando el fondo perfecto? Vaya usted a saber. Mi creatividad en ese punto es limitada.

Lo cierto del caso es que hoy jueves, en medio de la festejadera decembrina (aunque mi espíritu navideño este año está bajo cero horroroso. FRIIIIIIIIIO), con el aburrimiento a flor de piel, haciendo un par de días de oficina porque así lo cuadré con mi jefa (de los que me arrepentí desde el mismo momento en que me pasé tres días con una crisis existencial combinada con malestar de estómago por mi incapacidad manifiesta a renunciar al mareo visual  y digestivo de una parrilla aunque hace años sé que la carne plus morcilla y complementos y mi estómago se llevan MUY mal, y me acosté a las tres de la mañana viendo episodios viejos de 24, serial que aún me produce suficiente interés como para hacer eso. Y Jack Bauer vuelve aunque sea por un ratico. OH YEAH), decidí que nunca hay mejor día para retomar el blog que hoy: Boxing day, de acuerdo a los gringos a los que les encanta celebrar y destacar hasta el día en que recogen el basurero de las cajas y papeles de regalo post pesadez navideña. Acá no celebramos nada de eso porque el boxing day por ineficiencia de los servicios de aseo urbano es todos los santos días del año. En estos días solo crece la cantidad de basura a niveles insoportables.

Pero déjeme contarle que ha sido de mí en este tiempo.

a. Tengo como año y pico más de edad (a ver, escribí por última vez en enero de 2012. Tengo como año y pico más desde ese entonces, y en lo que suenen los cohetones del feliz año el cumpleaños se vendrá encima en tres días más o menos, sin exagerar: cuando se te pasa la resaca del 31 de diciembre y quitaste los periquitos de Navidad ya estás pisando febrero hecha la idiota)

Básicamente sigo viviendo donde mismo, sigo teniendo la misma gente en casa (a Dios gracias), y me siguen sobrando kilos y paciencia. Los primeros se niegan a irse y la verdad yo tampoco es que me mato haciendo demasiado para salir de ellos, de la segunda sobran retadores a mi proverbial paciencia. Sigue viva a pesar de los jodedores. Todavía no me he comido vivo a nadie aunque más de uno ha hecho méritos sobrados para hacerte la enésima versión de Hannibal. Ah sí, sigo siendo exagerada cuando me da por el lado tragicómico.

b. Tengo botado, pero de verdad condenadísimo al más cochambroso del olvido, el tema de series de televisión. Sé que es un desastre de mi parte, pero tengo que retomarlo porque francamente:

  1. Me perdí del mapa un año y en ese tiempo el mundo seriéfilo cambió tanto que necesito de nuevo una brújula. Demasiado material llamativo que no he visto. Claro, también hay una de malas ideas que sé que tengo que ver aunque sea para despepitarme y escribir, cual ancianita de ochenta años recordando los veinte, de que ya no las inventan como antes.
  2. Me sigue gustando la vaina. Que me falte tiempo es otra cosa, pero me sigue mareando de lo lindo.
  3. Me re envicié en 24 (eso solo merece un post). 
  4. Quiero escribir de eso otra vez, por Dios. Mis dedos lo extrañan y mis bookmarks me añoran. 
  5. Amo The big bang theory todavía (no, no va mucho con la lista, pero con algo tenía que terminarla y justificar poner la foto de Leonard en bata de casa y el cartelito del sarcasmo) 
c. El postgrado en la U, U, UCV sigue sin terminar (ando con 2 trabajos pendientes de una materia que me quedó en medio de la locura de los tres primeros meses del año 2013 que por x o por y no he escrito y debo hacerlo de urgencia antes de festejar el año nuevo). De paso, por los momentos TMT (Todo menos tesis). Es el gran proyecto del 2014 en este preciso instante, con tema nuevo a elegir porque el que tengo ya me aburrió no más leer el primer borrador y si tengo que escribir de algo en tres meses, que sea algo que me maree, coño.

d. Me cambié de oficinas, que no de trabajo. Sigo haciendo lo mismo pero en otro sitio. En resumen ejecutivo:
  • Si,  la empatía con tu lugar de trabajo es importante. Si después de 2 meses no te entiendes con la gente, tus jefes te resultan más insufribles que al que dejaste después de 8 años, y tu puesto de trabajo mide 75 cm de largo (sin exagerar, la laptop era de 14 pulgadas y después de eso lo que tenía era el espacio delante de la máquina) y te ahogas....francamente, lárgate. La manía fiscalizadora del gobierno debería ir contra las oficinitas chiquiticas que tratan de albergar a un gentío. Sin una ventana al lado, te asfixias. Palabra de honor. Lo único bueno que tenía era que estaba en Altamira, que su plaza me encanta y me pasé más tiempo del prudencial metida en la feria del Libro en Mayo, pero nada de eso compensó la indigestión mañanera de meterme en una caja de fósforos sin ventanas.
  • La otra no es que mejoró demasiado la cosa (ser auditor es amotinante, pero si de por sí me mata la parte de rutina, imaginarme haciendo algo más sedentario me da escalofríos de repugnancia), pero tiene cuatro ventajas fundamentales. Queda millones de veces más cerca de la UCV, la vista que tiene desde el comedor amortigua mis malos humores, la gente, incluyendo mis jefes, es bastante más soportable, y tiene un espacio de escritorio diez veces más grande que mi caja de fósforos de inicios de año con ventana a la calle incluida. Soy incapaz de trabajar en un sitio donde no me entere cuando hace sol, llueve o pasó hace rato la hora de salida.

e. Soy profesora universitaria finalmente después de un largo periplo en algo llamado Concurso de oposición. No, no te entrenas para llevarle la contraria a Nicolás & company, sino para ganarle a unos cuantos colegas tuyos y marear a un jurado del que no tienes ni idea si manejan más o menos el tema que tú. Como de este tema hay para rosquear de lo lindo, lo dejo enterito para otro post. No, todavía no he llegado a lo de la imagen, pero si debo tomar en cuenta la opinión de mis amiguitos colegas más cercanos, no estoy muy lejos. Debería asegurar mis activos más queridos por si acaso antes que comience el semestre.

