martes, 24 de febrero de 2009

Lo bueno, lo malo y lo feo del Oscar 2009.....

La verdad, pensé en otro post en vivo, pero confieso que alteré la dinámica desde el mismo momento en que comencé a hacer zapping: o escribo o estoy pendiente para cambiar de canal rápido. Sí, culpen a Jack Bauer. Aparte, admito que la mitad de la emoción se esfuma cuando sabes quien carajo ganó.

Pero igual fue divertido ver el Oscar en repetición: los cambios anunciados por los productores, que tendían básicamente a dinamizar el show y hacerlo menos tedioso, en realidad cumplen con buena parte de su objetivo inicial: hacer más entretenida la velada, algo genial porque la premiación demostró, poco a poco, que por ahí no había nada que hacer: Prácticamente cero sorpresas entre los ganadores.

Pero también hubo cosas que para mí, al menos como televidente, sobraron y se pudieron eliminar en favor de hacer un evento aún más corto. De paso, pésimamente acomodado: la primera parte estaba infinitamente más movida que la segunda. La última media hora fue, literalmente, somnífera.

Aparentemente, los cambios funcionaron en algo para efectos de rating: Cuatro millones y pico más de televidentes que la función del 2008, pero no tantos así como para justificar los millones que debió costar la puesta en escena, aún con todo y crisis financiera.

En fin. En análisis:

Lo mejor:

a. Hugh Jackman cumplió su objetivo. Ser el anfitrión de una gala como ésta requería un poco de habilidad para manejar público, ser chistosito sin ser cómico, porque para eso no había un comediante de anfitrión como se había estilado en eventos previos, y hacer un poco de show. Jackman cumplió plenamente con el objetivo, aunque literalmente desapareció en la parte final del programa y de vaina apareció para despedirse. En partes dio demasiado estilo de show más que de entrega de premios, pero esencialmente....para lo que lo querían funcionó.

b. Tina Fey/Steve Martin: el mejor dúo de presentadores de la noche. Simpatía, genialidad cómica y un feeling tremendo entre ellos dos para presentar el premio más apropiado a ella: Guionistas. Excelente. Alguien debería pensar seriamente en Tina para un futuro Oscar. Le vendría super. Y a ella, invitar a Steve Martin a 30 Rock. No sería mala idea. (aunque Martin ande ya complicado con la próxima película en la que trabaja con Streep, Baldwin y Krasinski)

c. El número inicial de parodia a las películas nominadas le quedó super a Jackman. Lo más divertido: la escenografía montada como a los coñazos (supongo que para mostrar el efecto de la crisis: Los atriles de Slumdog Millionaire eran simples cajas de pizza, y la caja donde se sube Harvey Milk en la película homónima, era una vil caja de madera. La única parte a la que no le vi mucho sentido fue la parte en la que parodió The Reader. El resto estuvo genial, incluyendo la adición de Anne Hathaway que recibió su primer elogio por esta actuación de Shirley Mc. Laine y en serio, debería considerar un musical. Le salió una voz espléndida.

d. El discurso de la familia de Heath Ledger aceptando su Oscar. Conmovedor a mil.

e. La idea de poner en los premios de actuación a cinco anteriores ganadores hablando de los méritos de los nominados me merece consideración especial. Una interesante versión de "nosotros, que ganamos, le damos la bienvenida al nuevo (a) del club" que funcionó en varios casos. Algunos textos fueron soporíferos y de otros se notó a leguas que sólo leyeron el teleprompter, pero como idea, fue divertida.

f. El video cómico de Apatow con James Franco (futuro Oscar como este carajito siga poniéndose en buenos papeles) y Seth Rogen. Apoteósico en carcajadas. Y la presentación con Kaminski en la que dijeron que si era malo la culpa era de Apatow. Excelente. Me reí con todas.

g. Los discursos más entretenidos: El de la Penélope Cruz, en inglés y parte en español al final; el de Sean Penn que tiende a ser medio resentidón, esta vez combinó adecuadamente el humor con su perorata política y no se olvidó de quien derrotó y dejó sin Oscar: Mr. Mickey Rourke. El de la Winslet me divirtió, más con el silbido de su padre desde donde estaba ubicado. El de Danny Boyle también estuvo super con disculpa incluida a un coreógrafo al que olvidó meter en los créditos de su cinta, el del productor de Slumdog Millionaire que no olvidó a nadie que le importara agradecer, y el del tercio de cortometraje animado que remató con un "Domo Arigato, Mr. Roboto" que seguro soltarán en más de un programa de chistes.

h. La mayoría de los videos resumen. Pienso que fueron demasiados, y que en muchos casos distrajeron más que ayudar, pero al menos hizo el evento bastante menos aburrido que de costumbre. La nota de no tirar música al segundo que se pasaran los ganadores, lo hizo menos grosero. Unos cuantos pasaron de los 45 segundos sin ser brutalmente interrumpidos por un sacudón musical.

