martes, 5 de febrero de 2008

Algunas cositas màs que dijo Donald de Kiefer....



1. Las llamadas que pudo hacer Kiefer....eran a cobro revertido. Donald pagò un depòsito para que su hijo pudiera llamarlo cuando lo necesitara, dado que se negò a permitir que lo visitaran. Las llamadas, como comentè en el post anterior que dediquè al tema, eran de un màximo de 14 minutos cada dos o tres dìas.

2. Mi pobre muchachito.....snif, snif, snif. La veintiùnica queja de Kiefer con respecto a su temporada en prisiòn? el frìo. Segùn Donald, en varias llamadas dijo que estaba congelàndose en Glensdale. Lo còmico? cuando fueron a cenar Kiefer bromeò diciendo que en ese lugar estaba congelàndose màs que en la càrcel.

(serà por eso que no se baja de los abrigos en las ùltimas fotos que le he visto. Kiefer siempre me ha dado la impresiòn de que es friolero con riñones...)

3. Donald reiterò que la decisiòn de no recibir visitas fue de Kiefer. Indica que no conoce las restricciones que habìa, pero igual Kiefer decidiò que no querìa visitantes.

4. Padre al fin: el restaurant donde se reunieron ya lo habìan visitado antes en par de ocasiones. Kiefer comiò como un degenerado esa noche (I couldn`t believe how much he ate!) Y Donald terminò la noche encontràndose con Roeg, otro de sus hijos.

Me dio frìo. Y vaya que por acà tambièn anda haciendo un tiempo horrendamente helado lately. Venezuela, paìs tropical, y un frìo horroroso.

p.d. De acuerdo a otra nota de People, no fue la ùnica comida de ambos esa semana. Debieron quedarse con vainas que contar, porque dos dìas despuès volvieron a salir, sòlo que esa vez los papparazzi no los atraparon.

Fuente: Entrevista a Donald publicada en Moviesonline.

Saludos,

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!