jueves, 1 de enero de 2009

Lo mejor del 2008.....

No sè de donde viene la costumbre de hacer tantos recuentos y recordatorios, que a veces suena deprimente. Pero como de lo menos que me quejo es de còmo fue este 2008, porque dirè que a pesar de todo lo que pudo ser malo éste fue un año particularmente entretenido, interesante y donde descubrí un montón de cosas divertidas e interesantes, aparte de un montón de gente.

Veamos un resumen ejecutivo de lo que pasó en el 2008 para los efectos de esta adicta loca:

a. Por primera vez un avión me dejó botada en un aeropuerto (eso fue en Maracaibo, justo el día antes de mi cumpleaños. Y como era de esperar, la fecha, donde pensaba dedicarme al grato deporte de echar carro, me agarró fue viendo como coño me regresaba a Maiquetía y a mi casa en un avión de La Venezolana. Los trámites para cambiar el fucking boleto costaron más que el carajo y peleas que duraron hasta casi el minuto antes de tomar por fin el avión de vuelta a casa). El viaje más planeado ever, que terminó siendo un desmadre, terminé pasando más frío que el carajo. descubrí que el maletín de la computadora de la oficina aguantaba bastantes corotos de más, que una WIFI de un hotel de pacotilla puede ser un paliativo para una media depre por doscientos incidentes fuera de control, donde conseguí un frasco de pastillas de la tiroides que llevaban desaparecidas desde noviembre del 2007 y descubrí que pelear con Aeropostín podía ser una opción, aparte de que hay gente más peleona que uno, eso sí. A mí me costó reaccionar.

Pero bueno, de todo se saca algo, así que lecciones aprendidas para el resto de los vuelos ejecutivos siguientes: No ser tímida pidiendo viáticos, llevarme al menos una muda de ropa interior aunque sea vuelo de ida por vuelta, y reclamar que jode en las líneas aéreas. Ah! y jamás volver a pensar en comprar un mamotreto como Potter 7 justo cuando me voy de viaje porque después el libraco ocupará espacio que jode y la maleta pesará como un diablo....y no sabré que carajo hacer con él. El libro volvió a casa por mi amor inconmensurable a la lectura. Simple y llano.

b. Pasé la arrechera que jode en mi oficina, sobre todo desde julio, luego de un puente vacacional tomado por razones personales ineludibles (después de haberlas toreado una y otra vez hasta que se convirtieron en la clásica crisis en la cual o resuelves o te jodes, algo que mis vecinos parecen no entender) que terminó con una guerra sin cuartel con el vecindario, pero logré mantener mi negocio a flote (importante) y terminó levantándome la autoestima saber que el problema no soy yo. Batalla sin terminar, por cierto, y lamento tener que robarle los términos guerreros al insufrible de Miraflores. Pero esa es la mejor terminología que puedo utilizar para reflejar cinco meses y medio insoportables.

Descubrí que mi vecindario puede ser más insoportable de lo que ya me parecía (y eso que siempre había procurado mantenerme al margen de su chismorreo interno y de la competencia interna de adulación al jefe) y que ciertos personajes podían ser más habladores de pistoladas de lo que parecían. Sin embargo, logré sobrevivir gracias a otros oficinistas con un jefe loco, irracionalmente amiguero y creído que es el mejor gerente ever. Sí. Descubrí The Office y me enamoré de esta comedia a mil después de evadirla por meses enteros aunque ya sabía que tenía buena crítica y excelente cotización, pero mi reticencia duró hasta que bajé de ociosa un sábado que ya tenía los niveles de amotinamiento a niveles graves y de paso andaba en mi oficina, Weight Loss, el episodio que arranca la temporada cinco de la versión gringa de este serial.

Sí. Resultó que me encantó. De ahí me decidí a retomar los DVD piratas que ya tenía y revisar los episodios bajados de la temporada cuatro. Septiembre se hizo más tolerable. Unas cuantas amanecidas se anotaron en mi existencia. Pero valió la pena. Me divertí como nunca, encontré que las loqueras de Michael podían ser divertidas, que Dwight es un vacilón, que Jim y Pam pusieron a prueba mi amor por Friends siendo una pareja genial, el resto de la oficina resultó ser tan increíble como todos los demás....y en fin, me he divertido una barbaridad.

c. Seguí dándole teclazos a este blog, que ha resultado mucho más divertido de lo que parecía. He terminado escribiendo de todo, la idea inicial ha variado más de una vez y he terminado escribiendo lo que no pensé y dejando de lado lo que sí pensé, pero bueno, poco a poco le he ido encontrando equilibrio. Aparte de eso, este año decidí dividir el blog en dos partes y dejar 24 para un único blog. Esa decisión fue buena por un lado pero me ha hecho bien difícil mantener dos blogs a la vez y tanto uno como otro han sufrido.

