miércoles, 2 de abril de 2008

Medios Chavistas, la Maternidad, el Terrorismo Mediàtico y el Dr. House...



Si, seguro que de entrada le chocò ver al Dr. House en esta lista de algo que...presume usted muy bien, es un comentario de la actualidad nacional de este paìs de locos en el que resido. Pero bueno, ya que llegò acà, puede leer èsto desde el principio y enterarse què hace el doctor del bastòn acà metido.

Hace algunas semanas atràs, leyendo el santuario de las opiniones gobierneras/izquierdosas en este paìs (Lèase Aporrea) encontrè la nota de opiniòn de uno de sus innumerables columnistas que por algùn tipo de razòn insondable saliò de la "zona roja" (sin alusiones a la inseguridad; sòlo referida al color polìtico que lucen canales como VTV, Vive TV, Avila TV, Asamblea Nacional y el resto de señales gobierneras) y cayò en la transmisiòn de Televen. Y bueno, le cayò a la hora a la que transmiten (o transmitìan!) 24 y Dr. House.

La lectura del artìculo de marras me causò tanta risa que no vacilè en guardarlo en el blog para destrozarlo a placer en un post, dada la visiòn con grìngolas del autor que por supuesto, le cayò a las dos series basado en el habitual fastidio argumental chavistoide/socialistoide (es mucho concederle a ESO el remoquete de socialista): el imperialismo, la tortura en 24, la visiòn de la medicina del repugnantìsimo de caràcter House y esas perlas por las que habitualmente seres que NUNCA en su vida han visto un episodio entero de ambos seriales se dan el gusto de maltratarlas y darles coñazos. Sòlo que las ocupaciones de estas ùltimas semanas me habìan impedido hacerlo. Habìa pensado inicialmente contrastar lo que comentaba el susodicho con la realidad de dos series que no son lo que parecen, por mucho que los ideòlogos chavistas (y otros màs) se maten escribiendo lo contrario.



Para no hacer esta nota enorme, dejo a Jack Bauer y 24 para otro momento y me quedo con el Dr. House. El autor de este artìculo, cuya versiòn total puede ubicar acà, indicaba sobre el serial del Dr. del bastòn:

Uno es un médico excéntrico, odia usar batas asépticas, drogadicto que cuando no encuentra en la farmacia el calmante para su pierna exigente, opta hasta por el LSD, con tal de volar su padecimiento. Sabio antipatiquísimo, como el doctor Bell (en cuanto a su sabiduría, no en la antipatía), el famoso que inspiró a Conan Doyle para su Sherlock Holmes, aunque éste otro la mayor de las veces es a punta de pelones dentro del sufrimiento de los pacientes que va descartando hasta dar con el resultado que no pocas ocasiones es una vaina rarísima entre un millón de males, la habilidad aparente del libreto es el empeño que muestra el protagonista hasta someter al mal del enfermo. Lo único que levanta son viejitas alzheiméricas o de infancia senil. (...)

En un capítulo de Dr. House, observé cómo se mofaba ante la meditación como búsqueda de la verdad, me dije "¡qué va a saber burro de chicle bomba!", así como practica yo-yo y críquet mientras el dolor hace aguas a medio hospital. Un patrón que no busca ser seguido, sino dejar un enclave de indiferencia en el hipnotizado televidente ante el dolor humano, creo que si hurgamos en el pajar de nuestra geografía, no nos costará mucho conseguir de estas joyitas médicas.


El resaltado en negritas, por cierto, es mìo. El autor de esta perla es un tal Arnulfo Poyer Màrquez, del que no puedo contarle nada porque ni idea de quien es. Sòlo sè que hizo Zapping un dìa y encontrò Televen. Asì de simple.

Iba a comentar èsto basàndome en la realidad de la serie y el fondo del Dr. House como argumento principal. Pero entonces, la semana pasada, uno de los hechos noticiosos màs importantes en este paìs de psiquiàtrico fue la muerte de unos bebès recièn nacidos en la Maternidad Concepciòn Palacios, acà en Caracas. Para los que no son venezolanos, es uno de los sitios màs emblemàticos de esta capital: ahì ha nacido y sigue naciendo una buena cantidad de caraqueños. Sobre todo de las clases màs desposeìdas.

