lunes, 9 de marzo de 2009

Crónicas de un egocentrismo insoportable....



No sé si a ustedes les pasa cuando salen a la calle (lo que suele ocurrir todos los santos días, excepto fines de semana que opte, como éste, en quedarme en casita terminando de pasar los efectos de un antipático virus gastrointestinal del que todavía ignoro su procedencia dado que tengo semanas que de vaina como en la calle, pero bastante que me fregó el finde. Bendito sea Dios por la manzanilla, el caldito de pollo en original y el Loperam tapa cañerías, aparte de los DVD de Friends, entretenimiento de todo el fin de semana) y sienten que cada día ésto se parece menos a la idea de un país democrático y más a la de altar de adoración perpetua de un líder con bastantes, pero bastantes ganas de ser reverenciado.

Y es que en estos momentos uno siente lástima por todos los que creen que esta vaina es un proceso socialista, comunista o algo similar y se desgañitan en Aporrea hablando de un proceso, de ideología comunista, socialista o como más les guste entenderla. No me jodan. Estoy segura que puedo desbancar a la Tecniciencia de la tonelada y media de libros que tiene sobre política, ideología y demás y todavía no hay ningún texto que pueda siquiera explicar un proceso cuyas principales ideas son las que salen de la cabezota del muchachito de Miraflores. Lo siento, amigos chavistas. Esta vaina no es socialismo, no es comunismo, no es socialismo del siglo 21 o nada medianamente parecido. Creo, sin temor a dudas, que todos nos hemos equivocado juzgando esta vaina.

Esto es sólo el proceso según esté de humor el jefe. Cosa que es bastante difícil de afrontar, según saben los que hayan tenido jefes imposibles. Yo creo que todos al menos tenemos una anécdota de jefes difíciles, del tipo de los que nunca están conformes, quieren hacer las vainas como les da la gana a ellos, no aceptan ninguna forma de trabajo que no sea la suya, y sobre todo, vuelta a lo mismo: Nunca, jamás, never, ever, están conformes. Pero eso sí, juran que son una maravilla de jefes. Y tienen un séquito de aduladores que les respaldan las ideas sin embochincharse el cerebro porque nunca faltan los que le sacan rosca a la necedad del jefe para hacer su propio reinado. Y no, no estoy hablando del pana Michael Scott.

Las cosas de Chávez no tienen un orden especifico. Porque no, lo lamento, esa vaina no es un proceso, no es un régimen con un orden específico, sino vainas que vienen porque le salen del higado, lo que quiera que esté leyendo en este momento, lo que se le ocurra cuando circula por Caracas y el chofer de mala suerte cae en uno de los doce mil millones de huecos que Jorgito sigue sin decidirse a cerrar, ocupado en mariqueras electoreras, o de lo que le cuente Papá Fidelio en las ocasiones en las que viaje a Cuba (se fue en Carnaval y regresó desatado: intervenciones, expropiaciones (y yo insisto: de dónde saldrá tanto real para expropiar cosas en las que después no van a hacer un carajo) Intervenciones, y la más divertida si no fuera una grosería en contra del sentido común y un mínimo manejo de lo que es el costeo de productos, costos directos, indirectos y manejo de empresas: Cómo coño conseguir pernil a precios regulados, cocinarlo y ponerle aderezos de manera que rinda, hacer un paquete de harina pan con arepas, pagar luz, agua, teléfono, gas, empleados, local, impuestos, mariqueras del Seniat, Ley del trabajo, seguridad Social, impuestos municipales, sobornos a payasos que vienen reclamando lo que no se les perdió en mi negocio, y que eso de para vender una arepa a 1,5 bolos de los fuertes. Y resulta que el Samán es Quijote. No me he reído más hoy con eso porque Dios es grande. Lo malo es que ese Quijote es Ministro y un ultra recontra resentido. No hay una sin dos.

La otra es la increíble muestra de egocentrismo diario por la cual el jefe nunca está conforme con el que ya lo quiere mucho....sino con el que de verdad, no logra simpatizar con Chavez por muchos Aló Presidente que haya evadido y mucha paja que haya hablado el muchachito. El tipo resiente no tener ochenta por ciento de popularidad y que todo el mundo lo adore, entonces suelta cosas como que la culpa es de "los medios privados" que siempre envenenan a la gente, y que es mentira que la oposicion creciera porque acá lo que impera es él y su ego. Le grita a su gente porque no le hace propaganda a los hechos de su gobierno, y suponemos que ese intento de restregarnos lo que hace, o intenta hacer, es el que justifica, para el susodicho, las doscientas y tantas cadenas que aplica.

