miércoles, 29 de agosto de 2007

De como un bastòn se convirtiò en objeto de culto: House, M. D.






En mi nota anterior aludìa a como naciò mi particular adicciòn al serial de los minutos màs locos de la tele (en el mejor de los sentidos) En esta ocasiòn le toca turno al doctor màs irònico de la tele.

Lo màs divertido del caso es que de House supe solamente vìa prensa y despuès de leer unos doce mil artìculos semanales donde aludìan a un mèdico particularmente neuròtico. Conste que me dio curiosidad, pero no logro ubicar mentalmente dònde fue que comencè a interesarme en serio por capturar House. Yo tenìa que verlo, eso sì.

Y la verdad, Còmo fue que House me capturò a mì. Porque fue algo mutuo, definitivamente.

Como yo hasta el momento en que comenzò House no solìa ponerle demasiada atenciòn a Universal Channel, pues no me enterè de que lo transmitìan sino hasta pràcticamente el final de la temporada. Creo que fue en Febrero del año pasado. Pero supongo que estaba destinada a verla. Me encontrè con Three Stories, episodio previo al final de la primera temporada. Una autèntica joyita de ediciòn e historia con un final impactante y hasta simpàtico en el punto en el que House descubre por què el profesor titular de la Càtedra de Diagnòstico estaba enfermo.

En fin, 24 necesitò unos doce capìtulos para seducirme. House me matò de un bastonazo. Con un episodio me volviò fans pero bàrbara.

A la semana siguiente estaba colgada a Universal para ver lo que seguìa. Pero como los horarios de repeticiòn de Universal y yo no nos llevamos lo que se dice super, para no decir que nos llevamos horriblemente mal, optè por el remedio mayor para los problemas con la tele: el todopoderoso DVD player. Y sin escalas, en original. Lo peor que podìa pasar era que tuviera que revender la serie en Mercado Libre, algo que despuès resultò no ser muy probable que se dijera.

House me llegò cerca de la Semana santa y recuerdo que me clavè toda la primera temporada (22 episodios, creo que eran) en unos cuatro dìas. Pero era algo histèrico que sòlo me habìa pasado meses antes con Jack Bauer. Histèrico totalmente en el punto de que de una me encantaron los personajes (los pobres asistentes de House, el lindo Wilson, la voluble Cuddy, que tanto detesta la loquera de House como lo respalda incondicionalmente), me fascinò la malacrianza de House, Hugh Laurie es un actorazo de mil demonios que merece todos los premios de este mundo y algo màs porque sòlo el cambio de acento le vale miles, me atrapò totalmente la historia de la serie y la manera como se exponìan los casos mèdicos, yo que de medicina no sè ni un pelo, y el asunto pasò por episodio tras episodio visto consecutivamente. Se terminaba, cambiaba a otro. Fue lo mismo que 24, pero màs histèrico porque no tenìa que levantarme temprano por andar de vacaciones toda la semana, asì que por lo menos tres sesiones de episodios las terminè a las cinco de la mañana. O con el cambio de DVD, lo que ocurriera primero. Fue una gran Semana Santa. Se los garantizo.

El de la segunda temporada lo comprè meses despuès, siguiendo la temporada vìa Universal, pero me llegò una semana antes de que transmitieran No Reason. Ese capìtulo lo vi aferrada al sofà y creo que me quedè muda de asombro con el final. Me habìan engañado y poquìsimas veces me ocurre eso!!!!!!! Genial. De lo mejor de House!

Y de ahì recomendè House a medio mundo entre mis amistades sin ningùn temor. Con el mismo episodio que me mareò a mì, que sigue siendo mi favorito....con The Reason, que es magnìfico...y en realidad con cualquiera, porque es un serial que se las trae y creo que faltan al menos dos temporadas para que nos aburramos de la malacrianza de House. Ha mareado a màs de un amigo al que le vendì la serie. Y ahora espero la temporada cuatro. No aguanto dos pedidas!!!!!! Bueno.....y unas cuantas amanecidas, porque la tres debe andar en camino de mi casita.

Saludos,

Reacciones:

3 comentarios :

  1. House es ley.
    Mi historia eso sí es un poco distinta. A mí me comenzó toda la picazón televisiva por 24 claro. Era un momento donde 24 24 y 24 era mi único argumento. 5ta temporada y todo el polvo que levantó. Por cierto que un amigo me venía confirmando hace mucho que la viese, porque yo quería verla pero los horarios me lo impedían.
    Con House fue algo similar, nuevamente la presión de mi amigo a que la viera porque era genial. Y bien, un día me atrapó en su casa él, así que como buen invitado, tuve que rendirme a verla.