Y recordè un episodio de Dr. House al respecto de eso.

En Maternity, (Episodio 1.04 de la serie) House escucha una conversaciòn sobre la fiebre y convulsiones que le dan de repente a un recièn nacido y lo reporta junto con otro, con los mismos sìntomas, e indica que podrìa ser una infecciòn y que hay que cerrar el ala de Maternidad. Ante la negativa de la Dra. Cuddy, (la directora del hospital), House y su equipo recorren el hospital y encuentran otros dos niños enfermos con las mismas caracterìsticas de los dos primeros. Cuddy entonces ordena cerrar el ala de Maternidad y comienza una carrera contra el tiempo en busca de què es lo que està enfermando a esos niñitos.

Al final resulta ser un virus denominado Echovirus 11 y House termina enteràndose (y tambièn el pùblico) de què fue lo que lo causò: una voluntaria viejita del hospital, que andaba con un resfrìo sin pañuelo y que repartìa peluches, lo que pasò el virus a estos juguetes y terminò transmitièndolo a los niñitos. Sin escàndalo y sin medios de comunicaciòn de por medio. No es la idea de la serie, pero nunca està de màs comentarlo.

Pèrdidas humanas totales: UNA. El bebè Chen-Lupino en la bùsqueda del diagnòstico correcto.

En el caso de los recièn nacidos de la Maternidad Concepciòn Palacios, inicialmente se reportaron seis casos de bebès muertos que publicaron varios medios. De acuerdo a esos reportes, la denuncia la hizo la Sociedad Mèdica de la Maternidad y la jefa de servicio y Hospitalizaciòn porque, segùn ellos, habìa solo un neonatòlogo de guardia para atender 16 partos. En esencia y para no estirar màs esta vaina, falta de personal.

Las respuestas del Gobierno a este asunto.

Para que no me salgan con las cuestiones de que lo dijo Globovisiòn, El Nacional, El Universal y que son medios golpistas y fascistas, todas las citas que leeràn de acà en adelante son de Aporrea. Ubicadas en bùsqueda paciente en los archivos de esta pàgina gobiernera y con links incluidos para que no me salgan con cuentos japoneses de camino.

1. Ramón Carrizales. Vicepresidente de la Repùblica.

En una llamada al programa "Dando y dando" de VTV, Carrizález explicó que cuatro parturientas llegaron con sus fetos muertos, mientras que un quinto niño murió debido a una infección.
"Lamentablemente fallecieron varios niños nacidos prematuramente, que tenían muy mal estado de salud (...) La reunión de hoy es una reunión que estaba prevista para tratar la problemática de la Maternidad", explicó el vicepresidente ante las preguntas agresivas de una periodista, que le interrogaba por qué tenía que esperarse a la muerte de cuatro niños para acudir a la Maternidad a resolver sus problemas. "Fue una casualidad todo esto", explicó Carrizález.

"Tu pregunta tiene veneno. La muerte de un niño o de una persona tiene que ser una tragedia para cualquier venezolano", le respondió.

2. Luisana Melo, secretaria de Salud de la Alcaldìa Metropolitana:

Explicó que el concepto de óbitos fetales, "significa que es un feto que muere en el útero de la madre, (...) y no se cuentan como muertes neonatales, óbito fetal es un niño que nace muerto por lo tanto no se cuenta dentro de las estadísticas, se debe tener una partida de nacimiento y una partida de defunción".

En este sentido, indicó que esos acontecimientos no están relacionados con la asistencia médica o no en ese centro de salud.

A su juicio, se deberá investigar las causas por las cuales se produjeron esas muertes dentro del útero de las pacientes. "Habría que investigar el proceso antes de llegar a la Maternidad, pero no como muertes maternas dentro de la Maternidad", dijo. (...)

Finalizó expresando que la Maternidad Concepción Palacios es una institución de referencia nacional, "donde van a parir las mujeres que están complicadas, y está dentro de las estadísticas la posibilidad de una o dos muertes de acuerdo a la gravedad con que a las madres asisten a sus partos".

