martes, 16 de diciembre de 2008

Y en The Office no quieren huelga.....aka lo más reciente del conflicto de la SAG...

En el mundo de Hollywood siguen los líos económicos a mil. Recientemente se reavivó la diatriba por el aún pendiente convenio colectivo de los actores de Hollywood representados por la Screen Actors Guild (SAG de ahora en adelante) único sindicato que a la fecha no ha resuelto su convenio con la asociación de Productores (AMPTP).

Les explico qué ha pasado porque yo misma tenía el tema un tanto abandonado.

a. Posterior a la huelga de guionistas que afectó finales del año pasado e inicios del actual hasta febrero, se inició el debate del convenio de los actores, que vencía el 30 de junio de este año. La directiva de la SAG optó por arrancar discusiones en Abril, aún cuando varios actores de la denominada lista A (O sea, super estrellas a las que ésto no es que las afecta demasiado) pidieron comenzar antes el debate con los productores para evitar una posible segunda huelga con todos los efectos.

b. La SAG intentó aliarse con AFTRA (El otro sindicato de actores) para negociar un convenio conjunto aún cuando la segunda asociación había comenzado sus reuniones con los productores. Este intento se rompió por discrepancias con criterios de la directiva de la segunda asociación que optó por continuar negociando por sí sola y llegaron a un acuerdo con la AMPTP que básicamente repetía los mismos logros de directores y libretistas. A pesar de un intento de la SAG por impedir la aprobación del convenio, intentando influir sobre el 44% de actores que tienen carnet de ambos sindicatos, los miembros de AFTRA ratificaron el convenio logrado por su directiva.

c. La SAG Continuó discusiones después del 30 de junio a pesar de los rumores de huelga. Estas negociaciones recién se rompieron a final de noviembre y la SAG Anunció su decisión de solicitar a sus miembros autorización para convocar a una huelga. Para que esta se apruebe, deben votar sí al menos el 75% de los miembros actuales de ese sindicato.

Debido a las festividades navideñas, el envío de las planillas de votación se difirió hasta el 2 de Enero y la votación sobre el tema se cerrará durante la tercera semana de Enero, cuando se decidirá si el sindicato va a huelga.

Revisando esta mañana Deadline Hollywood Daily, encuentro varias notas sobre este tema:

1. Aparentemente hay serias discrepancias entre los miembros de la SAG sobre la necesidad de una huelga. Aunque Alan Rosemberg, presidente del sindicato, ha insistido en que ésto es necesario para logran un convenio decente con los productores, hay voces disidentes que indican que una huelga en estos momentos de crisis económica mundial sería contraproducente. Adicionalmente, muchos indican que en estos momentos la denominada "New Media" (Internet, streaming y otros) no es tan importante como para generar una huelga y que en tres años, cuando se advierta realmente el desarrollo de esta tecnología es que podría intentarse una unión entre todos los sindicatos involucrados (Directores, guionistas y actores) para lograr reivindicaciones reales sobre este tema, que ha sido el punto más conflictivo en todas las discusiones.

2. El 12 de Diciembre unos 31 miembros del sindicato comenzaron una carta invitando a sus colegas a votar sí a la petición de aprobación de una posible huelga. Esta lista la firman entre otros Mel Gibson, Sandra Oh (G. Anatomy), Elliot Gould, Holly Hunter, Justine Bateman y Ed Harris entre otros. La petición está unida a una serie de declaraciones y videos que se pondrían en la página web del Sindicato.

