lunes, 6 de octubre de 2008

Los personajes de televisiòn que odio irracionalmente....

Esta noche lleguè a casa como quien dice, irracional y terrorìficamente arrecha: algùn extraño incidente cuya naturaleza aùn a esta hora intento definir, se volò absolutamente TODO el contenido de mi Ipod de 80 Gb. Màs de 50 y tantos GB de mùsica de los que perdì casi la mitad. Intento no pensar en el tiempo que me llevarà volver a montar mi trastito como estaba. Sin contar la mùsica que puedo haber perdido por no tener este perol sincronizado en ningùn computador por usar tres màquinas.

Pero bueno, ya ni modo. Se lo cuento como antecedente no màs. Desahogo de la dueña del blog.

Para tratar de calmarme optè por revisar el tipo de cosillas felices (lèase, noticias, caras lindas de chicos preciosos como los del post previo y demàs) me encontrè con una encuesta en Entertaiment Weekly que tuvo la capacidad de devolverme algo de mi buen humor habitual. Asì que mientras rescato lo que quedò del Ipod negro y trato de no pensar que tengo que comenzar a armarlo desde cero de nuevo, les cuento que la encuesta trataba de los personajes de series de televisiòn que odias a muerte. Irracionalmente. Y confieso que mi lista es màs larga que lo que perdì de archivos del Ipod.

He acà, pues, la lista de mis odios televisivos màs irracionales. Intentarè explicarles por què, siempre hay una razòn a pesar de lo irracional. Que esa razòn sea vàlida....depende de lo que usted piense de ellos.

1. Ross (Friends): Una de las poquìsimas cosas que si odiè en una de las series que màs me ha marcado como fanàtica (aunque es muy poco lo que he escrito acà sobre la serie, prometo hacerlo en algùn momento). JAMAS pude entender el profundo amor de la gente por la parejita Ross / Rachel, y una de las razones fue justamente que el caballero de la relaciòn SIEMPRE, ever, me resultò absolutamente insufrible. Ross Geller siempre se me hizo pedante, ladilla, estùpido y sobre todo....JAMAS de los jamases entendì como alguien consideraba a este carajo màs maduro que Rachel. Y no era tanto la pasiòn por los dinosaurios, que una adicta cualquiera como yo puede entender: era la infinidad de estupideces que le pusieron a hacer a este tipo. Sì. Era Friends, era comedia, era lo que usted quiera, pero....Ross pasò siempre mis lìmites de tolerancia.

Los gritos de Ross todavìa a estas alturas del campeonato me provocan tirarle el control remoto del DVD y del televisor juntos. Sì, el tipo tenìa sus cosas buenas, como no....pero bastaba y sobraba que soltara lo del We were on a break para que se desatara la arrechera y repelencia y terminara gritàndole al televisor. Bastante que peleè en Warner y preferì mil veces a Rachel con Joey que a este señor ultra insoportable que jamàs debiò reproducirse ni de vaina. David Schwimmer no es mal actor, pero jamàs lo tolerè como Ross. Aùn a estas alturas, cuatro años despuès del final de Friends, no le perdono a los malditos libretistas que dejaran a Ross y Rachel juntos en un final màs predecible que . Sè que eso lo esperaba el 90% de los fanàticos de Friends. Lo entiendo. Pero YO NOOOOOOOOOOOO!

2. Susan (Desperate Housewives): Sì. Es la razòn fundamental por la que no puedo ver ese serial ni en pintura. Las payasadas de esta mujer montadas por una Teri Hatcher dàndoselas de graciosa y la constante repeticiòn de las mismas terminaron enfermàndome la paciencia y hacièndome cambiar de canal sin el màs mìnimo de los miramientos. Aparte, la segunda temporada fue tan mala que al sexto episodio dejè que mi odio irracional por Susan terminara con mis ganas de calarme este fastidio de serie. Admito que los berrinches de las DH se me hacen exagerados, pero eran tolerables. Menos el de la Hatcher.

3. Kim Bauer en 24: Sì, esta me lo advirtieron, que podìa amarla u odiarla. Y despuès de clavarme cuatro temporadas de 24 de un solo carajazo de la misma manera que ahorita ando tragàndome The Office, y verla en la primera temporada, me inclinè por la segunda opciòn. Si su papà me cae super y es una de las razones por las que amo 24 a morir, los gritos de esta carajita, el lìo del jaguar maldito de la temporada dos, la estupidez insoportable en la tercera temporada....y sobre todo, la Kim de la quinta temporada, me hacen detestarla a muerte. En la 5ta temporada vino el no va màs con esta carricita. Ahì no sòlo la odiè con ganas. Quiero que no aparezca màs nunca en 24, aunque esa escena le gane cuatro Emmys corridos a Kiefer y cuarenta millones de dòlares. Es que no puedo con los aullidos de uno de los personajes màs pèsimamente concebidos en televisiòn. Mientras esa mujer està fuera de pantalla puedo respirar aire fresco y acciòn, que a la hora de la verdad es algo por lo que una ve 24.

4. Izzie (Grey`s Anatomy): La primera temporada me caìa chèvere y voy a darle como tres cuartas partes de la temporada dos como muy largo y por ser linda con mis panas fans de la susodicha. Pero a partir de que comenzò la historia con Denny Duquette, la vaina, episodio tras episodio, en mi mente fue poco màs o menos como èsto.

Ya va a llorar esa mujer otra vez.
Ya se va a poner histèrica otra vez.
Ahora va a gritar otra vez.