f. El tejemaneje político sigue igual de insufrible, pero en lo básico, Hugo se murió (después de MESES enteros de rumores, especulaciones y una temporada donde todo el mundo sabía de medicina y de lectura de los gestos de las caras de los zánganos alrededor del susodicho, menos yo que sigo siendo ignorante en las dos materias) y Nicolás es ahora presidente. El tipo ha hecho méritos sobrados para ser aún más insoportable que el muerto y trata de compensar sus carencias apareciendo seis veces más en cadena. La factura del Directv sigue siendo lo único que pago con los ojos cerrados, venga lo cara que venga. Todo menos calarse la ignorancia con bigote de este tercio. Aburre.

g. A Facebook entro últimamente más que a Twitter. De hecho tengo el último abandonado y sólo sale un twitt diario a punta de diez de la noche: el de un periódico del que nadie cree que se hace solo sin que yo le meta ni un teclazo. En serio que esa vaina se monta solita y nunca elijo quien va a salir en ella. Si me lee, en serio nunca más me agradezca que sale en el Adictísima´s daily porque no soy yo quien lo monta, sino lo que más se repita en mi timeline en proceso automático.

Tengo abandonado Twitter por:
  • El abuso del tema político y los radicales de ambos bandos con sus respectivos hashtags imbéciles. El tuiteo chavista, aka la Tropa, trata de convencerte de que el cielo es verde con rojo aunque tú lo veas azul de solemnidad. Son los únicos seres humanos capaces de escribir mil tuiteos de insultos diarios y tener en todos ellos las palabras Chávez, patria y escuálidos. El tuiteo de oposición es igual de lamentable en la escasez de ideas, la repetición absurda de términos e insultos y la radicalidad idiota.
  • La estupidez crónica que impide que uno hable con libertad de lo que le apetezca. Están los radicales que si ven que la gente habla de farándula, modas, Miss no-me-pregunten-cual, fútbol, beisbol....se arrechan porque te olvidas del tema político. Están los imbéciles que se volvieron futboleros nacionalistas, y se apasionan por la pastelería ajena. Están los que se ladillan por ver saludar, los que dicen que twitter no es un chat, etc, etc, etc. Todo eso fue toreable y soportable una temporada, pero después de verlo mil veces te fastidia. Y buscas otro medio donde hables de lo que te apetezca. Si, pana, sí, estoy aburrida de criticar a Nicolás y a Capriles. Es más, no quiero oírlos, carajo. No tengo por qué escribir de ellos todo el pt. día. Extraño el twitter donde una hablaba de lo que le daba la perra gana.
  • La habilidad que ha desarrollado la gente en el bulling en 140 caracteres. Al principio fue gracioso reírse de las burradas de Alicia Machado (por ejemplo!), pero ahora basta y sobra que algún cristiano se equivoque, suelte alguna payasada lejana a lo políticamente correcto o muestre ignorancia en algún aspecto para que la gente, tras el teclado de....teléfono, tablet, laptop o lo que sea se lo almuercen vivo, saquen mil memes sobre la burrada, lo amenacen y de ahí al infinito de lo peor. 
  • Desde que en twitter se ven mejor las imágenes, salieron los pornógrafos gratiñanes (aka los que si no ponen mil fotos de Diosa Canales desnuda no son felices, como si eso fuera novedad. Me avisan cuando pongan una foto de esa tercia con cuello de tortuga y pantalón hasta el tobillo) y a toda hora. Sí, ellos son felices, yo añoro las épocas donde escribir era más importante y la gente te mostraba menos la falta de ideas a pesar del Follow Friday.
  • La recontra fastidiosa publicidad. Desde que la gente descubrió twitter, decidieron que meterte en cada tuiteo mil propagandas de todo, que todo el mundo es experto en twitter, las doce millones de cuentas con tuiteos puramente publicitarios y los malos community manager....en fin!
  • Falta de tiempo para hacer una limpieza radical que permita liquidar al menos al 75% de las cuentas que sigo y volarme, en esencia, las cuentas de radicales de todo tipo, las de emprendedores y sabios tuiteros de todo tipo, las de noticias, las que retuitean a diario al gentío que tengo bloqueado, etc, etc, etc. y dejar mi lista en unas 200 personas más o menos. La gente que conocí cuando twitter era una novedad y unos cuarenta más. Y aligerar mi hastío psicótico.
Y no, Facebook no es mejor, no se crea. Hay estúpidos de sobra también, pero es más manejable, puedo bloquear o eliminar de mi muro a los pesados, hay alternativas para desaparecer los post de la gente que no quieres borrar de tu lista de amigos porque son panas o familia y se resienten si te los vuelas.... pero los ahorcarías por el mal uso del Facebook... Aparte, tiene más en que entretenerse. El Candy Crush, por ejemplo.

h. Sigo negada a renunciar al Nokia. Me negué a entrar en la fiebre Blackberry, le tengo piquiña a los teléfonos táctiles porque, a pesar de lo fácil del Android mi paciencia no da para tanto, y estoy en la crisis existencial de borrar o no borrar el fastidio ese que llaman Whatsapp. Tiene sus ventajas comunicacionales con mis subordinados (razón fundamental por la que sigue en mi teléfono) pero todos los días me da una crisis vital por la cual pensar en borrar esa vaina sería una idea GENIAL. Lo máximo que hice fue agregar a mi cartera un Movilnet (que en esencia es teléfono para cuando al Nokia le dan soponcios y no quiere agarrar línea, pero que también justifiqué porque mis panas más queridos tienen teléfono en esa línea y era eso o gastar la mitad del sueldo quincenal en Movistar por exceso de llamadas a líneas de otras operadoras)

En fin. Ya sé que los blogs van un poco palo abajo, y que corro el riesgo de que a estas alturas sólo me lea yo misma. Pero no puedo desperdiciar el hecho de que finalmente me reconcilié con la Musa y el teclado de mi laptop y no he visto una forma mejor.  Que finalmente mi mente recordó que tiene mil cosas sobre las que escribir y en este momento se me ocurren al menos cuarenta posts por colocar, tiene que valer algo y ultimadamente, usted no está obligado a leer mis disparates escritos. No prometo actualización eterna (mi tiempo sigue igual de limitado) pero no va a pasar otra temporadita de 2 años para escribir de nuevo. Acá estamos. Y retomamos el hilo del blog. A ver que sale de ahí.

