domingo, 11 de noviembre de 2007

Samantha who? 1.01 - Pilot - La amnesia convertida en un vacilòn


Pocas veces, despuès de mi temporada con Friends (de la que no he contado acà, lo debo hace rato) me habìa puesto a ver comedia gringa. Es que pocas veces se sale de los mismos temas, las mismas burradas y los mismos chistes malos.

Pero con Samantha Who? Estreno de esta semana de la nueva temporada con Sony Entertaiment Television, y que sòlo me decidi a ver por curiosidad de ver què hacìa ahora Jean Smart (Conocida en los predios de los fans de 24 como la inefable Martita Logan, acabè encontrando una autèntica joyita. Quizàs con demasiados estereotipos (sobre todo la base de la "amnesia retrògrada") pero bien actuada y mejor manejada, que acabò fue hacièndome reìr toda la media hora de programa.

Una breve reseña de la historia de esta serie. Samantha es una chica que sufre un accidente de trànsito por lo que queda en coma durante ocho dìas. Cuando despierta, se da cuenta que no recuerda a nada ni a nadie. Y entonces se comienza a dar cuenta de que existe una Samantha, a la que no recuerda, pero cuyo caràcter era horriblemente desagradable. Toda una "joyita", pues.

A lo largo, como siempre:

Lo mejor:

1. Christina Applegate se la come con un personaje que le permite sacar dos caras. Por un lado la Samantha repelente que era antes del coma; por otro lado la Samantha que depende de los demàs para saber què era lo que hacìa en su pasado. Muy bien logrados ambos extremos a pesar de la velocidad suprema del Pilot que no dejò captar del todo las diferencias. Pero como el chiste està en ver en què cambia con respecto a su personaje pasado, està bien. Demasiado bien.

La mejor escena? Indudablemente, la escena en que Samantha va a parar a una reuniòn de Alcohòlicos Anònimos y terminan sacàndola, no sin antes ella probar todos los dulces que habìa en la mesa del cafè y sacar el relato de su caso. Excelente!

Otra que me encantò: la cara de Samantha viendo sus vestidos demasiado escotados. Es que tengo una hija? Aulla ante un vestido negro demasiado cortito. Demasiado buena!

2. Los padres de Samantha me sacaron hasta las làgrimas de la risa. Jean Smart (harto conocida entre los fans de mi adorada 24 como la hiper loca, pero màs cuerda que nadie, Martha Logan) se almuerza el episodio en la primera escena, en la que uno comienza creyendo en ella como esa madre sufridìsima y preocupada por su hijita en coma y lo que està es filmando el video para que le hagan un Extreme Makeover a su casa. Literalmente llorè de risa. El padre con ànimo de vendedor (Mi nombre es Howard, toma mi tarjeta) tambièn me re encantò. Demasiado geniales los dos.

El chiste de que se besaran Samantha y Todd para ver si ocurrìa algo similar a lo de la Bella durmiente fue tambièn para delirar de risa.

3. Los amigos! Barry Watson me luce màs gracioso y simpàtico que el incomprensible Brian de What About Brian que nunca se me hizo nada atractivo. Como Todd acà es simpático aùn cuando te enteres de que una de las causas del coma de Samantha fue la pelea que tuvo con èl antes del accidente cuando èl decidiò dejarla sospechando que ella le jugaba sucio. (y vaya que sì se lo jugaba) Melissa Mc. Carthy me recordò demasiado a Sookie en Gilmore Girls, pero le quedò chèvere su trabajo. La tal Angela es el propio estereotipo andante, pero se hizo graciosa en todo el capìtulo; sobre todo cuando a Samantha se le escapa una frase bien chocante ante la tercia que espera que se salgan de la sala de abrigos para recoger el suyo.

4. Un pilot bien dinàmico, movido y de buena sitcom, aunque en ocasiones demasiado ràpido para entender què pasò.

5. El tercio de la puerta, aunque me puso a sufrir recordando la huelga de guionistas que ya afectò mi serial predilecto y va por otros a paso de vencedores, como dirìa cualquier chavista que se respete. Bad, bad, bad.

Lo peor:

1. La falla de todos los Pilots, ùltimamente, es querer machacarnos en el tiempo de la serie (1/2 hora en este caso) la historia para que nos guste. Es el caso. El pilot (y las ganas de seguir viendo la serie) pasan por un acelerador que salvan las actuaciones que son geniales, pero no te deja del todo claro la historia. Salvo los dos flashbacks, no habrìa deducido nunca el lado "malo" de la anterior Samantha.

y 2. El exceso de estereotipos, pero ese es mal de todas las comedias gringas. Si te pones a sondear en anteriores sitcoms los personajes y la historia, seguro haces los antecedentes con un montòn de comedias ya terminadas. No es que le aporta nada particularmente nuevo al gènero en sì.

En fin. Creo que le seguirè dando un ojo. Al menos rebosa simpatìa, buen trabajo y unas actuaciones decentes. Y es de lo mejorcito que se han traìdo para esta temporada que por la huelga presiento que serà màs corta de lo ordinario para los fans de series de televisiòn. Muy buen comienzo para algo que promete. 9/10.

Saludos,



Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!