A la vigèsima vez que pensè alguna de las tres frases previas, ya la odiaba. No soporto la histeria y la estupidez. La gente, sobre todo las colegas fèminas que usan el lagrimeo y el histerismo como excusa. Me da arrechera. Desde esa temporada le agarrè la mamà de la arrechera y aùn no la paso ni de vaina. En serio, odiè que la Heigl ganara el Emmy por semejante lloriqueadera. Y de paso, ella tambièn me cae mal: no es mala actriz, pero no me gustan las lenguas largas. Y èsta carajita habla màs que Chàvez que ya es mucho decir.



5. Meredith Grey (Grey`s Anatomy): Normalmente a una le caen bien los protagonistas de cualquier serie, se supone que es la gente màs "amable" para decirles de alguna forma. Pues bien, siempre hay un protagonista tan conflictuado y estùpidamente enredado que lejos de caerte bien, te repele a morir. Meredith Grey es uno de esos personajes. Sigo sin entender què le ve Mc. Dreamy a este incordio de mujer que se complica la vida hasta por la màs estùpida mariquera.

6. George O`Malley (Grey`s Anatomy) Y juro que poner un tercer nombre de esta serie debe haber hecho salir la pregunta por què la sigo viendo. Les resulta respuesta que les diga que Christina, la Nazi, Mc. Steamy y Mc. Dreamy pueden compensar eso? Espero que sì. Porque no saco de lista a este muchachito ni de vaina. Otro que comenzò adorable pero al que los lìos existenciales telenoveleros que le han puesto a hacer han acabado con mi afecto por este carajo. Lo detesto a matar.

7. Marissa Cooper (The OC) sì. Vi buena parte de este serial y si existieron razones para mandarlo al carajo estuvieron en esta mujer. Nunca podrè determinar què era peor, si el inexpresivo Ben Mc. Kenzie o ella. Y ella ganò por palos. Matarla en el final de la temporada tres fue una de las pocas, poquìsimas veces que una serie de televisiòn me ha dejado contenta. Mucho antes debieron sacarla. Mischa Barton està horriblemente sobrevalorada.

8. Dawson Leery (Dawson`s Creek) Habitualmente los hombres en las series me caen chèvere. Obvio, producen ganas de babosear porque lo normal es que Hollywood se empeñe en recrearnos la vista. Este tipo no. A quien se le ocurrirìa crear al protagonista màs conflictuado y fastidioso de todos los tiempos? Parte de lo que me hizo acabar aborreciendo este serial juvenil estuvo en este insufrible intento de copiar a Steven Spielberg.

9. Cameron y Thirteen (House): DIOS!!!!!!!!! Casi cierro este artìculo y me olvidaba de estas dos? A mì me enferma la gente que se las da de sacrificada. Normalmente van a terminar o reclamàndolo o demostrando que se les caìa la hipocresìa hasta por los codos. Cameron y su preocupaciòn obsesiva por la gente (Y por House) se me hicieron insoportables en las tres primeras temporadas de la serie. La detesto a matar. Aunque le mejorè el concepto despuès que comenzò a acostarse con Chase. Entonces supe que al menos tenìa espìritu de pegarse tambièn a cosas màs terrenales.

Pero los libretistas de House no pararon ahì. En lugar de dejar a Amber, uno de los mejores personajes femeninos EVER que ha pasado por esta serie (aunque entiendo que dejarla era como crear House en femenino y no pueden pasarle encima a Hugh Laurie) le ponen a la serie a Cameron parte dos. Thirteen es un clon de Cameron. Y la aborrezco por las mismìsimas razones. Tropezar dos veces con el mismo tipo de personaje pavoso al que ver en pantalla le quita mucho del efecto del amor a la serie. Què ladilla!!!!!!!

Se atreven a contarme cuàles son sus odios màs irracionales viendo televisiòn? O al menos los intentan explicar, como creo acabar de hacer?

Saludos,



Reacciones:

2 comentarios :

  1. Me reí un montón con esto.
    A mí me parece que Grey's anatomy está bastante patética en general, se ha vuelto una novela mexicana patética.
    Mis odios... a ver..
    Alex Karev: LO ODIO. Es un personaje terrible, que NUNCA manifiesta un buen sentimiento y cuando lo intenta es aún más patético. Aunque reconozco que el actor es genial.

    Jackie de That 70's show: esa enana sí que me cae re-mal. Era gritona, pretenciosa, chillona, fastidiosa, latosa, ladilla, molesta. UFF!! ¿Se nota que la odio?

    Los tres tontos de House: Odio a Cameron, Chase y Foreman. No sé cuál me cae peor. Los tres me parecen sumamente pretenciosos y odiosos ¡no los soporto! (aunque hay ciertos episodios en que los paso).

    Catherine Willows de CSI: Amo esta serie. A ella no la odio demasiado, pero hay episodios en los que es absolutamente insoportable, y de paso que siempre tiene la misma cara de cadáver ambulante...

    No sigo más porque me voy a extender más que tú, jeje.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Yo también odié a Izzie cuando la mariquera de Denny... y por supuesto que Meredith me parece una enrollada de todas, todas...

    Con respecto a Ross, no sé si me apegué a un par de escenas memorables y nunca lo superé o qué sucedió en mi camino por Friends. Lo que sí debo admitir es que me reí mucho cuando el director de Madagascar afirmaba que David Schwimmer era perfecto para el papel de una jirafa hipocondríaca.

    Sobre George, no sé si todo comenzó cuando se acostó con Izzie o cuando se casó con la Torres.

    Y sobre Mischa, no la he soportado JAMAS, no sé cual es el empeño de metérmela por los ojos si no la aguanto!!! Aunque en realidad OC en general nunca me gustó.

    Agregando, a mí siempre me sacó de quicio la cara de papa sin sal de Sara Sidle, pero su personaje tiene cosas interesantes a veces, aunque sigue sin matarme...

    ResponderEliminar

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!