El muchacho no quiere entender las siguientes pautas básicas por las cuales ya nos tiene aburridos:

a. Miércoles, chamo.....ni a lo que más nos gusta lo podemos tener permanentemente en pantalla. Y sí, eso lo dice una fans a morir de 24....pero que se sabe racionar también sus pasiones. Fuera de las menciones en Twitter (que son más para molestar y una especie de recordatorio personal que por que yo realmente me pase todos los santos días viendo al muchacho de la película) 24 tiene sus limitaciones conmigo. Si yo me dedicara a ver las temporadas a toda hora ya lo tendría aborrecido.

Y eso aplica también a la gente que nos cae chévere, los panas, las amigas inseparables, el novio inclusive en los primeros dias de relación, la gente de la oficina (que es a la que mas vemos aparte de la familia) la familia misma, tías criticonas, primos histéricos, sobrinos chillones, vecinos chismosos y pare usted de contar. Si no soporta a ninguno de los seres de esta lista 24 por siete....por qué coño un Presidente pretende que nos lo calemos de esa forma?

b. La propaganda egocéntrico cursi: Algún día alguien explicará la esotérica necesidad que tienen los promotores de esta loquetera para hacer propagandas cursis que más que recordar los supuestos logros del gobierno (reales y no tan reales) que lo único que causan es repugnancia por los niveles inmensos de jalabolismo que tienen sus autores. La foto que anexo a esta nota, la saqué con mi motoperol una noche luego del trabajo. Diez años después, habiendo visto millones de propagandas con la cara del susodicho, habiendo creído que no había propaganda más cursi que aquella que tenía un poema de amor, resultó que podía haber algo más cursi.

El presidente Chávez es más que amor frenesí.

Y yo que odio la cursilería a mil....POR FAVOR!!!!!!!!! Tienen que ser tan espantosamente pavosos? Ah, claro, después de googlear la vaina me consigo con que eso ya tiene rato por el planeta. Por favor.

Más todavía y desde el Metro. Ya no sólo es que ahora después de las elecciones te siguen poniendo la pavosa cancioncita de Chávez con el pueblo si va. Ahora, desde que el asunto se terminó y también se acabó la música internacional en el Metro (o te calas el concierto de Alí Primera o te lo calas) también hay cancioncitas y que juveniles alabando al Comandante. Qué cosa tan pavosa. Estamos en una revolución de todos los procesos o creando la iglesia de alabanza a un gran carajo?

Porque yo lo siento. A mí me da ladilla la cursilería. No me pidan caer en esa estupidez. Si de alguna manera pretenden convencerme, que sea con argumentos, no con frases de canción barata de rockola de carretera. Y conste que a mi me encanta esa canción. Pero no para que me la echen a perder con politiquerías balurdas.

c. La negocíación impuesta: Imagínese lo siguiente. Viene a pedir algo prestado. Entonces le ponen un montón de condiciones. Que si lo tienes que devolver a tal hora, intacto, sin una rayita, con ésto, con lo otro....en serio se va a arriesgar a llevarse el coroto?

Por qué carajo uno le tolera a un gobierno eso? O soy yo la única que se ha pasado la semana en un solo ataque de hígado viendo el show por el cual Chávez, a la mínima provocación sale con la canción del "te expropio, te militarizo o te quito" Esa vaina es de lo último. Quiero que alguien intente explicar la payasada de estos dias en términos de socialismo real.

Seguro me van a querer enredar los comentarios. Pero les dejo la libertad de intentar explicarme cómo es que una se quita de la cabeza la idea de que en todas las decisiones de las últimas dos semanas del Presidente no han sido más que una serie de caprichitos que al paso que va le van a costar más caro que un buen lote de inflación y desabastecimiento al que ya venimos mas que acostumbrados... porque a este paso se va a cargar el apoyo de los sindicatos. Que siga hablando paja y olvidándose de lo que significa la vil y vulgar palabreja de Negociación. El muchachito engreído sigue sin ver la necesidad de negociar. QUé bobocentrismo tan arrecho. A ver cuánto más tiempo eso va a funcionar. Yo soy de las que creo que la ausencia de politicas serias y el atropello tienen un límite. Vamos a ver cuantos más tendremos que perder para que aparezca ese límite que para mí está más cerca de lo que parece.