Pd. Sí, actualicé mi biografía, el libro que estoy leyendo, quité una pila de periquitos...la plantilla se queda como está porque me sigue gustando. Tampoco es para tanto. :) Sigue leyendo...

jueves, 5 de enero de 2012

40 Consejos para ser feliz....

Mientras agarro inspiración (que me falta, por un gripón que hacía rato me rondaba y finalmente me atrapa en estos primeros días del 2012) unos consejitos para ser feliz. Encontrados en Facebook y para compartir por acá.


1. Camina de 10 a 30 minutos todos los días. Mientras camina, sonríe.

2. Siéntate en silencio por lo menos 10 minutos cada día. Enciérrate si es necesario.

3. Escucha buena música todos los días, es auténtico alimento para el espíritu.

4. Al levantarte en la mañana di lo siguiente: Mi propósito hoy es…

5. Vive con las 3 “E”: Energía, Entusiasmo y Empatía.

6. Juega más juegos que el año pasado.

7. Lee más libros que el año pasado.

8. Mira al cielo al menos una vez al día, date cuenta de la majestuosidad del mundo que te rodea.

9. Sueña más mientras estás despiert@.

10. Come más alimentos que crezcan en los árboles y en las plantas y menos alimentos que sean manufacturados en plantas industriales o que requieran un sacrificio.

11. Come arándanos y nueces. Toma té verde, mucha agua y una copa de vino al día (asegúrate de brindar con ella por algo hermoso de lo mucho que hay en tu vida y, de ser posible, hazlo en compañía de quien amas).

12. Trata de hacer reír a por lo menos 3 personas cada día.

13. Elimina el desorden de tu casa, tu auto y tu escritorio y deja que nueva energía fluya en tu vida.

14. No gastes tu precioso tiempo en chismes, cosas del pasado, pensamientos negativos o cosas fuera de tu control. Mejor invierte tu energía en lo positivo del presente.

15. Date cuenta que la vida es una escuela y tú estás aquí para aprender. Los problemas son lecciones que van y vienen, lo que aprendes de estos es para toda la vida.

16. Desayuna como rey, come como príncipe y cena como mendigo.

17. Sonríe y ríe más.

18. No dejes pasar la oportunidad de abrazar a quien aprecias.

19. La vida es muy corta como para desperdiciar el tiempo odiando a alguien.

20. No te tomes a ti mismo tan en serio. Nadie más lo hace.

21. No tienes que ganar cada discusión. Acepta que no estás de acuerdo y aprende del (de la) otr@.

22. Estate en paz con tu pasado, así no arruinará tu presente.

23. No compares tu vida con la de otros. No tienes idea del camino que ellos han andado en la vida.

24. Nadie está a cargo de tu felicidad excepto tu mismo.

25. Recuerda que tú no tienes el control de todo lo que te sucede, pero sí de lo que haces con ello.

26. Aprende algo nuevo cada día.

27. Lo que la demás gente piense de ti no es de tu incumbencia.

28. Aprecia tu cuerpo y disfrútalo.

29. No importa que tan buena o mala sea la situación, ésta cambiará.

30. Tu trabajo no se ocupará de ti cuando estés enfermo. Tus amigos sí lo harán. Mantente en contacto con ellos.

31. Desecha cualquier cosa que no sea útil, bonita o divertida.

32. La envidia es una pérdida de tiempo. Tú ya tienes todo lo que necesitas.

33. Lo mejor está aún por venir.

34. No importa cómo te sientas, levántate, vístete y asiste.

35. Ten sexo maravilloso, siempre con plenitud de tu ser.

36. Llama a tus familiares con frecuencia y mándales correos diciéndoles: ¡estoy pensando en ti!

37. Cada noche antes de acostarse di lo siguiente: Doy gracias por … Hoy logré o conseguí …

38. Recuerda que estás demasiado bendecido como para estar estresado.

39. Disfruta del viaje. Sólo tienes una oportunidad, sácale el mayor provecho.

40. Envía este mensaje a quien te importa.


Saludos,  Sigue leyendo...

sábado, 17 de diciembre de 2011

SAG Awards 2012 - Más rutina, menos bulla....

La gente de los SAG Awards (premios votados por actores del sindicato) anunció nominaciones a su premiación el miércoles. Después de ver los disparates en los Golden Globes, confieso que alivia leer algo un poco mejor pensado, aunque con disparates: NO NOMINARON A HOMELAND? Craso, crasísimo, espantoso error.  Sobre todo al incluir actuaciones buenas en series malas (Kathy Bates....), y la de Kyra Sedgwick que es más de lo mismo. Y más incluyendo Dexter, que esta temporada está cayendo con las malas críticas. En fin. La lista la anexo a continuación:

Male Actor, TV Movie or Miniseries
Laurence Fishburne, Thurgood
Paul Giamatti, Too Big to Fail
Greg Kinnear, The Kennedys
Guy Pearce, Mildred Pierce
James Woods, Too Big to Fail

Female Actor, TV Movie or Miniseries
Diane Lane, Cinema Verite
Maggie Smith, Downtown Abbey
Emily Watson, Appropriate Adult
Betty White, The Lost Valentine
Kate Winslet, Mildred Pierce

Male Actor, Drama Series
Patrick J. Adams, Suits
Steve Buscemi, Boardwalk Empire
Kyle Chandler, Friday Night Lights
Bryan Cranston, Breaking Bad
Michael C. Hall, Dexter

Female Actor, Drama Series
Kathy Bates, Harry's Law
Glenn Close, Damages
Jessica Lange, American Horror Story
Julianna Marguiles, The Good Wife
Kyra Sedgwick, The Closer

Male Actor, Comedy Series
Alec Baldwin, 30 Rock
Ty Burrell, Modern Family
Steve Carell, The Office
Jon Cryer, Two and a Half Men
Eric Stonestreet, Modern Family

Female Actor, Comedy Series
Julie Bowen, Modern Family
Edie Falco, Nurse Jackie
Tina Fey, 30 Rock
Sofia Vergara, Modern Family
Betty White, Hot in Cleveland


Ensemble, Comedy Series
30 Rock
The Big Bang Theory
Glee
Modern Family
The Office
  Ensemble, Drama
Boardwalk Empire
Breaking Bad
Dexter
Game of Thrones
The Good Wife


Saludos, 
Sigue leyendo...