3. Jesùs Mantilla. Ministro del Poder Popular para la Salud.

28 mar 2008.- El ministro del Poder Popular para la Salud, Jesús Mantilla, puntualizó que gracias a los trabajos y adelantos que realiza el Gobierno del Presidente Chávez, las cifras de mortalidad infantil han disminuido considerablemente, lo que significa que 5 mil 274 niños han dejado de morir durante los últimos años.
"Ovitos fetales no ingresan en las estadísticas" Mantilla aclaró que en la Maternidad Concepción Palacios se presentaron tres damas que "por diversas circunstancias que en estos momentos estamos evaluando, ya venían con una situación que se conoce dentro del argot médico como mortinato y ovito fetale, es decir, esas damas acudieron allí con sus fetos fallecidos en el vientre". En ese sentido, el ministro subrayó que esta estadística no se ingresa dentro de la tasa de mortalidad, porque "la tasa de mortalidad se mide por cada mil nacidos vivos".

4. El que te contè.

A propósito del tema de terrorismo mediático hizo referencia al caso de la Maternidad Concepción Palacios.

Al respecto dijo que desde este jueves existe en el país una campaña alarmista “diciendo por televisoras privadas y radios, que había muertos en la maternidad, seis niños y que eran producto de la contaminación, eso es terrorismo porque esos medios de comunicación, no se dan a la tarea para nada de averiguar la verdad y lanzan de inmediato sus campañas, eso es terrorismo mediático porque causa terror, temor, pánico en la colectividad”.

Y asì sucesivamente en una serie de declaraciones donde lo ùnico que parece claro es que....

1. Nunca sabremos cuàntos bebès eran realmente. Menos soñar con que habrà una investigaciòn medianamente seria que nos indique què coño fue lo que pasò.
2. El bebè en el vientre de la madre no cuenta para ninguna estadìstica.
3. Las estadìsticas y "resultados" del gobierno son màs importantes que otra cosa. Como la Maternidad atiende casos difìciles, la mortalidad es mayor que la tasa nacional y por eso no nos alteramos tanto asì.
4. Ninguno de estos grandes carajos hizo un triste esfuerzo por hablar de los padres y madres de esos bebès. Eso no es gente.
5. Los mèdicos de la Sociedad Mèdica hicieron "declaraciones irresponsables" porque no tenìan acceso a las historias mèdicas. Sin entrar en las teorìas de los medios de oposiciòn (recuerden que esta nota està basada es en Aporrea) este....dònde estàn esas historias mèdicas? Por què los mèdicos no tienen acceso a ellas para, no sè....se retracten de sus declaraciones en el supuesto de que sea cierto todo el cuento del Gobierno?
6. Al final, nadie se va a quemar las pestañas y la culpa serà de los mèdicos. Ya por ahì anda un elemento del gobierno (no recuerdo el nombre, tan anònimos me resultan a veces) que anda sugiriendo que se prohiba la salida de los residentes del paìs. En lugar de arreglar los problemas, le prohibimos a la gente buscar opciones. Què vaina tan arrecha, carajo. Primero era que se fueran y traìan mèdicos cubanos como los buhoneros pelìculas piratas en DVD y ahora que se dan cuenta que con eso no cubren nada entonces quieren poner a los mèdicos venezolanos a parir acà con cuatro reales de sueldo.
7. Si cuatro bebès mueren dentro del vientre materno (sì, vamos a creerles èsta) entonces, pregunto yo....dònde està la prevenciòn y el cuidado a las madres embarazadas? què coño hacen en Barrio Adentro? No es resaltar èsto admitir tambièn de entrada que parte del error es culpa del gobierno por no prestar atenciòn a la atenciòn pre maternal, algo que han hablado, dicho y re dicho hasta la saciedad en unos cuantos Alò Presidente?

Pèrdidas humanas? Seis en teorìa. Cuatro no son estadìstica, en teorìa tambièn. Y ni Pt. idea de què se muriò este lote de bebès. Sì, asì, como si fuera fàbrica, dado que para esta gente lo importante fue reducir la cifra, no el dolor de las madres que parieron esos niños.

Entonces es cuando me pregunto yo quièn carajo es el insensible acà. Ficciòn vs. realidad, pues.

