miércoles, 26 de noviembre de 2008

Lo que dejò el 23 de Noviembre (parte 1)

Bueno, y finalmente cubrimos nuestro show electoral anual. Otro màs en la lista de elecciones que de acuerdo al gobierno, confirman nuestro caràcter de paìs demòcrata, aunque una no entienda què democràtico puede ser que traten de obligar a uno a votar por una determinada opciòn (aunque el voto sea libre y secreto) porque si pierden se ponen de color verdoso brillante y quieren envenenar a media humanidad.

Sì, claro. Entièndame desde el principio, estimado lector. Cada año tenemos un show electoral que ya es poco menos que un espectàculo con varias partes, claramente definidas:

El Pre show: Donde cualquier hijo de vecino se lanza al cargo que le apetece, aunque sepa que de vaina va a votar su familia por èl (y porque le quedò debiendo el prèstamo para hacer el veintiùnico afiche de anuncio de la candidatura que pusieron en la entrada de la ciudad), donde todo el mundo se pelea como perros y gatos por las candidaturas-a-lo-que-caiga. En la oposiciòn, el concierto de la Unidad post 2D se desafinò y todo el mundo tenìa encuestas que ratificaban su opciòn, asì que todo el mundo se lanzò y ni de vaina diga eso de la Unidad porque no hace falta. En el gobierno, esta vez tuvimos una variaciòn en el proceso de preselecciòn del Psuv, una vaina ultra democràtica ella que consistìa en que:

- Usted se hacìa bulla con los inscritos en el PSUV, o campaña electoral, pues.
- Hacìan un proceso electoral, avalado por el todopoderoso y omnipresente CNE, por el cual la ùnica manera en que usted quedaba de candidato directo sin problemas era si le pasaba una arrasadora por encima al otro candidato.
y 3. Si quedaban màs o menos con diferencia mìnima, la vaina pasaba a un comitè ejecutivo, directivo, consejo comunal Psuvista o como quiera que se llame la directiva del partido y que ùnico (Bueno, en realidad es Chàvez con el grupo de acòlitos que mejor le tolera la ladilla) y ellos elegìan segùn el que les pareciera màs chèvere para la regiòn en cuestiòn. Ah, si protestaba alguien por la decisiòn....no le paraban bolas. La gente no protesta. Obedece. Si no te gusta te vas del PSUV.

Pero bueno, esto les sirviò para pavonearse de democràticos por semanas enteras. No importa que a la hora de la verdad quien eligiò fue el jefe.

2. La alfombra roja (sin alusiones polìticas, por favor) aka campaña electoral. Acà comenzaron a salirse varios candidatos de oposiciòn cuando se dieron cuenta (algunos, en honor a la verdad) que si no se unìan la vaina iba a ser poco màs o menos que un paseo para la arrasadora abusadora del PSUV (y otros porque se les acabò el presupuesto o ganas de seguir recorriendo pueblos y abrazando viejitos) y comenzaron a pensar en serio en ese concepto esotèrico llamado Unidad. No todos, claro, insisto en ello. Otros fueron eliminados por el proceso a lo Survivor llamado "inhabilitaciòn" cuyo moderador era el Contralor anònimo aka Clodosbaldo Russiàn por el cual el susodicho revisaba cualquier mariquera y sacaba de la carrera a candidatos con dos caracterìsticas: gobernaron alguna vez y eran de oposiciòn.

Y comenzò la campaña electoral de nuestro glorioso Presidente, Hugo Chàvez Frìas. No, no fue que yo me equivoquè y olvidè que eran elecciones de Gobernadores, alcaldes y demàs. No. La vaina era poco màs o menos tipo El Clon: Chàvez era el candidato a 20 y pico gobernaciones, cuatrocientas alcaldìas y no se cuàntos cargos de legislador regional. O al menos asì parecìa porque ni la suma de sus veintipico candidatos a gobernadores hablaron màs que èl. La campaña, en esencia, fue algo asì....

a. De vaina los candidatos reales hablaban. Para què carajo. Para eso està Chàvez.
b. Salìa el jefe a hablar de su habitual pajero diario: El imperialismo, el socialismo, la crisis mundial, primero no nos iba a tocar, despuès sì pero no importa porque para eso està el glorioso gobierno socialista, el Imperio, Bush, Pepe el Cubano, Fidel Castro, el panita ruso de cuyo nombre no me acuerdo a esta hora ni a balazos....o sea, un barullo mental que sòlo lo entendìa èl y su siquiatra. El caso es que la mitad de eso se desarrollò a travès de unos esotèricos avances informativos en Psuv TV aka Canal 8, que duraban màs que un dìa de mi amigo Jack Bauer, y el resto en cadenas nacionales que inauguraban desde salones de clase hasta proyectos esotèricos endògenos que interrumpìan cualquier vaina que usted quisiera ver en la tele, eso en aras de la "campaña mediàtica" que sòlo se contrasta por la vìa de joderle a usted su derecho a ver televisiòn nacional en paz.