Golden Globes 2012 - "Quiero rating, necesito rating"....De como hacer unas nominaciones terribles y no morir en el intento...

Nota: Las próximas notas que colocaré en el blog van a ir sin ningún orden en tiempo. Se me han acumulado nominaciones a premios del 2012  y post que suelo colocar a final de año de resumen. Pero éste tenía que entrar de primerito!!!! 
Por primera vez en la vida, y bastante rato que tengo ya viendo los Golden Globes, entiendo la tremenda división de opiniones que hay sobre esta premiación en particular: los que insisten en llamarla como si fuera una tradición "la antesala al Oscar" y su corolario "el que gana acá gana el Oscar"  (lo que en los últimos años ha mostrado que no es cierto) dándole importancia suprema, y por otro lado una buena cantidad de críticos que consideran que éste es un premio montonero creado por una Asociación de críticos extranjeros que quiere que la tomen en cuenta como sea. Y que de vaina ha pasado lisa demandas, problemas con el canal que la emite y la animación de Ricky Gervais.

A mí no me parecía tan loco así: Hasta el jueves en la mañana en que anunciaron las nominaciones correspondientes a la versión 2012 de este premio.

Y no es que en años anteriores no hayan hecho nominaciones disparatadas y agregado algunos WTF en ellas; el asunto tenía, o solía tener algún sentido, y uno les perdonaba los disparates en algunas nominaciones porque en conjunto había buenas elecciones Aparte, solían tener en cuenta cosas nuevas buenas (algo que mantienen, por suerte, pero este año, salvo un caso, por las muy malas) 

Ese no es el caso de la lista de este año; donde parece que un raro zombie, de los que abundan en The Walking Dead, se les metió en las cabezas a esta gente.  Bah, para qué me voy a andar con rodeos y con cuentos chinos. Eso tiene sentido, pero de una manera medio retorcida. Les explico.

El asunto comenzó a apestar raro desde que la Asociación de Críticos decidió votar a favor de que Ricky Gervais animara de nuevo.  El tipo insultó hasta a la mamá del crítico más fregado de la Asociación, a los invitados, a medio mundo, pues, con una pila de chistes idiotas  y comentarios  con la misma gracia que los chistes de un político, que pudo haberse ahorrado  y que, francamente, me hicieron perderle simpatía a este señor. Una cosa es el contraste entre el humor brit y el americano y otra la grosería: Quiso hacer una gracia y dárselas de ácido y le salió  una morisqueta muy fea. Hasta ese patético día, Ricky Gervais me parecía un genio. Ya no tanto desde los GG2011. Parecía tener sentido que se buscaran otro animador para la versión 2012.

Pero no. Insultos y todo por delante, la Asociación de pronto decidió que Gervais TENIA que animar de nuevo. Los números de rating no es que se dispararon, pero la bulla, eterna amiga de la polémica gratuita, sí subió que jode. Y no me digan que eso no vende. De esa vaina es que están millonarias las Kardashian. Básicamente, esa fue la razón por la que presumo más de uno vendió sus prejuicios después del show y aceptó dejar a Gervais para que vuelva a hacer desastres delante del micrófono.

Y bueno. Con ese antecedente que ya de por sí olía raro, el jueves anuncian las Nominaciones. Ahí se terminó el pan de piquito. Unas novedades más que raras, en algunos casos la gente de siempre, en otros unos disparates nominatorios que no pegan ni con cola. El asunto en drama medio se ve decente a pesar de eso. En comedia? NOOOOOOOOOOOOOOOOO. La lista de cine? Pura Lista A. Todavía me pregunto si la película de la Jolie entró por buena o porque necesitaban traer a los Pitt/Jolie al completico para hacer mucho ruido en la alfombra roja.

Y yo no sé que dirá la gente que se dedica a escribir sobre ésto. Pero cuando estudié por enésima vez la listica entre jueves y hoy, a mí a lo único que me olía esta lista es a necesidad de rating., a necesidad de hacer bulla y tener notoriedad, no a reconocer méritos de nadie. No dudo que hay gente que lo merece y afortunadamente hay unos cuantos aciertos, ya lo comentaré. Pero también hay demasiadas nominaciones que huelen a la inmensa y tremenda necesidad que tiene esta gente de que la noche del 15 de Enero se vean muchas, muchas, pero muchísimas caras conocidas para que la gente se le pegue a NBC. Demasiada necesidad de bulla para mi gusto. No nominaron a Lindsay Lohan, Charlie Sheen, Ashton Kutcher  y al Mc. Combo Kardashian porque no cabían, pero acá creo que si hubieran podido los habrían nominado. Así de patética me parece esta vaina este año. Puro ruido y nominaciones escasísimamente meditadas en más de una categoría. Tiraron la flecha hereje, pues.

Lista de nominaciones y comentarios en televisión, para no extenderme más. 

Best TV Movie or Miniseries
Cinema Verite
Downton Abbey
The Hour
Mildred Pierce
Too Big to Fail


Más o menos la misma vaina que en el más reciente Emmy. Downton Abbey vale la pena, ahora que lo comento.

