lunes, 14 de abril de 2008

Por fin, por fin, por fin, por fin, por fin, por finnnnnnnnn!



Finalmente funcionò la mamà del velòn que le encendì a San Gillette/Schick. Sì, soy neuròtica perdida, pero no me importa confesarlo vìa blog. Ya la barba me tenìa re arrecha. No veìa la hora de ver a este muchacho con la cara lisa de nuevo. Quien quiera que haya sido el autor del ruego/sùplica para que Kiefer desapareciera ese horror de su cara............THANK YOU SOOOOOOOOOOOOO MUCH! desde este blog.

Finalmente las cosas vuelven a su sitio. Aleluya.
Gracias al que devolviò al Kiefer con cara adorable. Hace que una se fije menos en los trapos que usa.

En serio, por una vez en este post: foto del fin de semana. El muchachito se pasò el finde paseando con su Siobhan arrugadìsima y ultra hippie antes de volver a casa en Los Angeles, fotos que tambièn ya vi por ahì. Whatever. No me importa que la exhiba mientras se le vea adorable. Por fin, carajo. Que manera tan genial de terminar un lunes de laburo.

Saludos,

Reacciones:

1 comentario :

  1. Definitivamente bello con su cara despejada! y tu definitivamente frívola con este post...?? Naaaaahh!!
    Es que Kiefer es bello siempre pero así provoca encontrarselo solito y arrastrarlo al primer callejón solitario para saborearte uno de áquellos.... *sighs* Jejejejejejeje

    ResponderEliminar

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!