jueves, 13 de septiembre de 2007

En una noche tan pavosa como èsta... (Miss Venezuela....)

Yep. Como todos los años, noche del Miss Venezuela.

No, ni se le ocurra. Acà no hago predicciones. Miss Venezuela vi desde que tengo memoria y mi madre lo ponìa religiosamente, y si me jurunga la memoria capaz y le puedo contar màs de una coreografìa del Joaquìn Riviera, como lloriqueò la Sayalero cuando ganò el concurso de marras o no sè, cualquier otro lìo de los que han sobrado en este concurso.

Eso hasta hace unos cinco años que dejè de molestarme en verlo. Preferì dedicar mi tiempo del jueves del concurso a cosas màs entretenidas. El Miss Venezuela es uno de esos eventos que se repite, año tras año, predecible y pesado....lo ùnico que cambia son las caras de las Misses. Pero hasta la forma de desfilar es igualita. Què se puede decir de esta fàbrica de silicona, animadoras y actrices? La verdad, no es que denigre: Osmel Sousa y su concurso es la mejor fàbrica de este paìs. Tanto que aùn con socialismo del Siglo XXI en puertas, sigue fabricando carricitas que mañana estaràn copando las pantallas de televisiòn sin necesidad de pasar por ningùn curso de locuciòn, actuaciòn, canto o las tres anteriores a la vez (Capaz y alguna termina parando al "canal de la diversidad" (todos los canales gobierneros) hablando del Che. Cosas peores he visto en nueve años)

Ah, en fin. Las màs hartantes de este concursito por las que me niego al suplicio de aguantàrmelo de nuevo?

1. El himnito. "En una noche tan linda como èsta....." sip, dudo que se me olvide la letra. Pavoso, pavoso, pavoso. Pero todos los años suenan las mismas vocecitas. Eso sì, a las siete estàn como un clavel. Es la ùnica noche en la vida que aspiro que Chàvez atraviese un cadenòn de seis horas. No màs por verle la cara a Cisneros.

2. La clonaciòn de misses: No sè usted, amigo lector, pero le cuento. La semana pasada (ni me acuerdo cuando) había en algùn periòdico un suplemento con las Misses de este año. Juro que no sè quien es quien. Todas se parecen, todas tienen ocho kilos de maquillaje, los cabellos alborotados y re peinados y las uñas igualitas. Alguna màs oscurita que otra, (nada màs oscurita) pero es irrelevante porque con tanto maquillaje ni te enteras.

Asì que me da lo mismo si es Miss Miranda, Miss Chàvez o Miss Sabaneta.

3. Las coreografìas del Riviera: No sè. Todas las veces que las vi sentìa una sensaciòn de deja vu. Los mismos pasos, el mismo bululù de gente y los mismos cantantes doblando hereje (segùn para evitar problemas y errores, dice el Riviera) De vez en cuando salen con algo excèntrico: un elefante en el escenario, un jeep que no tiene ni para donde rodar (juro que el año que lo sacaron esperè, sàdicamente, a que se cayera del escenario) o el enèsimo homenaje a algùn tercio(a) que hace años que no ves y que inevitablemente va a estar màs estropeado de lo que da tu imagen mental.

4. Las entrevistas. La mamà de Tarzàn. Por què en el casting del Miss Venezuela no incluyen un cursito de oratoria y hay que ligar que ganen para ver si hablan algo màs decente? por què escuchar a alguna de estas mujeres muy pocas veces es algo interesante? por què a las preguntas de siempre (nunca se dan cuenta de que preguntan las mismas idioteces año tras año) repiten las mismas sandeces? Por què siempre eligen a tercias que en su vida sòlo tomaron los libros del colegio, que nunca usaron? Por què siempre que les preguntan por el libro predilecto acaban con el fastidio de Doña Bàrbara cuando no tienen ni idea de quien es Santos Luzardo? Por què, por què, por què?

5. El siempre enoooooorme jurado, compuesto de un 50% de señoronas de la alta sociedad a las que no me interesa conocer, un 40% de imbèciles con caras evidentes de que no han elegido nunca ni la camisa que se van a poner ese dìa pero les da cachè estar en el Miss Venezuela y un pìrrico 10% de gente con cara de que sì sabe donde està parada, pero que probablemente votaràn por lo mismo que el 90% restante.

6. El desfile en traje de gala. No importa que ese año estèn de moda los vestidos pegados al cuerpo o los pantalones tubito brillantes: siempre hay alguna que elige un traje de quince años de hace por lo menos treinta años. Vuelos, lentejuelas, espejitos y trajes aparatosos para estas tercias que no hace tres dìas andaban en pantalones pegaditos y zapatos de plataforma.

Aparte, la infaltable mùsica de piano bar con versiones hiper estropeadas de cantantes y canciones de moda. Dios.

7. El cantante invitado: Siempre algùn cantante o grupo perdido que està de moda ese año. Ni pendiente con las misses. Canta (dobla, màs bien)la canciòn (es) que tenga pegadas ese mes y se larga. Asunto terminado. Los honorarios màs fàcilmente ganados.

8. Los animadores. Sea quien sea, por regla general: Nunca practican los nombres de las damitas èstas, por lo que siempre se enredan, repiten todos los años las mismas frases, se enredan abriendo los sobrecitos, le repiten incesantemente a la lectura de finalistas que "no tienen un orden especìfico" (Sì, Luis) y se quieren emocionar màs que las ganadoras.

9. Lo largo. No sòlo es la sobre abundancia de clones, animadores mediocres y cantantes de moda (incluyendo mi sobre odiado regguetòn) sino que eso se alarga hasta la eternidad. A las doce de la noche, cuando ya pegò la semana en la mente porque aùn te toca echarte ocho horas el viernes, despuès de doce mil comerciales hiper gritones, repetidos y promociòn hasta del programa que dan a las cuatro de la madrugada en Venevisiòn, justificados en el punto de que hay que pagar a quien les da el dinero para los retoques de cirugìa....es que de pronto sueltan quien ganò esta tortura china. Y nada que lo recortan.

y 10, el inevitable final. Despuès de que usted se aguantò el sueño leen a la ganadora finalmente. Fijas de siempre: la tipa llora como degenerada (nunca he sabido si es realmente por que gana el concurso o porque sabe que le tocarà estar con los taconazos y el vestidito hasta las y tantas de la madrugada) y la corona nunca, jamàs, never, ever, le quedarà ajustada, por lo que tendrà una antiestètica mano permanentemente en la cabeza para que el coronòn ese no ruede y se desparramen las piedritas de utilerìa.

Nada. Esta noche me sale sesiòn de ironìa mèdica. Lèase....House. El mejor medio para tratar de recuperarme de este gripòn de pacotilla que cargo encima desde ayer.

Saludos,


Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!