O sea. el aplique de cadena era con toda vaina. La novela, las noticias, las pelìculas, el Caracas Magallanes (sì, ya el ego llegò al punto de que no importa el beisbol ni su supuesto fanatismo con el Magallanes. Eso tambièn se interrumpe porque lo que tenga que decir el jefe es màs importante. Punto), y el asunto fue tan insufriblemente abusador, que cuando ya no tenìa mucho que ver con la campaña electoral sino con un visitante inoportuno el jueves recièn pasado, cuando caìa un impresionante coñazo de agua que fastidiò seriamente Caracas y otras zonas del paìs y al Lìder le importò tres pitos y tres flautas que la gente necesitara saber si en verdad el Guaire se estaba desbordando, si se podìa entrar a Cumbres de Curumo o por dònde llegaban a su casa: el tipo tenìa, necesitaba, le urgìa, que vièramos còmo condecoraba a un compañero de ideologìa, presidente de Vietnam de quien aùn no tenemos idea què coño hacìa por estos predios tres dìas antes de las elecciones.

El asunto de la campaña del Lìder supremo llegò a extremos arrechos en el caso del Zulia, reducto que aùn no ha podido pisotear el chavismo salvo que la gente se cambie de bando (tipo Di Martino) donde las encuestas le daban la Gobernaciòn a un señor Pablo Pèrez, que hasta ese momento era un ilustre desconocido. Al menos para mì. A la Alcaldìa de Maracaibo, la principal, se lanzò Manuel Rosales. Dèjeme decirle que el tipo me cae medio mal desde hace rato, màs cuando habiendo tanta gente decidiò lanzarse a Alcalde despuès de Gobernador, que es algo asì como pasar de zapato de tacòn a chancletica, pero bueno, nada en teorìa le impedìa lanzarse y el tipo decidiò que podìa ser alcalde. Como las encuestas tambièn le favorecìan, asumimos que en verdad el muchacho se habìa matado por el Zulia o por lo menos alguien le cree, entonces comenzò el Jefe Supremo a creer que de verdad su palabra era vida (parodiando una vieja canciòn de iglesia) y entonces comenzò a despepitarse a cada tres por cuatro de los dos susodichos maracuchos lìderes en las encuestas. Aquello fue un aplique revolucionario de promesas y visitas constantes al estado que debieron haber molestado bastante dada la seguridad implacable del Jefe. Zulia tenìa que ser socialista por que sì.



Cuando, por supuesto, eso no cambiò las encuestas, entonces comenzò el muchacho de Miraflores a insultar arrechamente y, dueño del poder, decidiò ejercerlo con todas. Manuel Rosales se convirtiò de pronto en el demonio de Tazmania con los bolsillos màs enormes. Que si robò, que si se llevò èsto o lo otro, que si era corrupto, que si tenìa quintas, que si tenìa matones....sì. Algùn apendejeado de oficio, bajo las ganas de llegar lejos, se puso a inventar denuncias para perder el tiempo y hacèrselo perder a los lectores de prensa. La ùltima que lo iban a matar este fin de semana dos matones de Rosales. Todavìa, que sepamos, el tipo anda por ahì. Suponemos que Rosales tenìa cosas màs interesantes que hacer.

Idem con Carabobo, donde el Lìder se empeñò en que su candidato tenìa que ser el bocòn absurdo de Mario Silva, aunque èste no es valenciano ni un coño, y su ùnico mèrito es gobernar a los cuatro camarògrafos que se lo tienen que calar a juro hablando la paja hereje de Globovisiòn en el bodrio televisivo màs insufrible de PSUV TV, aka La Hojilla. No importa. Ahì le dieron palos no sòlo al chamo con apodo de ave hija de la gallina, sino al pavosìsimo General Eructo, un dìa aliado y hoy enemigo simplemente porque querìa seguir gobernando. Cosa que le cayò mal al muchacho de Miraflores. Silva recurriò tambièn a la tàctica de que si quieres destruir al enemigo, insùltalo, invèntale una propiedad afuera y acùsalo de corrupto.