Best TV Series, Drama
American Horror Story
Boardwalk Empire
Boss
Game of Thrones
Homeland


Acá falta Mad men, fuera de competencia por el culebrón entre Matthew Weiner y AMC que difirió el arranque de la temporada 5 y nos tendrá sufriendo hasta por lo menos marzo del 2012.  Ya debería estar acostumbrada a series que se hacen esperar, pero bueno. 

Incluso con esa ausencia Drama no deja de ser una categoría difícil, pero acá se las quisieron dar de tan geniales y tan innovadores (American Horror Story que ha causado bastante ruido mediático, compensado con la aparición de Homeland que para mí es el mejor estreno de este año, superando incluso a la muy buena Game of Thrones) que se olvidaron de uno de los mejores seriales ever: Breaking Bad. Y la cuarta temporada también fue buena.  Otro olvido imperdonable? The Good Wife, que no ha perdido ni un ápice de su magia. En serio American Horror Story es mejor que esas dos series? NAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!!!!!!!!!

Que explica que colearan a Boss y AHS en detrimento de Breaking Bad y The Good Wife es el punto más inexplicable de esta lista.- Boss sobre todo, una serie estilo House donde quien brilla es el protagonista, no lo demás. American Horror Story no es que es mala, pero a mí no me da para esta lista. Es más efectista que de calidad.

Igual me conformo porque Boardwalk Empire tiene una segunda temporada maravillosa recién terminada con un giro espectacular de historia (los remito al episodio final de temporada) y si gana Homeland le hago una fiesta a mi ojito clínico que la cazó desde hace tiempo, decidió no perderla de vista desde que vio que gente de su siempre querida 24 tenía algo que ver con ella y cuando la vio se quedó pegada a la pantalla de la computadora. De ahí no debería salir este premio si la idea es premiar al MEJOR drama, a menos que quieran adular a Murphy, cosa que no me sorprendería nada.

Best TV Series, Comedy
Enlightened
Episodes
Glee
Modern Family
New Girl


He visto listas MALAS de solemnidad. Pero ésta debe ser una de las peores ever. Comencemos con el desastre más obvio. ¿¿¿QUE CARAJO HACE GLEE EN ESTA LISTA???

Glee va a ser materia de muchas escuelas de comunicación que se dediquen a televisión: de como puedes ir del cielo del rating y la popularidad al subsuelo y al bajón en apenas dos temporadas y media. Y no es porque el material sea una maravilla desde el principio. Siendo honestos hasta la grosería, Glee nunca ha pasado de ser una serie de secundaria con muchísima música  versionada de por medio. Pero vamos, los libretitos, los personajes (Lynch, sobre todo!) y la presentación de la primera temporada tenían feeling y cierta magia, que se diluyó  en la temporada 2 (repleta de invitados hasta para encargado del baño de la escuela) y que en la temporada 3 ha desaparecido por completo. Eso, y que hay mejores materiales rodando por la vida (Community/Parks & Recreation, por ejemplo!), hacen inexplicable que este desastre musical pre adolescente esté aún en las mentes de los críticos y que la piensen lo suficientemente chévere como para merecer aún ser nominada en un premio.

New Girl a mí me parece que ha decaído desde el Pilot. Miento: Es una comedia simpática y mucho de su encanto lo tiene en sí Zooey Deschanel, pero la verdad es que no es nada de otro mundo, tiene personajes que sobran y no aporta mayor cosa al género de comedias. Sobre valorada y media. Le falta un montón. Enlightened es la hermanita fea del revival de HBO: no es tan mala, pero tampoco es tan chévere como para equipararse con la calidad de producción de sus hermanitas en el género Drama. La metieron más por la gente que está en ella que por lo que vale. Episodes y Modern Family es lo único salvable en una lista preparada, demasiado preparada, para que gane la última que mencioné. O es que alguien piensa en serio que Glee puede ganar? UPS....ahora que lo pienso.....Kill me. Kill me now.

Best Actor in a TV Series, Drama
Steve Buscemi, Boardwalk Empire
Bryan Cranston, Breaking Bad
Kelsey Grammer, Boss
Jeremy Irons, The Borgias
Damian Lewis, Homeland

Esta es una categoría que desde hace años es difícil y es, quizás, la lista que mejor paso. Como acá, básicamente, hay un montón de buenos actores, la ausencia de uno se cubre rapidito y sin líos. La ausencia de Jon Hamm no hace esta categoría menos enredada ni más fácil de predecir. Bryan Cranston sigue siendo genial, Buscemi se acaba de mandar una temporada impresionante, Grammer es lo que justifica que Boss esté nominada y tenía mucho rato fuera de estos asuntos desde que terminó su multi premiada Frasier, Irons es siempre tremendo aunque acá me luce el menos interesante....pero acá todas mis simpatías están centradas en Damian Lewis. El tercio siempre ha sido un actor más que sólido (desde Band of Brothers, donde lo conocí) pero ver a su Brody en Homeland y no premiárselo es una canallada. Como a los tipos éstos les encanta premiar gente nueva en al menos una categoría, acá tienen su solución. Rapidito.

Best Actor, TV Series Comedy
Alec Baldwin, 30 Rock
David Duchovny, Californication
Johnny Galecki, The Big Bang Theory
Thomas Jane, Hung
Matt LeBlanc, Episodes

Otra lista de comedia donde la flojera en buscar generó un desastre nominatorio donde buscaron lo que más brilla, no lo mejor en actuaciones. Acá se las quisieron dar de creativos y genios y tiraron la vajilla entera; dejaron un desastre de vidrios que a ver quien lo barre. Baldwin es ganas de nominar más de lo mismo, en la temporada más floja de 30 Rock ever. Sí, a pesar de todo sigue siendo una serie consistente, pero si hay año en que Baldwin no merecía estar acá es éste (salvo que lo hayan nominado para que Gervais se de gusto hablando del reciente incidente del susodicho éste en un vuelo de American Airlines) Duchovny y Jane son lo más aceptable en dos series que no lo son. Nominar la mejor gente de series montoneras no mejora la calidad de la lista, y Californication hace rato pasó su tiempo de gloria. Hung no me encanta para nada. Había gente con más méritos.

