domingo, 13 de abril de 2008

11 al 13 de Abril: el uso y abuso de la capacidad de olvido del venezolano....(y un premio sorpresa)






"Era todavía la búsqueda y el exterminio de los malhechores, asesinos, incendiarios y revoltosos del Decreto Número cuatro, pero los militares lo negaban a los propios familiares de las víctimas, que desbordaban la oficina de los comandantes en busca de noticias. "Seguro que fue un sueño - insistían los oficiales - En Macondo no ha pasado nada, ni está pasando, ni pasará nada. Este es un pueblo feliz" Así consumaron el exterminio de los jefes sindicales.

(...)

Hablando con tan buen Jesús entre los doctores, el niño describió con detalles precisos y convincentes como el ejército ametralló a más de tres mil trabajadores acorralados en la estación, y cómo cargaron los cadáveres en un tren de doscientos vagones y los arrojaron al mar. Convencida, como la mayoría de la gente de la verdad oficial de que no había pasado nada, Fernanda se escandalizó con la idea de que el niño había heredado los instintos anarquistas del coronel Aureliano Buendía, y le ordenó callarse...."

Cien Años de soledad - Gabriel García Márquez


Una de las frases más repetidas en este país es la referida a la capacidad de olvido del venezolano. Sí, pareciera que acá tenemos una capacidad increíble de olvidarnos en menos de un segundo de las cosas terribles que pasan y la mediocridad de ciertos políticos y gobiernos, y entonces terminamos eligiendo desastres o de nuevo gente que no vale la pena.

Sin embargo, nunca se había visto que algún gobierno decidiera abusar de esa capacidad de olvido para su propio beneficio y para crear su propio mito.

Y eso, en esencia, es lo que ocurre cada 11 a 13 de abril desde hace seis años. Cada quien se ha creado su propio cuento de qué pasó ese día. La verdad? bien, gracias, por ahí andará, tomando Polar Ice mientras ve cómo cada quien cuenta la historia según su ideología y forma de pensar.



En los últimos años Abril se ha convertido en una patética fiesta del chavismo. Términos como el del terrorismo mediático, la culpa es de los medios golpistas y fascistas, el golpismo (como que si el que está en el gobierno y una buena parte de sus secuaces no son tan golpistas como los que participaron en Abril y no se dieron a conocer precisamente a punta de esa dosis de golpes de estado. O SEA) El imperialismo, no volverán, la revolución, las cartas de Fidel analizando el asunto (como si fuera la única voz autorizada para analizar lo ocurrido) los pistoleros de Puente Llaguno vueltos héroes de la revolución, los derechos humanos, limitados, por supuesto, a los únicos derechos humanos que importan en este negocio: Los del líder psiquiátrico y los secuaces que fueron "maltratados" y "humillados" entre el 11 y 13 de abril.

La historia de Abril se creó en base a la necesidad de alguien en cubrir su propia cobardía. No importa que con eso se violen los derechos humanos de los demás. No importa que con eso la verdad se parezca más a un cuento chino, aunque ya eso lo sabemos con el asunto de Danilo Anderson. No importa que demostremos que los únicos muertos que importan son los nuestros. No importa que nuestros jueces demuestren que el debido proceso no es más que un cuento de carretera. No importa que nos lleve cinco años inventarnos las pruebas contra un grupo de pobres policías cuya única responsabilidad en este lío fue la de tratar de controlar la marcha del día que nadie sabía iban a parar cerca de Miraflores y que a estas alturas ya se rumore la sentencia en lugar de ver las pruebas, si es que alguien se decide a analizarlas. O sea.

La historia sabe que medio mundo cometió errores de por sí. El gobierno cometió errores, la oposición cometió miles de errores, los medios cometieron desastres, Lucas Rincón algún día explicará como siguió en el gobierno después de "se le pidió la renuncia a su cargo...la cual aceptó" Lo malo es que seis años después, la verdad siga tomando Polar Ice en lugar de aparecer, y cada día, los ganadores pintan el cuento a su manera, ideología de por medio.

Algún día sabremos la verdad. Y entonces sí será el día de la recuperación de la dignidad nacional. Actualmente no es más que tres días de estupidez ideológica desquiciada socialista con desfiles de reservistas pagados por el gobierno incluidos para la "defensa de la soberanía" que en realidad no es más que la defensa a Chávez y sus bolivarianísimos ministros de por medio, y ochenta siglos de cadenas de habladera de la misma paja ideológica de siempre. O sea, pura pérdida de tiempo y una demostración de que la doble cara del chavismo existe. Y se aplica irremediablemente, por muy violador de los derechos humanos que parezca un gobierno que tiene una de sus etiquetitas en la lucha contra el golpismo y la defensa de unos esotéricos derechos humanos.

En fin.

Valga el post y el evento del fin de semana para agradecer un premio que cayó de sorpresa para este blog que tenía rato que espació sus toques de política. Alexis Marrero con algunos amigos creó el premio 11 de Abril, para reconocer a los blogueros que se afanan en la lucha por la democracia y la libertad, sin importar los riesgos. Para un blog cuyo propósito no fue el de hablar de política como tema fundamental, es un gran honor que aceptamos con todo cariño. Y mi sincero agradecimiento por ello.

Dejo el premio a los blogs de mi blogroll (dado que no todos se dedican al tema político o lo tienen como alguna de sus categorías) cuyos valores son los mismos que alimentan este blog: democracia, libertad y la repelencia a las dobles caras y la doble moral.

Saludos,



Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!