Y como ninguna de sus reconvenciones contra los candidatos que no eran rojos funcionaba, al menos no segùn hasta las màs radicales encuestadoras chavistoides, entonces recurriò a la tàctica que mi amigo Jack Bauer, enemigo de hablar pendejadas, llama CHANTAJE vil y vulgar. Si no votan por mis candidatos anònimos, porque a la hora de la verdad màs de uno era anònimo, entonces el Socialismo se despeñarà, las misiones no funcionaràn màs, los proyectos endògenos se quedaràn en proyectos y peor todavìa, me mataràn y quemaràn mis restos en la hoguera. Volveràn los intentos de golpe. El petròleo bajando los hundirà màs y se joderàn porque no tendràn a su lìder hasta el 2021. Asì de burda la vaina. Y peor aùn. Si gana el candidato opositor, les sacaremos los tanques, les cortaremos los suministros y tendràn que jalarme bolas el resto de la vida si quieren un cèntimo para arreglar el maldito hueco en el que todos los carros caen. Sobre todo nos sacaràn los Tanques de guerra, frase que sospechosamente, ahora todos niegan haber dicho aunque esa barbaridad saliò casi que en Cadena Nacional y està grabada. Què casualidad que ahora es que està fuera de contexto.

3. El evento en sì. Como cualquier premiaciòn de las que suelo comentar por esta vìa bloguera, tiene sus partes:

a. El "vayan a votar" sin caña (obra de la Ley seca, claro està) aderezado desde hace algunos años con un desagradable introito madrugador por el cual he mentado la madre a màs de un chavista: el toque de Diana a las cuatro de la mañana. Sì, de sàbado a domingo, ese dìa en que la mayorìa de gente de este paìs como yo decide que recuperar lo que no duerme en la semana es ley, lo despiertan a uno con un coctel de cohetones y un disquito patètico con el toque de diana militar. Como que si uno, que no le pega al cuartel ni de vaina, hubiera entrado de cabeza secuestrado y obligado a cumplir.

Despuès de unos ocho procesos electorales, me limito a soltar cuatro mentadas de madre desde la almohada, volverme a echar las sàbanas encima y seguir soñando con hacerle......(inserte acà lo que mejor le caiga de pensamientos femeninos pro tenga sexo con su celebridad favorita) ......... a John Krasinski. Si joden mucho recurro al Ipod hasta que la caravana ladilla con su disquito estùpido se largan de mi calle. Ni eso vale la pena para uno levantarse y arruinarse de entrada el domingo, porque va a ser largo con bolas y hay que aprovechar el descanso.

Despuès de que una se toma el tiempo del planeta para levantarse, tomarse el cafè, darse una ducha (sigue siendo domingo!) Usted va a votar, a la hora que sea, se cala su cola y la ineficiencia de los miembros de mesa màs la cantidad alarmante de imbèciles que despuès de que nos aturdieron con propaganda y chuletas sobre còmo votar, incluso en cadena nacional, resulta que nunca se enteraron y se entraban como idiotas delante de la màquina de votaciòn, con lo que la tal influencia mediàtica que es la excusa permanente de este gobierno se pone en total duda. Sì, hermano, la gente ve menos televisiòn de la que Chàvez y sus acòlitos creen.

Mientras tanto, la tele pasa interminables operativos con entrevistas a media humanidad, donde insisten que uno tiene que ir a votar, ejercer su derecho y cualquiera de los pavosos comentarios rutinarios emitidos por los mismos seres de siempre y ver los actos de votaciòn de los mismos pavosos de siempre, que hacen que uno se quede dormido frente a la tele antes del mediodìa. Mejor para uno.

b. La larga espera. En dos partes. Primero, la gran tràcala. Hace diez años, en la vilipendiadìsima cuarta repùblica, la norma era clara y concisa. Si a las cuatro de la tarde ya no quedan electores haciendo cola delante del centro de votaciòn, se cierra la mesa, se emite un acta luego de contar los votos y asunto terminado. Los miembros de mesa se iban a sus casitas a dormir lo que no durmieron en todo el finde y los demàs se ponìan a esperar que el CNE se dignara soltar los resultados de la vaina. Como los resultados solìan salir a horas de gente, o sea, entre siete y diez de la noche, daba tiempo a que las caravanas y los cohetones sonaran antes de las doce, y uno se acostaba a horas de gente porque el lunes es dìa de trabajo.

