viernes, 8 de febrero de 2008

Reinventando 24 (parte 1)


El sàbado pasado el querido amigo Gandica, de Enigmas Express (no tengo que elogiar la pàgina sòlo por relaciones pùblicas blogueras. Simplemente, dele un vistazo a la pàgina. Convence solita. Para no buscar mucho, dele una vuelta a mi blogroll) me enviò el link de la primera pàgina del Wall Street Journal, que tenìa casi que la cara de mi muy querido Kiefer en uno de los màs conocidos materiales promocionales de 24. A travès de ese link ubiquè el artìculo original. Y bueno, me emocionè de entrada al leerlo de primera vista. Tenìa un par de daticos que yo no conocìa, màs siendo investigadora ad honorem de spoilers para mis amigos de 24la.net.

Comencè a pensar en serio en un artìculo y comencè mi habitual traducciòn cuando de pronto algo me dio a entender el sentido que tenìa. Entonces me parè. Las incorrecciones saltaban a medida que corrìa las lìneas, hasta que estuve clara en un punto: Quien escribiò esta vaina No ve 24. Y si lo ve, ni se molestò en preguntarle a quienes fueron los reales causantes de la baja de audiencia: Los fans de 24.

El artìculo del Wall Street Journal, para no hacèrselo largo, intenta decirle a uno que hay una campaña a nivel de la opiniòn pùblica gringa, que estarìa "sensibilizada" con el tema tortura debido al innegable creciente descontento con la polìtica de seguridad de Bush y la campaña en Irak, aparte de la discusiòn sobre Guantànamo y el tema del Waterboarding, si es o no es tortura. Y bueno, segùn esta nota, eso habrìa causado la baja de sintonìa que sufriò 24 la temporada pasada y por ende, Fox y la producciòn de 24 estarìan buscando la manera de "suavizar la serie" Màxime porque dos actores (No mencionados, obviamente!) habrìan rechazado participar en la serie por "razones morales"



Adicionalmente, en una serie de comentarios que hizo Howard Gordon, Showrunner de 24, trata de encontrar "el arrepentimiento" de la producciòn de la serie. Todo en un lenguaje que me podrìa marear si no fuera por un pequeño detallazo. Yo sì veo 24 y en cierto modo manejo lo que opina el fanàtico comùn y corriente, porque aparte de mi propia revisiòn, suelo leer varios foros y sites y conozco, aceptablemente, còmo se maneja "la opiniòn pùblica" en el caso de los que ven la serie.

Si en realidad alguien dejò de ver 24 por escrùpulos polìticos/morales el año pasado es un porcentaje muy pero muy ìnfimo del total de televidentes asiduos de la serie. Un vistazo al foro de la pàgina oficial de la serie en Fox USA le habrìa dado al articulista un buen panorama de què fue exactamente lo que molestò tanto la temporada pasada. Y que està soberanamente lejos de su ultra elaborado y tendencioso argumento. Claro! no habrìa tenido muchas excusas para atacar a Bush y cuidado si no tambièn afectar a Mc. Cain como pre candidato republicano. Despuès le cuento por què.

Dado que la nota cubre varias cosas distintas, le advierto desde ya que este artìculo continuarà en otro post. En realidad, en màs de uno, porque esta nota ocuparà buena parte de mi finde. Y no se preocupe. Le darè chance a calibrar mis comentarios vs. la nota original, que copiarè ìntegra en un post aparte.

Veamos entonces. El WSJ es un medio esencialmente econòmico y polìtico que como todos, tendrà su tendencia. 24 es una serie que, dentro de su dramatismo y ficciòn, toca una temàtica a la que el gringo normal y corriente no es insensible: el terrorismo. Y en realidad, a todo el mundo porque a todos nos toca, màs o menos dependiendo de què paìs nos tenga viviendo en èl, la temàtica del terrorismo. Màs en el mundo globalizado que vivimos.

Estados Unidos està en año electoral, y que ese proceso allà no se parezca al disparate electoral de los ùltimos nueve años en Venezuela no quita que alguien decida hacer guerra sucia y tomar algùn que otro asuntillo absurdo para fregar al adversario. Hasta ahì estamos chèveres, pues.

Pero tomar un asunto esencialmente real como los disparates, errores, desmadres y demàs de las polìticas de Bush en Irak (Y que son errores por terquedad absurda, sòlo superados en necedad por los del sàtrapa de Miraflores) màs la polèmica que armò un general del Alto Mando gringo porque, segùn èl la excusa patètica de un general norteamericano (que debe haber tomado lecciones de Juan Barreto y compañìa) por lo absurdo de atribuirle al gusto de la tropa por el serial de Jack Bauer la aplicaciòn de tècnicas de tortura como el Waterboarding que tanto han peleado por estos dìas y que ellos "quieren sentirse Jack Bauer" y peor aùn, pedirle a UN ACTOR al que le pagan por hacer ESO y nada màs que ESO que les de lecciones de moral a los soldaditos gringos....es lo màs ridìculo que he visto en el planeta.

Pues justo de eso es que nos quiere convencer esta nota. Para no decir que en mi opiniòn personal subestima al màximo la inteligencia del televidente y confunde, de una manera escandalosa, lo que es la realidad de la pèsima polìtica de defensa de Bush con una serie que...........siendo lo màs estùpidamente obvio posible.....ES FICCION.

Aparte de que en ese sentido se mandò un montòn de malinterpretaciones de las cosas. Lo que los "amigos" chavistas llamarìan una campaña mediàtica para hacer que 24 suavice el tono y "envìe el mensaje correcto". Es que en realidad, una serie de televisiòn tiene que enviar un mensaje "correcto"? A què coño se llama mensaje correcto? Vaya que algùn gringo tiene las mismas ideas del chavismo acà: la televisiòn tiene que dar las cosas masticaditas segùn una ideologìa x, subestimando, en grado absurdo, la inteligencia del televidente.

Porque sì, borregos hay que jode en este planeta. Foquitas tambièn. Pero tambièn hay gente lo suficientemente inteligente para saber separar los tantos y que es vilmente agredida en esta nota. Y en otras muchas. Sobre la tortura como tema en 24 hay rìos de tinta escritos. >En mi biblioteca hay ya tres libros sobre el tema, espero el cuarto, y en Google una mìnima bùsqueda para recordar de dònde saliò la polèmica me dio màs resultados que el diablo.

(esta historia continuarà.....)

Saludos,




Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!