Punto aparte, el veintiùnico artìculo de los pocos que dedicò Aporrea a este tema (chequeo de notas de prensa y artìculos de opiniòn del 27 al 30 de Marzo, ambos inclusive) que sì tocaba el punto de que habìa que hacer una investigaciòn algo màs seria està acà. A pesar del ùltimo pàrrafo que como siempre, presume antes de. Y en esos mismos dìas, y màs allà,la pàgina està plagada de artìculo tras artìculo, noticia tras noticia, y declaraciòn tras declaraciòn sobre el terrorismo mediàtico.

Obvio que en un gobierno plagado de ideòlogos patèticos que...

1. Viven pendientes de la mariquera, de lo que digan o dejen de decir de ellos para inmediatamente contradecirlo. No hay forma de que haya una polìtica comunicacional decente y coherente si todo lo que nos quema las pestañas y nos fastidia la vida es decir que Globovisiòn y todos los medios mienten. Y si hubieran podido no nos habrìamos enterado de esta vaina.

2. No pueden buscar una soluciòn a ningùn problema que pase en este paìs, porque para ellos todo es terrorismo mediàtico. Entonces vemos shows como el del fin de semana, que como dice una nota de Mario Villegas hoy, fue el fin de semana de la hipocresìa. Ni la SIP es una cuerda de santos, ni los analistas de pacotilla del terrorismo mediàtico son precisamente los grandes paladines de la libertad de expresiòn, sino vulgarìsimos censores disimulados tras las ganas de imponer una hegemonìa, el cuento chino de un lìder, una visiòn del mundo y una ideologìa. En esencia, la misma pendejada de la Sip pero del otro lado.

3. Son cortos de miras. Como House no atiende a miles de pacientes (le huye a la consulta como a la peste bubònica) y no se dedica a soltar parrafadas necias en contra del egoìsmo y en pro del socialismo (el ideal socialista de los chavistas acà serìa algo asì como el mèdico del pueblo, que atienda a titirimundache sin preocuparse por "pequeñeces" como las de comer, tener casa, y atender a los muchachos; de estar House acà estarìa dedicado a ser bien sarcàstico con la habladera de pendejadas de la gente de este gobierno) entonces es imperialista e insensible y peor, "enseña" a la gente a ser insensible al dolor ajeno. Si, los chavistas serìan una versiòn del millonario ese que aparecìa en la temporada uno y liquidarìan el departamento de diagnòstico que maneja House porque "serìa muy elitesco" y no da resultados a un montonòn de gente que es lo que les gusta a ellos promocionar. No importa que el hospital no tenga equipos y no sirva para un carajo. Si atiende un millòn de personas aunque sea con las uñas es chèvere porque es social.

y 4. Son paranoicos y a todo le ven el lado ideològico. Còmo carrizo hacen eso? Yo no veo televisiòn pensando si es educativa o no, si enseña algo importante o no y si està inclinado a la derecha, a la izquierda, arriba o abajo. Esta gente no puede ver nada sin soñar con Bush. Eso es malo, saben?

Pues nada, es imposible que puedan ver una serie DE FICCION sin salir con tanta pendejada ideològica junta. Yo, al menos yo.....me quedo con unos cuantos Dr. House sinceros, sarcàsticos, sin tanta vuelta y tanta pendejada escrita y hablada que realmente curen a la gente, que la payaserìa y habladera de pendejadas de terrorismo mediàtico o no terrorismo y cuya mayor preocupaciòn sea la imagen y la ideologìa, pero que de resolver no hacen un soberano carajo y que de sensibilidad REAL tienen màs menos que un suspiro. Al menos sè que lo que quiera que tenga un dìa lo sabrè. Con los chavistas....never. Con este gobierno....never tambièn.

Saludos,




Reacciones:

2 comentarios :

  1. peeero dale, que me dejastes con las ganas

    ResponderEliminar
  2. JAJAJAJAJAJAJAJJAJAAAAAAAAAA!!!!!

    Un chavista criticando a House????? MUERO POR VER ESOOOOOOO!!!! jajajajajajajajaj

    ResponderEliminar

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!