Esa comunicación fue respondida por otra carta, escrita por Rhea Perlman y Danny de Vito que fue firmada por un grupo de más de 100 actores que solicitan que la petición de la SAG no se vea sólo como una autorización - cartita bajo la manga en caso de que fallen las negociaciones, sino como la petición de una huelga en sí...y que se vote NO a esa propuesta. Este grupo indica que apoyan a su sindicato, pero que consideran que este no es el momento para convocar una huelga, dada la crisis económica que está implicando reducciones de costos en todo Hollywood y el cierre de muchos puestos de trabajo (que podría multiplicar una segunda paralización de trabajo), que ningún sindicato quedó conforme con los términos relacionados con los nuevos Medios, y que es preferible un contrato imperfecto por tres años y buscar la unión con el resto de sindicatos (AFTRA, Directors Guild y WGA) para lograr en ese tiempo mejores condiciones con respecto a este asunto, que ir a una huelga que complicaría aún más la ya delicada situación económica del sector.

Esta carta tiene unas 140 firmas entre las que se incluyen las de Kevin Spacey, Tom Hanks, Alan Alda, Donald Sutherland, David Boreanaz, George Clooney, Glenn Close, Alec Baldwin, Peter Coyote, James Cromwell, Ted Danson, Matt Damon, Jennifer Garner, Morgan Freeman, Sally Field, Michael C. Hall, Bily Crystal, Helen Mirren, Cameron Díaz, Ewan Mc. Gregor, los Desperates Eva Longoria, James Denton, Felicity Huffman y Brenda Strong, y los Oficinistas (Aka miembros de The Office) Steve Carell, John Krasinski, Ed Helms, Bruce Boxleinter y Kate Flannery.

Esta comunicación fue respondida por la directiva del sindicato en una nota bastante poco diplomática, acusando al grupo de no haber asistido a reuniones previas donde se indicaría el por qué de la solicitud e indicando que "la retórica de la AMPTP ha tenido efecto" al dividirlos. Sin embargo, los invitaron a una reunión mañana miércoles 17/12 para explicarles las cosas desde el punto de vista de la directiva del sindicato. (No es por nada, pero esto es para votar NO sin anestesia)

Este grupo de actores tiene su propia página Web donde explican su desacuerdo con una posible huelga y explican sus razones para oponerse a la misma, que en resumen son:

a. Una autorización de huelga significa una huelga.
b. No hay suficiente respaldo ni sería muy productiva: Los productores simplemente continuarían trabajando con gente de la AFTRA que sí tienen contrato. Los miembros de la SAG quedarían sin trabajo en favor del otro sindicato. Adicionalmente, la televisión por cable no sería afectada, por lo que sólo serían afectados los seriales que trabajan con miembros de la SAG, televisión abierta en su gran mayoría.
c. SAG perdería series de televisión y la temporada de pilots con miembros del sindicato de AFTRA.
d. Afectaría los planes de pensión y salud.
e. La actual situación económica y recesión mundial.

3. El capítulo Nueva York del sindicato de Actores se reunió ayer con los directivos del Sindicato en una reunión que Nikki Finke calificó como tormentosa. Este capítulo está exigiendo que se cancele la votación, se convoque a una reunión de emergencia de los líderes del sindicato y se cambie el comité negociador. Alan Rosemberg contestó a ésto con una solicitud de reunión de emergencia del directorio del sindicato, que se canceló a última hora porque Rosemberg quería reunirse con la gente de NY en privado y éstos le recordaron que podía hacerlo vía teleconferencia, que obliga a reunir a todo el directorio. Esto parece indicar serias divisiones dentro de la misma directiva del sindicato.

En fin. Esto se ve más complicado de lo que parecía el lío de los libretistas que estuvo más claro desde el principio. Aparte, la dicotomía de la SAG da terror, entre gente que realmente necesita lo que se consiga mediante convenio y el grupo de actores que dada su categoría de A List tienen cualquier cantidad de prerrogativas que les hacen innecesario un convenio de este tipo. Amanecerá y veremos, pues. Les sigo contando en lo que vea nueva info al respecto.

Fuentes:

Deadline Hollywood Daily (Varias notas de las que tomé estrictamente lo necesario para escribir ésta)
SAG Decision (Web de los actores en desacuerdo con autorizar la posibilidad de huelga)

Saludos,

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!