sábado, 8 de noviembre de 2008

Laureano Màrquez - Congratulations, gringos de m...

Què grande es este carajo. De verdad.

Y es que Laureano resumiò en unas cuantas lìneas la soberanìsima ENVIDIA negra que sentì el martes recièn pasado cuando vi el desarrollo de las elecciones gringas. Sì. Añoro la polìtica decente y para gente, no la patanerìa y la groserìa hecha polìtica. El asunto fue literalmente un shock al lado del proceso de acà:

- Nada de un CNE estùpido intentando acallar la informaciòn con cuentos chinos ni excusas de que "hasta que nosotros no hablemos los demàs se callan"
- Nada de ociosos gritando porque los medios estaban parcializados. Obvio que habìa medios abiertamente a favor de determinado candidato. Pero eso no fue motivo de escàndalo, de bulla o de molestia para nadie. Saben que estàn parcializados y ya. Si no te gustaba Fox News, veìas CNN y si no cualquier otro canal.
- Nada de retrasos innecesarios o nervios de punta. Cerraron los colegios, comienzan las encuestas y los anuncios oficiales. No importa que los votantes son como veinte veces los votantes en Venezuela y que el martes saliò un gentìo a votar. El martes en la noche ya se sabìa còmo estaban constituidos los Colegios Electorales y quien ganaba la elecciòn.

Pero lo que me causò màs envidia, pero envidia de esa horrible, fue que ganara Obama. No sòlo por lo històrico de la elecciòn, que si es el primer presidente.....negro, afroamericano, de ascendencia no sè que vaina,el cambio, el Yes, We can, el acordarme que varios de mis adorados babosos estaban con Obama, sino que entonces vinieron dos discursos: el de Mc. Cain aceptando que perdiò y el de Obama saludando a la gente que votò por èl.

Aquello fue apoteòsico.

Cero palabrotas.
Cero amenazas.
Cero "voy a sacar los tanques porque votaron por....." (recièn leìdo en Noticias 24 de autor que asumo no es demasiado difìcil de adivinar)
Cero: Eso fue culpa de ustedes por no votar por mì. Ahora, Jòdanse!
Cero no les darè recursos a los Estados que votaron por Mc. Cain (que eran màs que los de Obama, pero ganar los principales le dio a èste el triunfo. BTW, Obama tambièn ganò el voto popular, aunque la diferencia era de unos tres millones de votos si la memoria no me traiciona)

Sì, da envidia. El discurso de Mc. Cain fue soberbio, el de Obama aùn màs soberbio.

No me anoto en la lista de gente que parece creer que con Obama cambiarà toda vaina, que el mundo serà mejor de por sì o que simplemente EEUU dejarà de ser imperio para ser amiguito de todo el mundo. Creo que la institucionalidad gringa y la ideologìa que tienen es màs fuerte que cualquier candidato y que una cosa es hablar pendejadas siendo candidato y otra agarrar el toro por los cachos, para decirlo vulgarmente.. Tambièn tengo dudas, y serias, de que su seguridad està màs en juego que la de cualquier otro Presidente gringo. Eso no es màs que habladera de paja de unos cuantos que creen que Obama serà como la plastilinita.

No creo que Obama sea de una creatividad aterradora y a la hora de la verdad serà mucha la gente con la que tendrà que negociar. Habrà que ver què tanto puede hacer realidad lo del Yes, We can. Tampoco me creo el cuento que vayan a cambiar demasiado las relaciones con Venezuela. Creo que Chàvez tardarà màs en hablar paja de reconciliaciòn y cambios que en encontrar algo que diga Obama que no le guste y que comience de nuevo el cuento japonès del imperio para disimular las tortas y el desmadre de su gobierno.

Claro, los chavistas hacen lo posible para no entender eso y desde la noche del martes habìa cuatro bolsas y la necia de la Golinger hablando ya mal de Obama en el PSUV TV, aka Canal 8. Las malas mañas no se pierden y supongo que estos esperpentos a los que me niego a dar el tìtulo de analistas se preparan para tirar la basura hereje. Sin hablar de los tarados analistas (sin ànimos de ofender a los tarados) que se dedicaron a analizar en la prensa rojita por què los gringos no son demòcratas por que su proceso electoral "no es soportado por el voto popular" (no sè que es màs ridìculo. El pontificado electorero o ver còmo esta cuerda de manipuladores y chantajistas cree que èsto es una democracia perfecta. Sì, Luis, muerde aquì)

En fin. Les dejo el increìble artìculo del viernes de Laureano Màrquez. A todos nos da envidia. A todos los que somos demòcratas en serio y no nos comemos el cuento de la democracia chavista (si votan por mi gente es chèvere, si no les saco los tanques. Què arrecho, carajo).

Congratulations, gringos de m...

Yo no sé a ustedes, pero al suscrito las elecciones gringas lo que le produjeron es una cochina envidia.

Primero: ver a un negro en la Casa Blanca, a la que le esperaba un negro porvenir si ganaba el blanco, aunque –dice un periódico del imperio– que al votar por el negro, los americanos dieron en el blanco.

Segundo: ver al blanco llamar al negro "my President" y reconocer lo que esta elección significaba para las luchas de los afrodescendientes, para la idea americana de que todos pueden llegar en igualdad de condiciones y hasta darle el pésame por la muerte de su grandmother, en vez de mentársela, como nos resulta familiar en la política local. No se le ocurrió decir que el triunfo de Obama fue de m..., ni nada por el estilo.

Tercero: ver al negro decir que quiere ser el Presidente de todos los norteamericanos, incluidos, claro está, todos los que no votaron por él, a los que nunca mandó al carajo, ni a lavarse el paltó, ni a que se metieran su voto en el bolsillo. Tuvo, además, palabras generosas y respetuosas para su adversario: no lo llamó imbécil, ni desgraciado. Tampoco amenazó con meterlo preso tan pronto llegue a la que ahora tendremos que llamar Black and White House.

En fin, da envidia ver que la política puede ser el espacio del diálogo y el respeto, que aun quienes discrepan son capaces de reconocer que el adversario comparte el mismo amor por el país y que hay un enorme terreno para el acuerdo y la cooperación.

Por lo demás, conozco a alguien que se va quedando sin culpables a los que endosar sus fracasos y hasta él se ve obligado a felicitar a los que, tan sólo un par de meses atrás, eran unos gringos de m... Como dirían nuestros hermanos cubanos: que manera de comerla, caballero.

NOTA A WALESA:
Sé que tiene toda la pinta de una maniobra más del gobierno para silenciar una eventual crítica en un foro sobre la democracia. Pero doy fe de que la excusa que le dieron, señor Walesa, es absolutamente veraz. El gobierno venezolano no puede garantizar su seguridad, ni la de ningún ciudadano de este país. Al menos en su caso lo ha dicho con sinceridad. Así que, más bien, usted tuvo una suerte que no tenemos los que cada día salimos a la calle sin escoltas ni guardaespaldas, ni círculos de seguridad, porque lo que a nosotros nos ha caído encima es una extraordinaria mala Lech, Walesa.

Saludos,






Reacciones:

1 comentario :

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!