lunes, 10 de marzo de 2008

Cumbre de Río: Show mediático y diplomacia bizarra.....

Por falta de tiempo no habìa escrito sobre el tema de la situaciòn Colombia/Ecuador, y el final de teleculebròn de este show mediàtico que constituyó una autèntica demostraciòn de lo que no se debe hacer en diplomacia en este planeta.

Realismo Màgico, pero màs bizarro que el de Garcìa Màrquez y compañìa.



Lo ocurrido el viernes, de lo que acabè enteràndome con detalle este fin de semana, sòlo me dejò con las siguientes impresiones:

1. La increìble falta de seriedad de la gran mayorìa de los involucrados.
2. La terrorìfica apariencia de Reality Show que tuvo la veintiunica cumbre presidencial en años que provocaba aguantarse.
3. De como tirar acusaciones y armar berrinches sin medir las consecuencias entre los paìses.
4. De còmo defender lo indefendible. Y todo por un grupo de gente con la que oh, casualidad, todo el mundo quiere ser humanitario y buscar velas en el entierro de las Farc. Ahora todo el mundo quiere liberar rehenes, se entere Colombia o no.
5. Daniel Ortega no es màs que un payaso. Habrà aprendido algo de su pasado, pero sigue siendo un vulgar patàn impulsivo que pudo complicar màs las cosas. Terminò quedando mal que jode por entrometido y bocòn.
6. Rafael Correa: Seis palabras para definir a este señor. Marioneta desde el principio, hablador de paja, ridìculo, patàn, ignorante y desquiciado. Perdiò totalmente el sentido de la diplomacia y tiroteò antes de pensar y ver que si Colombia atacò a unos señores en pijama y calzoncillos, es que no tenìan dos horitas, y que igual que se quejaron de la incursiòn colombiana debìan quejarse de la incursiòn de los "santicos caìdos del cielo" de las Farc. Se tuvo que calar la decisiòn de la Cumbre porque no le quedò de otra, pero en esencia su comportamiento se distanciò de lo que debìa ser un Presidente. Y eso no es igniorancia, es estupidez crònica y jaladera a quien le da petròleo barato y le financiò la campaña.
7. Alvaro Uribe: El mejor que quedò en tèrminos bien generales. Explicò su cuestiòn, se arriesgò a tirar peñonazos a todo el que sabìa anda defendiendo a las FARC, consiguiò el respaldo de buena parte de Colombia, dejò en ridìculo a Correa, Chàvez y Ortega sacàndoles los trapitos al sol, y despuès quedò como el magnànimo de la partida. Lo malo? Tirar amenazas sin respaldo. Porque una cosa es demostrar que Chàvez y las FARC son aliados desde hace rato (algo que no sè de què se enojan los chavistas, eso màs obvio no ha podido ser) y otra muy distinta amenazar con un juicio sin tener pruebas completas, porque todavìa no han tenido tiempo de revisar las benditas computadoras. Tampoco la vaina es asì.

y 8. Chàvez. Què decir que ya no sepamos. A mì me da muchìsima risa leer a parte del blogging Chavista y parte de Aporrea (no todos, para ser bien justos acà) hablando de lo tremendamente demòcrata que es Chàvez, lo arrechìsima de su intervenciòn, lo tremendamente pacìfico que luciò que hasta cantò, y que la paz se logrò porque aceptaron las propuestas pacìficas y geniales de mi presidente. Bueno, yo los entiendo. Pobrecitos, necesitan justificar todo lo que hace el lìder.

Pero la ùnica verdad es que Chàvez se las viò y se las deseò para salir de un enredo en que...

1. Nunca pensò en serio y como Presidente. Sino con el hìgado. No le importò lo que jodìa a la gente que vive en la frontera, los nervios de los que tienen familia en las Fuerzas armadas, los cuentos chinos de que Venezuela no necesita a Colombia (no pueden inventar algo decente) sino la pantallerìa pareja. BTW, anexa otra demostraciòn de que acà hace rato no hay nadie al lado de Chàvez que piense con la cabeza.
2. Se metiò en un verguero innecesario por bocòn. Porque el problema era entre Colombia y Ecuador, si a ver vamos. Venezuela no tenìa velas en ese entierro, pero el muchachito tenìa que defender a sus amiguitos de las FARC y sus ìnfulas de lìder latinoamericano, meter chismes a Correa que hasta el sàbado en la noche no habìa dicho ni pìo y armar un desmadre que no era necesario.
3. Se vio complicado cuando encontraron una tonelada de pruebas en unas computadoras que trataron de burlar y desestimar, incluyendo acà el màs ridìculo espectàculo que ha armado alguien en este asunto: el de la computadora de Rodrìguez Chacìn... pero no pudieron negarlas.
y 4. Asì serìan las pruebas que Chàvez optò por una retirada "prudente" pidiendo la paz que èl mismo alterò con su habladera de pendejadas, si minuto de silencio y su enorme necesidad de un espectàculo que reavivara la popularidad y el nacionalismo del señorito. No lo logrò. Salvo la marcha del 6/03 que era un show previamente montado y que nada tenìa que ver con la decisiòn de Chàvez del domingo pasado, nadie armò ni una vigilia.

En una sola palabra: Irresponsable.

En fin. Gracias a Dios terminó, por ahora, este show mediático, absolutamente patético y que dejó en evidencia la poca cabeza de unos cuantos mandamases de este lado del mundo. Y debería ser un buen ejercicio para las escuelas de Diplomacia de cómo es que no se debe practicar la relación Internacional con otros países. Un reality show que pudo habernos costado más a los latinoamericanos y que pudo resolverse de una manera menos patética y menos escandalosa si los involucrados, que para completar son presidentes en este lado del mundo, pensaran realmente en los pueblos que gobiernan y no en voladuras mentales de cómo querer ser líderes mundiales sin haber llegado a ser ni siquiera Presidentes de condominio. Una vergüenza, pues, para todos los latinoamericanos este show que nos dejó tan mal parados como continente y fue peor que una película cómica.

BTW....hasta cuando la mariquera con el imperio, Dios. Hasta cuando no cabe lo empotran en los líos. Pobreza mental total.

Saludos,




Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!