La quinta repùblica trajo, aparte de las màquinas de votaciòn y la tràcala de Smartmatic, porque es insòlito que un sistema supuestamente "automatizado" tarde mil veces màs para sacar resultados que el manual.... una interesante modalidad que llamarè "y quien dijo que la cola tenìa que ser delante del centro de votaciòn"? Que en esencia es que si usted llega a las cinco y media y su mesa pretendìa cerrar....NO! tiene que estar ahì para que usted, que decidiò ignorar la peticiòn de madrugar para votar, ejerza su derecho. Si no la gente grita por las pantallas de la televisiòn. Eso bàsicamente viene dado por un truquito politiquero: que los tipos de los comandos de Campaña se las ingenian para averiguar còmo es que va su candidato. Si ven que està perdiendo....

- VAMOS! corran a buscar a la gente que no ha votado!

Entonces salen en cambote a cazar incautos que no tengan el dedo morado. Como sacar a alguien de su apoltronamiento dominical a las cuatro de la tarde cuesta un Congo, entonces le ofrecen caña (esa misma prohibida por Ley seca) y real. Irresistible combinaciòn a la que muchos no se resisten y bueno, los llevan en transporte de lujo al centro de votaciòn en cuestiòn, con lo que se retrasarà hasta el infinitum el cierre de la mesa, los miembros de la misma se arrecharàn porque les toca llegar a la noche con dos cachitos y un jugo en el estòmago, y todo el proceso se retrasarà bajo la excusa de que la gente tiene que votar. Sì, sè que hay otras modalidades aùn màs tracaleras, pero dejèmoslo de este tamaño.

La otra modalidad de la larga espera viene cuando se combinan los siguientes factores.

a. El CNE decidiò que ahora no da resultados previos que signifiquen que primero ganò uno y despuès que contaron màs actas pueda ganar el otro. NO. Ahora tienen que ser resultados que "sean irreversibles" porque ya sabes, el fastidio mediàtico, la vaina, la gente cree una cosa y despuès otra.... Vaina que es simple y puede ser que funcione si el candidato era algo asì como Henry Falcòn en Lara. Pero si la cosa està apretada puede diferir la cuestiòn hasta el año donde las peras eran azules.

y b. Lo que todos sospechan pero nadie dice: El lìder, como buen jefe, recibe los resultados primero que uno. Si gana, chèvere. Si pierde, como el 2D, donde la votaciòn se limitaba a decir si o no a una pretensiòn de cambio constitucional, hay que darle tiempo al muchacho de que asimile el taparazo, rompa cosas, se arreche, insulte a titirimundache, se bañe, se vista de nuevo, ponga su mejor cara, se tome dos tranquilizantes y salga con el discurso de que la democracia funcionò nuevamente. Claro, eso durarà hasta que dure el efecto de las dos pastillitas, demostrado ampliamente el 3 D y dìas siguientes, donde la victoria de la opciòn del NO por tarifa mìnima (olvidando que en este paìs todas las votaciones se ganan por la mòdica suma de UN voto) se terminò convirtiendo en la victoria escatològica. Si le quedò alguna duda, vèase resultado de la elecciòn del domingo y declaraciones del lunes donde de pronto Petare se convirtiò en el Country Club.

Eso, en cristiano, significa que usted tendrà que esperar a que la Lucena hable despuès de la medianoche, lo que interrumpirà a coñazos su lunes. Despuès que se tome cuatro palos encapillados, se comiò todas las chucherìas que acaparò, el resto del sancocho o lo que quiera que hizo para almorzar y se acabaron las pelìculas que alquilò, comprò o pirateò, todavìa le queda espera que jode. Y cuando la suelten, a esperar que se le acaben los cohetones al grupo que ganò. Es una soberana ladilla. A mì me valiò que en esta ocasiòn el 23 de Noviembre tenìa un aditivo especial por el que cualquier espera era aguantable mientras hubiera electricidad e Internet, sobre todo lo ùltimo: Esperar por mi regalazo de Noviembre, por algo que habìa tenido ausente por màs de dieciocho meses. La acciòn de Jack Bauer en 24 Redemption. Me salvò del aburrimiento. Mientras me pudiera bajar eso, podìa tolerar sin lìos los retrasos patològicos del CNE y la estupidez de unos cuantos seres en este planeta, chavistas y no chavistas que en los dos lados sobran imbèciles. Eso aparte de la genial cobertura que se le dio al asunto por la vìa del Twitter, de la que comento en la segunda parte de esta nota.

Saludos,





Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!