viernes, 22 de febrero de 2008

Bitàcora de viaje, parte 1 - El susto con lo del aviòn de Santa Bàrbara


Par de dìas pràcticamente ausente del blog. En cierto modo falta de ganas de escribir: Lo llamarìa màs cansancio mental que fìsico. Y un poco de jaqueca no causada, precisamente, por los efectos del cumpleaños recièn terminado el viernes y no causado por la habitual fiesta. Salvo una torta que hizo mi madre, no festejè ni bebì un cipote, salvo una Solera el jueves entre once y doce que fue màs para pasar el disgusto que con ànimos de celebraciòn y algo de vino hoy en la tarde en el almuerzo. Pasàrsela con sueño y, lo confieso.... asustado no es precisamente lo que uno harìa el dìa del cumple de una, pero eso fue lo que terminè haciendo ayer luego de regresar, por fin, de mi particular aventura en Maracaibo por culpa de Aeropostìn...digo! Aeropostal.

Da vaina echar este cuento en medio de lo que duele ver lo relacionado con el accidente del aviòn de Santa Bàrbara Airlines. Es horrible, y apenas uno ve ese tipo de cosas sientes que el disgusto que puedas haber pasado es una naderìa. Me duele que jode. Y asusta, màs a una que de vez en cuando toma aviones (Aunque no a Mèrida. Le tengo el miedo hereje a viajar a Mèrida y San Cristòbal en aviòn por que esos aeropuertos, màs inseguros y riesgosos no pueden ser. Yo viajè a SC en la fallecida Avensa y juro que no me quedè con ganas de volver, aunque San Cristòbal me gustò que da pena. Aùn me da algo en el estòmago cuando recuerdo las subidas y bajadas del aviòn de Avensa, y nunca me he olvidado de eso, ni he querido volver a San Cristòbal, al menos no en aviòn. Y eso que despuès de ese viaje me he subido en aviòn unas cuantas veces màs)

En fin. Cuando uno anda pasàndose el disgusto particular que puede representar que una lìnea aèrea decida dejarte botado en otra cudad, bien lejos de tu casa y sin mayor explicaciòn, te preguntas si el asunto fue irresponsabilidad o algo que provocò que evitaras volar justo la noche en que otro aviòn ya se habìa estrellado.

Nunca lo sabrè. En fin, doloroso lo del aviòn de Santa Bàrbara. Había una larga lista de profesionales, no sòlo destacarè lo de Italo Luongo a quien creo que medio paìs escuchò o vio alguna vez. Yo misma lo escuchè, con poca frecuencia en estos años pero no era raro verlo por ahì u oìrlo cuando se trataba de lìos internacionales. Habrìa sido un gran alcalde en Baruta, si es verdad que se iba a lanzar como dicen por ahì, porque cualidades y profesionalismo tenìa y era una de las pocas cabezas serias y pensantes de la horrorosa oposiciòn que nos gastamos en este paìs de locos.

Igual se puede decir del resto Gente valiosìsima que se perdiò en menos de diez minutos... gente de Paragon (los que manejan Maxi Papel), Procter & Gamble, Cenamec...nunca sabrè si se confirmò que iba alguien del Registro Nacional de contratistas por el que un joven compañero de desventuras el jueves estaba tan preocupado.... y todo por un accidente que... vaya a saber què fue lo que pasò realmente con ese aviòn. Yo no soy tècnico aèreo ni sè nada de aviones salvo subirme en ellos unas cuantas veces al año.

Que en paz descansen. Todos. Los 46 que perdieron la vida en este horrible incidente. Creo que en mucho esa es parte de mi jaqueca el fin de semana y la ausencia del ànimo festivo habitual en la fecha especial de una.

Y para mì aparte de èsta? Què piensa una? Què le puedo decir. Quedarse botado en un aeropuerto oyendo rumores de un aviòn perdido y despuès siniestrado no es precisamente la clase de cosas que una quiere escuchar antes de volver a casa luego de un maratònico viaje. Y menos leerlas. Pero bueno, para eso son las conexiones inalàmbricas de gratis: para ver vainas en Internet y en mi caso para sentirme en algùn modo en confianza, aunque leer sobre el tema no fue precisamente nada alentador luego de saber lo que habìa pasado con este vuelo. Me asustè. Aparte del enorme disgusto de un incidente patètico que arruinò mi agenda laboral y de cumpleañera. Pero eso fue justo lo que me pasò con Aeropostìn (apodo que desde hace años le puse a Aeropostal) hace un par de dìas y que me hace dudar realmente de un montòn de cosas, incluyendo el supuesto control de este gobierno que es cuento chino: se meten en lo que no les importa y en lo que sì deberìan controlar, regir e incluso cerrar, no le paran la mas mìnima....b***.

El relato de esa particular aventura, se lo cuento, con lujo de detalles, en el post que sigue a èste.

Saludos,

Reacciones:

1 comentario :

  1. Es realmente lamentable lo sucedido, creo que la mayoría de los Venezolanos nos sentimos de una u otra manera bastante dolidos por dicho suceso.. es una pena...

    Como opinión personas creo que la mayoría de las lineas aéreas Venezolanas no hacen mantenimiento a sus aviones, y como siempre... para ahorrar dinero.. pero a que costo..!!!

    ResponderEliminar

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!