    Así sucedió la historia.
    El primer episodio que me tragué fue fabuloso, tuve fortuna de pillarme uno de los más críticos que he visto en la serie, respecto del tópico de House vs Enfermedad: All In (2x17)

    Desde el dramatismo con el que presentaban, el carisma ilimitada de House, el vestido deslumbrante de Cameron, el apagón de revoluciones a Chase, Cuddy media ebria y a punto y Wilson ahí jugando a chivo expiatorio (conste que Eric lo dejo aparte porque no hizo mucho destacable en ese episodio)
    ...
    Y un sinfín de cosas más, me adhirieron de inmediato.
    Por supuesto, la serie ya me había convencido, no totalmente, pero era un paso gigante.
    La semana siguiente bienvenido fue Sleeping Dogs Lie, la de las lesbianas. Que también me impactó un poco por el tema de que ella quiere terminar con la otra y que el amor y esas tonteras medias cursis, pero justamente no pecaba de cursilería.

    Y algo así empezó todo.
    En resumen, House siguió enganchándome de a poco. Como soy algo hereje en la vida, apliqué viendo la segunda temporada, donde la primera ni la había tocado. Así fue como me vi la segunda temporada antes que la primera, donde, por supuesto, no he visto Three Stories. Pero me la he pasado igual de bien con Meaning, Son of a Coma Guy, Half-Wit, y muchos otros. Son tantos que me volvería más odioso que ahora escribiéndolos.

    No entiendo cómo hay gente que despecha de House, incluso llamándolo de repetitivo. Meto las manos al fuego que la tercera temporada de House fue bastante distinta a las anteriores. No necesita de avisos de cambios de argumento, porque no es una historia tan elaborada, es el carisma del propio Laurie y los personajes quienes hacen la serie. La historia pasa a segundo plano, por detrás de lo que pueda querer mostrar la serie. Y vaya que sí mostró muchos momentos emocionales la tercera temporada. Indistinto claro de las temporadas anteriores, donde se vislumbra más dramatismo por los casos en sí.

    En fin, te dejo opinión como indicador para que sepas que alguien te lee, y a ver si así no se nota tan solitario el blog.

    Saludos mrs.
    Mr. McDreamy.

    ResponderEliminar
  2. Marear?? Qué es eso? jajajajaja!

    Les cuento: Esta Adicta loca junto con dos amigas más me empezaron a marear para que viera House. Yo ya lo había visto una vez porque otra amiga me había dicho, pero no me pude enganchar porque siempre me olvidaba los horarios. Pero me marearon taaaaaanto que dije "bueno, voy a probar de nuevo". Lo primero que hice fue preguntar si no había problema en ver los epis que estaba dando Universal (repeticiones de la 2° temporada) sin haber visto la 1°. Y me dijeron que me podía enganchar igual porque no hay tanta historia de personajes. Así fue que esta Adicta me hizo un resumen kiloméeeeeetricoooo (jajajaja!) de la 1° temporada, donde creo que lo único que le faltó poner fue el grupo sanguíneo de House. :P

    El primer epi que vi en Universal fue el 2x08 "The Mistake". Y me atrapó. Después otra amiga me fue bajando los de la 1° temporada y en una época veía de a 4 en una noche. Conclusión: me enganché en noviembre del año pasado y ya en marzo de este año había visto las primeras dos temporadas, justo para cuando empezaba la 3°.

    House me atrapó como bestia, y eso que yo soy muy dura para engancharme con series. Pero esta es increíble. Me MATA de risaaaaa! Y además tiene a esa preciosura de Wilson (comentario baboso infaltable! la Adicta me entiende jajajaja). Demasiado buena serie como para perdérsela!!!

    Así que, gente, las recomendaciones de la Adicta sirven!!! Ahora yo soy como House con el Vicodin!!!! :P

    ResponderEliminar
  3. La verdad, yo tampoco puedo entender cómo es que dicen que es repetitiva.

    A mí en esta temporada el "malvado" de House me hizo creer que iba a cambiar, que iba a dejar de usar el bastón, que iba a ser más sensible... Y hasta me asusté un poco porque no quería que me arruinaran la serie tan pronto. Pero noooooo! Me engañaron y entré como la mejorrrrrrr! Cómo aplaudí en "Merry Little Christmas" cuando House le dice a Wilson "Nothing's changed"!!!! Jajajajajaja!

    Me encanta cómo siempre los casos se dan vuelta y uno queda que no lo puede creer. De la pavadita más insignificante, House saca la solución. Es un genio! Y de Laurie, ni hablar. Por el solo hecho de que me hizo creer que House iba a cambiar se merece todos los Emmy, Golden Globe y tooooodos los premios del mundo. Amo ese sarcasmo, la relación con Wilson, la relación con Cuddy... todo en esa serie es espectacular. Repetitiva? Nah! El que dice eso, que se ponga a verla antes de hablar!

    ResponderEliminar

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!