Le Blanc ya había entrado en el Emmy. Al menos es algo razonable porque es buen comediante y es convincente en Episodes.

El otro gran disparate de la lista lo protagoniza el último nominado. No niego los méritos de Galecki, y capaz que hasta gana, pero...Acá a alguien debe habérsele ocurrido eso de que "bueno, como Jim Parsons ganó el Emmy vamos a sacarlo para que no digan que repetimos". POR EL AMOR DE CRISTO. Johnny Galecki SOBRE Jim Parsons? COMO un personaje tan normal como el de Leonard se pasó por encima al de Sheldon? ¿Como alguien concibió que ésto tenía algún sentido? Si no entiende mi punto, haga un esfuerzo mental la próxima vez que atrape un episodio de esta comedia y quítele a Sheldon a The Big Bang Theory. ¿Qué queda? Sí, como no, cuando montaron TBBT la hicieron para Galecki y no para el aún desconocido Parsons, pero fue él quien se quedó con el lomito de la serie y es lo más atractivo, mil veces más que la mega repetida historia de Penny y Leonard, de la que hay versiones en TODA comedia que se respete. Galecki tiene una temporada bastante más aceptable que la cuarta, pero tampoco es que el personaje ha variado una barbaridad. La exclusión de Parsons es absolutamente inexplicable. Un desastre de lista, sinceramente.

Best Actress in a TV Series, Drama
Claire Danes, Homeland
Mireille Enos, The Killing
Julianna Marguiles, The Good Wife
Madeleine Stowe, Revenge
Callie Thorne, Necessary Roughness

Otra lista donde lo único objetable es el último nombre. Sobraban series decentes y actrices muy buenas como para dárselo a otro caso de "lo mejor en una serie montonera" (de hecho tuve que buscar para encontrar Necessary Roughness, que no es nada de otro planeta). Ganas de innovar y pasarse por delante mejores nombres en una categoría donde hace rato la calidad sobra.

El resto? Claire Danes es una de las escasas excepciones a la nominación por hacer bulla de pura gente Lista A: Su papel en Homeland es lo MEJOR que he visto en mucho rato y debería ser la primera candidata al premio sin atenuantes. Julianna Margulies sigue siendo la razón número uno para seguir The Good Wife, injustamente negreada en el resto de nominaciones. Mireille Enos fue fantástica en The Killing, y Madeleine Stowe le da mucho de sí a una serie telenovelera pero muy buena como Revenge. Con esos cuatro nombres salvamos el error. Pero yo quiero que gane Danes. Por lo mismo que quiero que gane Damian Lewis. Porque sería algo que me salvaría una noche pavosa.


Best Actress in a TV Series, Comedy
Laura Dern, Enlightened
Zooey Deschanel, New Girl
Tina Fey, 30 Rock
Laura Linney, The Big C
Amy Poehler, Parks and Recreation

 Otra lista donde los disparates están a la orden del día. De Fey es más la bulla. Ya lo dije con Baldwin: es la misma gente de siempre aún en el año donde 30 Rock menos funcionó. No niego la simpatía, carisma y efecto de Zooey Deschanel, pero su serie no me termina de convencer. Laura Dern y Linney son lista A pura, porque ninguna de las dos me impresiona especialmente. Eso debería dejarle el premio a Amy Poehler. Pero.....


Ah no. Acá no lamento mucho la ausencia de Melissa Mc. Carthy (debió estar nominada por Bridesmaids, en realidad) porque creo que al Emmy se le fue la mano dándole un premio por la mediocrísima Mike and Molly, serie que no me acaba de gustar.

Best Actor in a Miniseries or TV Movie
Hugh Bonneville, Downton Abbey
Idris Elba, Luther
William Hurt, Too Big to Fail
Bill Nighy, Page Eight
Dominic West, The Hour
 
Best Actress in a Miniseries or TV Movie
Romala Garai, The Hour
Diane Lane, Cinema Verite
Elizabeth McGovern, Downton Abbey
Emily Watson, Appropriate Adult
Kate Winslet, Mildred Pierce

Como básicamente acá no se rompieron la cabeza....las nominaciones de miniseries y  películas son las que les encantan a estos tipos. Mucha gente conocida, mucha bulla y mucha lista A. Por eso terminan viéndose decentitas. 


Best Supporting Actor in a Series, Mini-Series or TV Movie
Peter Dinklage, Game of Thrones
Paul Giamatti, Too Big to Fail
Guy Pearce, Mildred Pierce
Tim Robbins, Cinema Verite
Eric Stonestreet, Modern Family

La mezcla que suele ser esta lista hace difícil predecir sin salir mal parado. Normalmente acá salen bien parados los nombres más bulleros. Pero Dinklage tiene méritos de sobra. También Stonestreet. Pero....

Best Supporting Actress in a Series, Miniseries, or TV Movie
Jessica Lange, American Horror Story
Kelly MacDonald, Boardwalk Empire
Maggie Smith, Downton Abbey
Sofia Vergara, Modern Family
Evan Rachel Wood, Mildred Pierce

Destacables acá la nominación de Kelly Mc. Donald (brillante en Boardwalk Empire), la de Jessica Lange (con nombre de peso suficiente para hacer ruido) y la de Sofía Vergara (que sacó a la Bowen, ganadora del Emmy, en otra de esas loqueras inexplicables de las nominaciones de los GG). En fin. Tiren un dado y decidan quien gana: la que más lo merezca o el nombre más atractivo.


Suficiente.  A ver quien gana. A mí francamente no me marea mucho (por no decir que no me apetece nada calarme los Golden Globes), pero veremos si el 15 de enero gana la polémica barata o esta gente decide elegir los nombres más decentes de unas listas de patetismo desbordado.

Saludos,


Sigue leyendo...

De vuelta....

Sí, ya lo sé. No hace falta que me lo recuerden. Tenía muchísimo tiempo sin teclear en este blog.