Pero igual pienso mantener ambos funcionando. Es más cuestión de disciplina que de volver a consolidar los dos blogs. Y no quiero hacerlo. Por ahora.

d. Encontré que sí podía esperar un año entero por mi serial favorito. Honestamente, pensé que terminaría dejando 24 de lado (eso de esperar más de año y medio lo inventaron para locos, pero sí aguanté, me gustó Redemption a pesar de todo, y espero como la propia sicótica mi temporada siete. Sé que los martes no serán los mismos este año, más debiendo bajar dos series ese día. Sé que voy a disfrutar un montón y que me anotaré dos amanecidas semanales (la otra la causa normalmente The Office) que no me importarán hasta Mayo. I´m so sorry. Pero mi pasión por Mr. Bauer es arrechamente genial. Todavía!

e. Encontré como estirar mis piches cuatrocientos dólares cortesía de Cadivi. Qué te puedo decir, eso es lo que había. Compré todo lo que hay en libros de 24, pagué todos los envíos de lo que pedí entre 27 y 28 de dic. del año pasado (algo que no repetí este año, preferí no arriesgar) House, y para final de año.....24 Redemption y completé mi colección en R-1 de The Office. A ver como exploto el cupo el próximo año. les dejé seis dólares. Que les aprovechen.

f. Me compré mi laptop actual, una Dell Vostro 1500 que fue buscada con toda la paciencia del caso y que resultó mi mejor compra ever en este año. Funcional, genial, con dos gigas de memoria que este año si Dios quiere y hay real subiré a los cuatro que tiene máximos y un disco duro de tamaño decente que en una de éstas se quedará corto de tanto bajar episodios de series. Pero es una máquina excelente, que me ha dado horas de diversión increíbles y que pienso seguir disfrutando durante el 2009.

g. Un gripón de como dos meses que fue lo peor de este año aparte de la molestadera del vecindario laboral. Ese sí me fregó, y no sólo el bolsillo que ya de por sí sería un problema. It was horrible. Andar por la zona del Metro cansándome no más que de subir cuatro escaleritas, es un trauma.

y h. Descubrí Twitter.

No por estar de último deja de ser importante. Diría que de paso, es una de las cosas más importantes de mi 2008, aparte de que la familia esté bien que es importantísimo.

En realidad, abrí mi cuenta de twitter en Noviembre de 2007 por curiosidad en ver en To2blogs el timeline que tenían con algunos colegas venezolanos en el sistema, pero no la había usado demasiado. En realidad estuve a punto de cerrar la cuenta, hasta que en marzo del 2008 (recuerdo la fecha con claridad: fue el 6 de Marzo) decidí aceptar la solicitud de @neogabox.

Y ahí comencé a twittear parejo. No sé (no quiero saberlo, en realidad....) si mi participación representa algún tipo de récord. No me resultan relevantes esas cosas. Más bioen a veces me da pena hablar tanto por Twitter y tener como 27.250 twiteos contando con que yo tendría unos 200 a principios de marzo y quería rasparme la cuenta porque no le veía mucho sentido al sistema. Resulta que sí lo tenía: una buena cantidad de amigos, un grupo de gente fenomenal que es parte de mi día a día, algunos de ellos ya los he visto en persona, otros siguen siendo parte de la actividad diaria....en mi twitter he conocido a gente increíble, incluso chavistas (que estemos en arenas políticas distintas no los hace menos seres humanos ni menos divertidos) he visto campañas fenomenales, he visto cómo se puede perder tiempo....y como se puede tener, cuando hace falta, un poco de compañía diaria. Sobre todo cuando una anda medio arrecha.

En fin, ha sido increíble. Y los tuiteos que hay? gracias a la gente que me permite compartir mi día a día, que lo puede leer en Facebook también (otro descubrimiento del 2008 que ha sido divertidísimo por la posibilidad de contactar nuevamente a gente que no veía hace años) Y que, simplemente, están ahí. Siempre hace falta saberlo.

No me fue mal en el 2008, no cree usted, amigo lector?

Espero que todos los lectores de este blog hayan recibido un 2009 fenomenal. Y que la crisis no sea tanta que nos ahorque antes de encontrarle la vuelta.

Feliz año nuevo 2009, everybody!

Saludos,

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!