martes, 15 de julio de 2008

Intentando explicar por qué mientras babeo....


A ver, cómo lo explico.

Ayer estaba hablando con una amiga sobre la posibilidad de tomarme libre el lunes 24 de noviembre (día posterior a la transmisión en EEUU de 24, Exile) considerando que:

1. Mi desvelada de domingo a lunes va a ser magistral. Hasta que no consiga poner a bajar mi precuela no me voy a dormir, y peor, porque la pienso ver en lo que la tenga bajada, independientemente de que los subtítulos aparecerán cuando mucho es unas 24 horas después (son dos horas de trabajito para los que hacen este tipo de cosas)

2. Por consecuencia del punto uno, mi concentración ese día va a ser tanto como nula. El sueño hereje y mis ganas de trabajar idem que cero.

Y entonces, escribiendo pavadas en Twitter, sentí que la pasión particular por 24 tenía menos sentido que un discurso del actual gobierno. Coño, soy una profesional, seria, de 38 añetes....y una con estas debilidades de adolescente quinceañera pensando en escapes laborales antes que trabajar (aparte, es una fecha medio difícil para hacer esas cosas). O sea. De pronto me sentí increíblemente ridícula.

Pero entonces salen fotos, como las que publico hoy acá (una es de Getty Images con logo y todo, la otra ubicada en un blog y de fecha indeterminada) y entonces es que sé por qué vale la adicción.

24, aunque les parezca mentira, ha sido la única manera de mantener un medio de serenidad entre una oficina bastante más psicótica que CTU y un país donde la cordura es un artículo de lujo, 24 y su estrés bullero ha sido un escape. Un genial escape. Ver las caras de estos chicos reanima en los días en que una anda arrecha, desestresa cuando los vecinitos se ponen bordes, hace recordar que hay otra cosa aparte de los líos....las arrecheras con Chávez se descargan tan rápido como las balas en la pistola de Mr. Bauer....y bueno, qué me importa que Kiefer y Carlos nunca lo sepan? Mis pretensiones son más bien modestas.

Y este par me corta la respiración no más de conseguírmelo. Se me terminó el sueño atrasado del día. Y el estrés también. Todos tenemos algo que quizás no es lo mejor que podemos mostrar de nosotros mismos. 24, actualmente....es lo mío. Y no me averguenzo de admitirlo. Más de uno me conoce es por eso, y bueno...me voy a sentir mal por ser yo?.

Saludos,

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!