Un buen rato, en realidad.

Y no, no es que perdí las ganas, no pensé cerrarlo, no pensé desaparecer, no he dejado de ver series (parte del motivo por el que este blog existe), no es que dejé de leer (y no creo que ocurra nunca. Hay como cuatro candidatos a "próximo libro a leer una vez que me libere de... " Ya le digo de que)

No ha dejado de gustarme algo del deporte (algo, eso sí. Me gusta verlo, yo no hago ni obligada), así que sigo siendo Magallanera, del Barcelona y el tenis (sobre todo el de esta generación de chicos. Federer, Nadal y Djokovic los favoritos sentimentales de esta adicta) 

No he dejado de oír música. El Ipod (el de 16 GB, el más cómodo y por lo tanto el más rosqueadito de los tres que tengo) ha sufrido más remodelaciones y cambios de canciones y listas de reproducción que una casa de la Misión Vivienda. Dadas mis neurosis y manías musicales, de esas en que un día me gusta una canción y al día siguiente la desaparezco del panorama de acuerdo a lo que me pase, a las canciones que me recuerde la gente o a esa manía de asociar canciones con eventos del día, el espacio está hasta el límite, por lo que cada vez que me apetezco de tener otra canción tengo que borrar algo que dejó de gustarme. Así va desde hace meses. En realidad, debería borrar el Ipod completo y volverlo a montar, pero para eso hace falta....lo que me ha faltado con este blog. Tiempo.

Y tampoco es que dejó de gustarme escribir. Eso no ha dejado de ser algo indispensable.

Que lo haga más corto es otra cosa. Por eso, no por otra cosa, tengo más de 95.000 mensajes escritos en Twitter sin recurrir a copiarme de otra gente, el retuiteo y otras vainas de esas en que la gente que dice ser experta en twitter se especializa, olvidándose que hace como 4 años aprendimos a usar esa guarandinga en 140 caracteres sin tener ni idea que íbamos a hacer con ella y yo, al menos yo, no le paro a los expertos. Sigo tuiteando a mi manera, y al que no le guste que haga unfollow, pues.

Simplemente, lo que pasó, ocurrió y aconteció es que las cosas han cambiado mucho en estos meses, desde el último post que escribí:

a. Los dos meses en que pensé podía dedicarme a rehacer este blog, cambiarle unas cuantas cosas (inclusive la plantilla, que ya está un tanto viejita) y escribir, escribir y escribir, que más o menos coincidieron con la ausencia de mis viejos por unas más que merecidas vacaciones, terminé haciendo de todo, todo, todo, todo y todo menos dedicarme al blog. 

b. Twitter se ha llevado consigo una buena parte de mi tiempo libre. Nada, es demasiado útil para dejarlo de lado. Si en Facebook a veces no sé que hacer, en Twitter no tengo esas dudas. Desde desahogos del día a día, comentarios de series, paja política, paja universitaria, preguntas y respuestas y, en fin, cualquier cosa, es raro el día que no pongo algo. Aunque sea el saludo diario. Y mi timeline es a veces más rápido que Google. Si, vale, los quiero por eso también.

Ah, el comentario del Emmy que nunca lo puse. El doble trabajo de bloguear y tuitear se volvió poco menos que misión imposible porque la gente me volvía loca y cometía demasiados errores (y eso que yo tecleo rápido!), y odio poner posts con errores en mi Blog. Así que sólo tuiteé el Emmy y no me dio chance de comentar en el blog el evento, como es habitual, porque al día siguiente tenía un compromiso que me impedía pasarme hasta las tres de la mañana con la laptop en piernas, tecleando y echando cabeza sobre lo que me gustó o me dejó de gustar.

c. Después de ese, el último evento que he tuiteado hasta ahora, (ah no, se me olvidó el patético introito que fue el Miss Venezuela: Tan malo que apenas me acuerdo cuando reviso la primera versión de esta nota) mis sábados desaparecieron en acción, víctimas de la necesidad de una certificación en inglés que requería para el postgrado (eso tiene cuento aparte). Y entonces, cuando no ocupé la tarde haciendo gratas visitas, llegué a casa directa a dormir o a bostezar viendo fútbol español.

Para resumir la aventura de la certificación le diré que el susto por volver a una clase de inglés se convirtió en sorpresa cuando resultó que todo se refería a manejo instrumental del idioma: en esencia hacer lo que solía hacer acá: traducir artículos, en el caso de la certificación relacionados con Contabilidad y Auditoría. Eso simplificó las cosas a mil dada mi experiencia acá y haciendo subtítulos de series y, a pesar de un sustillo en el examen final, terminé sacando la cuestión sin problemas. Eso no liberó del todo mis sábados. Véase punto d.

d. El postgrado. Después de unos cuantos años donde lo que me limité a hacer fueron cursos, en mi mente diría que los más largos los siete niveles de inglés en el Loscher, las ya-ni-me-acuerdo cuantas semanas en el curso de impuestos del Centro Contable y los mil y un cursitos por ahí y por acá, un noviembre de hace 2 años mi jefe me consiguió un cupo en un curso de Normas Internacionales de Información Financiera (como acá no ejerzo de contadora, le diré que es lo más reciente en mi profesión. Hasta ahí, pues) en un cliente que teníamos en ese entonces, que daba "in company"  una profesora que recordaba de la época del pregrado aunque nunca me dio clase directamente.

Resultó el asunto más maratónico del mundo (no madrugaba tanto desde hacía rato) pero....admito que nunca disfruté un curso tanto en la vida a pesar de la maratón y los madrugones para que el Metro, siempre caótico, me dejara llegar a tiempo. El tema me gustó, la profe me gustó, el resto de los instructores me gustó, entre ellos conocí a un personaje con el que congenié desde el primer momento y todavía estoy averiguando como. Con lo que a mí me cuesta a veces congeniar con la gente a la primera. Damnit timidez.