Lo peor:

a. El número de Jackman con Beyoncé, los High School Efron y Hudgens y la Amanda Seyfried. No me hizo absolutamente nada, y la verdad....sobró hasta la eternidad. En realidad, lo único que hizo fue recordarme por qué detesto Mamma mía! y por qué soy tan ladilla y tan exquisita con los musicales. BTW, Beyoncé se veía gorda. Y no sé si era el traje o ella misma, pero parecía sobrarle algo en su humanidad.

b. El aún peor número que presentó los premios a la banda sonora y la canción original. Con razón Peter Gabriel se negó a participar. Horrible de mal montado, abaratado, literalmente se vio fatal en televisión, y peor la premiación en sí. Y no me refiero al tercio de Slumdog que recogió los dos premios.

c. La media hora final. No sé si por que a esas alturas ya estaban pegándole largo a las tres horas, o fue problema de programación o qué, pero se hizo increíblemente aburrida.

d. AL recontra imbécil que pidió filmar las caras de la Jolie y Pitt mientras estaban Aniston y Black en escena, deberían botarlo sin contemplaciones por abaratar un evento importante a niveles de programa de chismes de tercera categoría. Patético!!!!!!! Ya basta, carajo. Pitt y Aniston se divorciaron hace rato.

e. El in memoriam. Señores, vámonos aclarando acá. O ustedes ponen a una cantante y quieren ver a la cantante, o nos dejan ver a quien se está homenajeando porque nos dejó en este mundo. Pero las dos cosas no. Se perdió en más de una ocasión la vista a la pantalla y yo al menos no capté a más de un ser que era parte del in memoriam.

f. No sé qué fue más aburrido de la aparición de Reese Witherspoon: Su intento patético de ser chistosa con la función del director (hasta leído le habría quedado mal) o el horrible y mal puesto vestido que tenía.

g. Jennifer Aniston. Chama, por favor. SI tu rencor con Brad Pitt todavía te dura tanto como para no poder disfrutar de un evento donde el elemento ese esté a menos de 100 metros de ti, por favor, excúsate y quédate en tu casa en pijamas soñando con un Oscar hecho de bote de champú como dijo Kate Winslet. Pero ahórranos la inmensa LADILLA de verte con cara de circunstancias aplaudiendo de hipócrita.

Y a los camarógrafos: había más gente que Brangelina. Ya basta de la ladilla con la realeza ésta.

h. No sé si seré yo sola, pero qué malo el equipo de camarógrafos y peor la dirección. Hubo cosas del show que debieron verse arrechísimas en el teatro, pero que los televidentes vimos a coñazos. El más obvio? El in memoriam, parte del número de Jackman/Beyoncé, y unos cuantos ganadores que de vaina vimos cuando estaban en el podio. Las pantallas a veces de vaina se veían o se veían de lado.

i. Ben Stiller. Primero, más de un televidente incauto debió quedarse sin saber que era él. Dos, el chiste con Joaquin Phoenix deben saberlo los gringos y algún incauto como yo que lee que jode páginas de espectáculos en Internet, pero de resto....muy poca gente debe haber entendido por qué Stiller se puso una barba y un greñero. Es casi similar a los chistes políticos. Solo los captan unos pocos enterados del asunto.

j. La alfombra roja de TNT. Aprecio a la gente que sabe de cine. Pero el caso, señores, es que para hablar la cantidad de pazguatadas que hablaron ustedes en una hora, no hace falta estar en la alfombra roja: métanse en un estudio y divaguen sobre posibilidades y apuestas sin necesidad de estar ahí de adorno. Entrevistaron a dos o tres seres que de vaina cayeron por ahí, y, horror de horrores, la Montero habló paja pareja mientras el otro tercio hablaba no recuerdo ya con qué director. Otro pelón... llaman y hablan en español con Baz Luhrmann que ni entendía el idioma....están en el patio de su casa o en las afueras de un teatro con la premiación más importante del cine? Aterricen, coño!

k. Los traductores....horribles. Se metían en todo, taparon muchos discursos, tradujeron vainas que no eran....es mejor tenerlos que tener que esperar a medio entender algo.... pero no interrumpan tanto, carajo!

En fin. Más que suficiente. Les faltó algo, pero al menos entretuvieron, que era la tónica. Que los premios no ayudaran tampoco tanto así....no fue culpa de los productores. Pero la próxima....el evento es para televisión, linduritas.

Saludos,

Reacciones:

1 comentario :

  1. Mejor imposible tu percepción minuciosa y precisa. Creo que fue más de lo mismo, pero de forma modesta y muuuy predecible en ciertos niveles.

    Y sí, no eres la única que detestó tanto enfoque a *Brangelina* mientras la Aniston hacia lo suyo; unos queriendo seguir con el fetiche amarillista (los camarógrafos y quienes los dirigen), y otros... bueno pues, con la cosa por dentro todavía.

    Del resto, pudieron haberse esforzado un poquito más.

    Saludos!

    ResponderEliminar

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!