domingo, 2 de septiembre de 2007

De Chàvez y otras hierbas....

Este blog no està exento del tema político. Por dìas uno quisiera aislarse en un globo, una habitaciòn aislada, un sitio donde no se supiera de polìtica por una buena temporada. Pero teniendo Internet y siendo como soy una adicta incurable a saber què pasa en el planeta, eso es misiòn imposible.

Igual pasa en este blog con el comentario polìtico. Siendo Venezolana y hasta cierto punto vìctima de los disparates de este gobierno, es poco menos que imposible ignorar el tema y acà va la primera evidencia de eso.... Pues sì. Como podrà intuir, soy anti chavista y de toda la vida. Cuando todo el mundo se dejò marear por los deseos de cambio radical de la porquerìa de polìtica que se vivìa acà, allà por el 98 y comenzaron a escuchar al tercio éste, yo sòlo me quedè con una impresiòn desde la primera vez que lo escuchè, resumible en la siguiente frase:

Es un hablador de pazguatadas.

Lo malo es que no estaba equivocada. Diez años han pasado de eso y todavìa sigo pensando que el hombre es un hablador de pistoladas. Y sigo creyendo que el hablar de màs no se traduce en nada positivo. Si ha cambiado cosas es por que una cosa importante en este proceso es que la gente pensò demasiado fàcil en dos cosas: que el gobierno seguìa las reglas del juego que venìan de años previos, y que hablaba paja pero no hacìa. El tiempo ha demostrado lo contrario.

En fin. Yo nunca votè por èl basada en esa intuiciòn, y debo ser de las pocas personas que hoy en dìa dicen eso. No diré que vanagloriarme por ello. Esto no es un acierto del que estè precisamente contenta, más cuando vamos para nueve años aguantando esta loquera y el tipo dice necesitar otro montòn de años para consolidar el sistema "socialista" que pregona. Peor todavìa.

Reconozcàmole algo a Chàvez, de entrada. Llegò cuando la decepciòn con la vieja polìtica de la guanábana (adecos/copeyanos) era mayor. Cuando la corrupciòn habìa hecho estragos. Se logrò comunicar con un gentío que gobiernos anteriores olvidaron por completo. Los hizo sentir que valìan algo, aunque cada día demuestre màs que en realidad le importan un cuerno. Les hizo sentir que la inseguridad, mal de todos los dìas y en todos los gobiernos, se resolverìa. La gente querìa orden, seguridad y menos corrupciòn. Querìan ser tomados en cuenta y atendidos. Eso, màs un tercio que es lo suficientemente carismàtico y sabe manejarse con càmaras y micròfonos, aunado a una labia fenomenal, es lo que lo tiene en el poder. No nos vamos a caer a cuentos chinos.

Lo malo es que casi nueve años despuès el tipo sigue siendo lo suficientemente hàbil para separar su pèsima gestiòn de lo que es su imagen de "lìder" y por ello aùn hay màs de un ingenuo entre sus seguidores que piensa que "al Presidente no le dicen la verdad" y lo piensan aùn ante los desplantes del lìder que solo quiere obediencia y ser escuchado en sus infinitos discursos anti imperialistas y pro socialistas, aunque hasta ahora haya sido incapaz de definir lo que es el Socialismo del siglo XXI. Un socialismo indefinido que restringe ciertas cosas en favor de otras: nunca se habìa visto tanto dinero en la calle ni tanto estìmulo al consumo. (en menos de cuatro meses me han caìdo en las manos CUATRO tarjetas de Crèdito. O sea!) Es un gobierno contradictorio, con una ideologìa que parece estar definida, pero que no ha calado realmente en el populacho a juzgar por las reacciones a ciertos anuncios.

En pròxima nota me explayarè màs sobre el punto que nos tiene locos últimamente: el tejemaneje de la Reforma Constitucional. O la reforma de la reelecciòn indefinida. Que eso da para unos cuantos análisis. Màs con el cuento de carretera de las seis horas diarias de trabajo.

Saludos,



Reacciones:

2 comentarios :

  1. Me gusta mucho tu blog. No sé cómo llegué hasta aquí, pero la verdad es que hace más de 40 minutos que llevo leyéndolo. Tengo 47 años, soy de Buenos Aires y aunque esposa, madre, profesional y eterna estudiante, todavía rescato pequeños "vicios" de mi juventud. Me encanta Kiefer Sutherland, soy fanática de House y me interesan las noticias y las opiniones de los latinoamericanos, tal vez porque somos terriblemente familiares aunque no compartamos el mismo territorio o estemos eternamente emparentados por las mismas penurias, gobernantes, corrupción, inseguridad y destinos inciertos.
    Gracias nuevamente por compartir tu blog.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por leerlo! Y es un placer conocerte. Espero que continùes por estos predios: De House y Kiefer le doy hasta la sopa, de polìtica intento que sea menos, pero retomarè el tema en algùn momento que tenga hìgado para ello. Sì, hay que tener hìgado a veces sobre todo con la saturaciòn polìtica.

    Saludos,

    ResponderEliminar

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!