En fin. Sobró motivación para seguir y volver a la UCV se convirtió en un proyecto posible después de tanto tiempo alejada de las Nubes de Calder, así que al año siguiente me apunté en un Curso de Ampliación de NIIF, y después pasé dos semestres echando una mano como ayudante en ese mismo Curso (trabajo voluntario lo llamaría Hugo - sí, ese mismo en el que pensaron - pero garantizo que eso no tuvo nada de socialista ni de ideológico ni nada parecido. Lo hice porque me gustó la idea cuando me la propusieron, porque ya le había agarrado cariño a ese día pasando por la Universidad y me encantó la idea, así que volvería a hacerlo), he hecho unas dos o tres presentaciones como facilitadora (ellas solas bastarían para un post del blog. Otro día) y después de eso, en septiembre arranqué con una Especialización en Auditoría. Nuevecita la cosa; es primera cohorte y me siento un poco conejillo de indias porque con nosotros prueban todo lo que los demás que sigan el próximo semestre verán un poco más arregladito. Se me olvidaba! Como el horario es flexible debido a que los participantes son profesores (casi todos....) pues nada, hemos visto clases hasta el día sábado.

Me quejaría de todo el tiempo que se ha llevado (y seguirá llevándose a lo largo de todo el 2012. Son 3 semestres y me toca montar tesis, algo que no hice en pregrado porque Contaduría en la UCV no lo requiere) si no fuera que la verdad es que la he pasado en grande, y lejos de sentir tensión con compañeros (incluso uno de ellos me dio clases hace unos cuantos años!) es un momento relajado. La verdad, me encanta. Sumando el Curso de Ampliación, que son créditos de mi postgrado, llevo 2 materias aprobadas y una a tres clases de terminar. Not bad.

Lo cierto del caso es que esas cuatro cosas se llevaron casi todo mi tiempo libre.

Como hay que seguir trabajando, de algo hay que vivir en esta Venezuela socialista loca, quienes han perdido han sido todos mis hobbies, reducidos al repele del tiempo que quede cuando el sueño y el cansancio no pueden más que yo. Y bueno, milagro que no salió el concurso de credenciales en que me metí para dar clase, porque ahí si habría parado en loca. No es que me queje, ya lo dije, y dar clases sigue siendo un proyecto que espero saldrá en el 2012.

Pero así son las cosas. Los hobbies pagaron.

Leer es el más fácil de mantener: el viajecito maratónico en Metro entre Las Adjuntas y Zona Rental da tiempo para leer desde material de postgrado a cualquier otra cosa (la Cosmopolitan mensual que queda de mi antigua razzia mensual de revistas y cualquier libro) y el Ipod de por sí viaja a cualquier lado conmigo. Cambiar una o dos canciones no lleva más de 10 minutos, algo más si me toca bajarlas.

Pero lo que sí pagó, y rudo, fue todo mi tiempo de seriéfila, el de cinéfila y el dedicado a escribir este blog. Ah bueno, el de limpiar, el de ordenar la zona esa que llamo habitación....mejor no sigo que me pongo a llorar y bastante que ha llovido últimamente.

El de seriéfila de por sí ya era corto y ahora es mucho más corto. Se mantiene porque es lo que me suelen preguntar en Twitter.  Perdí la cuenta de los atrasos que llevo en episodios de series y nuevas solo veo si cuentan con un montón de menciones positivas vía feed o inspiran mi curiosidad habitual en el tema televisivo. Si no, ni me molesto.  Afortunadamente, el ojo clínico para atrapar buenas series sigue funcionando (por él capturé Homeland, para mí el mejor estreno de esta temporada y no fue solo porque en él está involucrada gente de mi muy querida 24) y con todas sus fallas existen vainas como Cuevana. Sin eso estaría más perdida aún. Ah no, no me ha dado tiempo de evaluar Netflix. En algún momento legalizo las cosas.

Este.... sí. El feed todavía funciona.

El de cinéfila si desapareció casi por completo. Perdí la cuenta de cuál fue la última película que vi en una sala de cine y ni hablar de las que he visto vía DVD. Creo que la última que vi aún está en el DVD Player: La Sociedad de los Poetas muertos y no me pregunten por qué me dio por repetírmela porque ni me acuerdo ya de los motivos por los que lo hice. La lista de deudas con el séptimo arte es laaaaaaaaaaaarga y algún día tendré tiempo para rebajarla.

Y ni hablar del tiempo del blog. Desapareció. Once posts en todo el 2011 hasta que comencé a escribir éste el viernes en la noche es demasiado poco material. Twitter es tan inmediato que resulta atractivo escribir ahí y por mucho tiempo fue más divertido que redactar mis enciclopédicas notas.

Pero el lado en mí que necesita más de 140 caracteres para expresarse lleva rato sufriendo. Tenía que poder conciliar las dos cosas, pero le daba largas en aras de priorizar otras áreas. Hasta que las nominaciones a los Golden Globes del jueves en la mañana hicieron explotar, por fin, la necesidad de poner a funcionar mi blog de nuevo. Con twitter no me da para hacerlo a mi manera. Acá si puedo.

Así que bueno. Acá ando de nuevo. No sé con qué frecuencia lo haré porque el tiempo sigue siendo corto y mi temperamento una vaina seria. Pero acá estoy.  La temática de este blog va a seguir siendo la misma, en la medida en que pueda escribirla.

La plantilla se queda tal y como está porque entre los cambios de Blogger que aún no termino de entender por donde van y lo que lleva modificarla necesitaría una semana y pico que no tengo. Lo que sí hice: algunas modificaciones en los gadgets:  refresqué el texto de mi perfil y el que introduce este blog, eliminé cosas que ya no tenían mucho sentido (menos los facts de Jack Bauer. No pude borrarlos y acabé riéndome de nuevo con la página que aún colecciona esas tonterías donde mi muy querido agente es protagonista, así que los refresqué) y me queda agregar alguna forma de que puedan compartir mis notas en Facebook y en Twitter, en el supuesto de que alguien quiera hacerlo. 
Así que bueno...I´m back..

Saludos,

Sigue leyendo...

Blog Widget by LinkWithin