Y veré entonces donde es que entra acá la comparación con los siglos previos llamados Cuarta república, deporte favorito de los chavistas aún diez años después. Porque la cuarta sería mala....pero ésta quinta....no es nada mejor. Es egocéntrica no más: cree que ella es la última tapa de refresco del siglo. Patético, pues. Sigan así, masajeándole el ego al muchachito. Sigan. Los demás nos fastidiamos con eso. Pero qué importa!

d. Que malos son tus medios, papá. Lo siento, Hugo, pero las cifras de rating que te esconden deberían darte cuenta de la realidad. Nadie le para milímetros al ocho, y a ningún canal gobiernero. El show de Trapiello con Tves (me dio lástima el carajo. En verdad cree en el proceso y creyó que Chávez le iba a parar algo a su denuncia. El carajito hasta ahora ni pío con eso porque caramba, eso no es parte de la corrupción de la que se queja, tú ves, papá?) solo mostró parte del tramado: los canales del gobierno están plagados de una pila de mediocres y que ideólogos que intentan explicarle a uno, en sucesión:

a. Que este gobierno funciona.
b. Que todos están equivocados....menos el jefe.
c. Que todo el que medio ve un medio, valga la redundancia, que no está asociado con el gobierno es disociado (Dios, hasta cuando este balurdo invento de alguna mente despistado psicótica)
d. Que acá no ha pasado nada, ni pasará nada porque este país es una maravilla (sí, Luis, muerde aquí)
e. Que Chávez siempre tiene la razón (ni Dios, pues)
f. Que los que medio se atreven a criticar.....o sacan primero las mil razones por las que podrían estar equivocados o terminan en el mismo tiradero verbal que el resto del país "que no está con el proceso"

Todavía se preguntarán por qué coño no le paramos?

En fin. Algún día se molestarán en entender. Algún día intentarán comprender que no por no creer en el "proceso" somos menos inteligentes. Algún día dejarán de empeñarse en la eterna comparadera con la cuarta república (mi guerra personal contra todo chavista que se empeña neciamente en intentar que yo haga eso para que me de cuenta de los "logros" del proceso. Ya estoy harto aburrida de decir que diez años no son minucias y que no hay comparación posible) Algún día, ya que estamos en esto, aprenderán que unos cuantos logros no significan nada cuando en un país aún falta por hacer. Algun día, en definitiva, aprenderán a que uno no gobierna por que la gente te reconozca las cosas sino para seguir trabajando, y que la guerra de Chávez por que todo el mundo lo aplauda es guerra perdida de antemano. Que tiene que trabajar y no esperar que los cinco millones que le votaron en contra piensen siquiera en reconsiderar esa posición. Ya dejen el empeño psicótico por que uno los aplauda. Ya dejen, en definitiva, de seguir llamando un proceso ideológico al proceso mental de caprichitos del jefe que en nada ha ayudado a soportar a eso que llaman socialismo. Cuando mucho, al egocentrismo pavoso. Y no hay nada más ladilla en esta vida que un egocéntrico perdido. Si no me los calo en la vida real, no sé por qué carajo se empeñan en que uno le aplauda los caprichos a un tipo que lo único que ha hecho bien es mostrar por qué sigo detestando tanto a los egocéntricos perdidos.

Saludos,

Reacciones:

3 comentarios :

  1. Oye, nada más cierto y lo malo es queparece que esto va a durar un buen rato

    ResponderEliminar
  2. Lastimosamente, compañero. Lastimosamente.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  3. Otra vez vuelvo a postear (y espero que esta vez alguien me responda XD) pero sinceramente creo que tooooooodooooooo este "artículo" no es mas que un berrinche de parte de la señorita dueña del blog que no hace mas que hablar sobre como le tiene harta el regimen del malo de Chávez. Se queja por las expropiaciones sin percatarse de porque se hicieron las mismas, se quje de la propaganda Chavista pero no se queja de toda la propaganda antichavista que recorre no solo Venezuela sino el mundo entero, vemos en la televisión constantes ataques al estilo berrinche contra Chávez y después se quejan de que el sea tan explosivo pero si a mi me viene cualquier pendejo a preguntar cualquier huevada que el dueño del canal le obliga a decir yo también me pondría totalmente explosivo.
    Todo lo que nos muestran de Mr Chavez alrededor del mundo son noticias y reportajes de como su regimen baja mas rápido que la marea pero aún así con tanta propaganda en contra ¿Cómo es que Chávez aún se mantiene? algo bueno ha de tener si hasta lo nominaron al Nobel de la Paz pero aparentemente, leyendo la publicación de la señorita se ve que el Presidente de Venezuela es lo peor de este mundo,y lo peor es que al berrinche de la publicación le siguen los comentarios de: Es cierto, pobres uds. ABRAN LOS OJOS Y DEJEN DE QUEJARSE DE COSAS FICTICIAS.
    Apoyo la expropiación de empresas a todos esos abusadores y explotadores que por década han atacado al pobre obrero.

    ResponderEliminar

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!