sábado, 21 de marzo de 2009

The Rocker: La misma historieta de siempre, pero mucho humor....


A ver cómo comienzo esta nota. No sé si usted, amigo lector, ha tenido alguna vez uno de esos días olvidables en los cuales todo el mundo lo pone de mal humor y parece que todo está destinado a salir mal? Pues bien, he acá un resumen ejecutivo de mi jueves, día que normalmente me pone de buenas:

a. Me levanté más tarde que nunca. Sí, debía madrugar, pero olvidé por completo conectar el despertador del celular. Absolutely, I do. Salí tardísimo de la casa.
b. El Metro era un asco desde Los Teques. Leeeeeeeeeeeeeeeerdo con ganas.
c. El Metro de Caracas era tan asco como el anterior, aún siendo medio feriado por el día de San José, que debía significar que estuviera algo menos full. Resultó estar más full.
d. Llego a la oficina y resulta que alguien del tipo histerizante me había estado esperando. Logro calmar mi temperamento alterado por una semana de horror y soluciono el asunto.
e. trabajo que se enreda más de lo deseado.
f. Llamada telefónica del primer histérico. Hombre. También son histéricos.
g. Correo contestado de la misma manera que la llamada. Sí, quieren que tenga un clon porque según las dos cosas que están pendientes son prioridad. Elijo la prioridad de mi jefe.
h. Pretensión de que entregue un trabajo a los coñazos, cuestión que me altera, me arrecha, me histeriza y me termina de arruinar el día. Por supuesto, la complicación existencial se quedó para mañana (hoy) y me fastidia la noche. Y me arruina la cita médica que tenía pendiente el viernes, que me toca cancelar por segunda vez.
i. Viaje en metro sin mayores incidentes (aka, música ladilla de celulares, mi último gran odio) lo que me permite continuar la lectura de mi actual libro de viaje.
j. Llego a casa y decido que no quiero cenar algo de rutina, sino una de esas porquerías que le caen mal a mi colesterol, pero qué importa. El día ha sido del asco y las porquerías anti colesterol bajo suelen servir para que aunque sea el paladar disfrute de algo el día en que te la has pasado de lo último. Obviamente, esa no es la opinión de mi madre, a la que le cae mal la vaina y opta por sacar de algún escondite de la nevera.....la cena de rutina que de pronto se acordó que aún tenía. Más mal humor porque de verdad, esta vez no quería sopa.
k. Chantv está inusualmente bien y The Office, la nota grata del jueves, se baja rápido. Genial......NO. Nada genial. Craso error, en realidad: luego del Cold open que sí estaba para verlo (más con J. Kras con traje de etiqueta por joderle la paciencia a Dwight) y babosearlo......el episodio se hundió sin remedio. No lo vuelvo a ver hasta que no tenga subtítulos, pero la primera vista fue pavorosa. Lo odié. LO odio. Odié a Michael y a Jim, odié a David Wallace y Charles/Idris Elba me cayó de la patada porque me recordó al elemento que me puso de mal humor esta tarde. Está buenote y todo, pero lo detesté a morir desde que entró por la puerta de Scranton.

Conclusión: Adicta de muy, pero muy mal humor, más cuando acumula otros tres días patéticos encima donde ha estado de un humor de perros.

Decido bajar 30 Rock (Jon Hamm incluido) y para entretener la espera porque Chantv había adquirido un ritmo más lento, me asomo al closet donde tengo los DVD decentes de series, y los no tan decentes. Aka, originales y no originales. Me consigo con uno que compré hace semanas con Rainn Wilson: The Rocker, un DVD cuya tapa tiene al Dwight Schrute de the Office en poco menos que en interiores y que tenía más por curiosidad que por otra cosa, pero que por la infaltable razón del no tengo tiempo se quedó ahí a la espera de que yo agarrara una rabieta. Después que lo compré fue que le terminé tomando afecto al comediante y que de paso, terminé teniéndolo en Twitter, lo que admito le ha dado muchos, muchísimos puntos a Rainn conmigo. Igual estaba en reserva. Lo miro con ojo crítico y decido que quiero comedia y algo que no haya visto.

Nah, no puede ser peor. Al menos me entretendrá un rato mientras me entra el sueño. Algo difícil con unos cuantos cafés de más encima, pero detesto tomar sedantes.

Lo pongo en el DVD player y me instalo en la posición habitual: un ojo en el DVD y otro en la computadora. Pero pronto termino con los dos ojos en el DVD: la película resultó ser un auténtico vacilón que acabó haciéndome reír a mares con las payasadas de Rainn....y resultó ser una gran manera de recuperar el humor normal del que suelo hacer gala.


The Rocker es una película llena de bastantes  clichés de todas las películas del género, con un guión que en partes naufraga en tonterías y exceso de humor físico para cubrir las deficiencias, aparte de que el personaje de Rainn es muy Dwight Schrute, pero más excéntrico y con la amabilidad que le falta al personaje de The Office. Pero no es una comedia extremadamente ordinaria. The Rocker tiene un cast bastante decente donde incluso la parte adolescente funciona muy bien, un Rainn Wilson que logra transmitir mucho más que comedia, y una historia que llega a entretener por los noventa y pico minutos que dura.

En detalles: 

Lo mejor:

a. En una de las páginas que busqué en Google para tener algunos detalles técnicos de esta cinta encontré una revisión que indicaba que Rainn era el menos apropiado para el papel. Sinceramente, no entendí por qué.  El tipo se paseó por todos los estados anímicos posibles, brindó un montón de comedia física deliciosamente interpretada que rozó los límites de la ordinariez sin pasarlos ni un milímetro, y un personaje que podría haber sido detestable y ridículo en manos de un comediante con mucha menos habilidad, resultó ser dulce y hasta encantador. Y todo eso lo hace Rainn Wilson. Qué más quieren? 




Quizás se le da super porque el papel es muy similar al de Dwight Schrute en The Office USA: excéntrico, con gustos bastante cercanos en música  (metaleros que jode. Both of them) y demás, pero Fish es infinitamente más buena gente y tiene la habilidad de hacer relaciones personales que no tiene Dwight en Office. Para el tipo no sólo se trata de tratar de recuperar los años y la oportunidad que perdió; lo interesante, y a la vez lo que hace esta película salirse del montón de cintas pavosas musicales, es el hecho de que termina convirtiéndose en una figura paternal para los tres chamos adolescentes de su banda a pesar de lo horriblemente inmaduro que es y que trate de vivir lo que no vivió antes, motivación clarísima en toda su estupidez.  

Aparte, Rainn dosifica sus niveles de estupidez de manera que nunca se hace pesado, pedante y ladilla. Rainn no sólo interpreta genialmente al inmaduro Robert Fish, sino que también muestra con habilidad el hecho de que los años no le pasaron en vano: que si las manos, que si el dolor de espalda, las molestias.... Es gracioso y dulce a la vez. Por eso.....no entiendo por qué o que otro actor podría haberlo hecho mejor que Rainn. Jack Black? Ya tiene una del estilo, con la que es poco menos que imposible no comparar esta cinta: School of Rock. Argumento poco más o menos similar. Al menos es una cara nueva, pues.

Hasta las escenas donde toca la batería se ven auténticas.  El carajo se aplicó a aprender a tocar batería. Grande, Rainn! El papel es para alguien que no tema hacer payasadas, y ese miedo no lo tiene el amigo Rainn precisamente.

b. El cast está decentemente elegido y es una de las mejores notas de la película porque no decae aún cuando el guión no lo ayude. Los chamos de la banda deben ser de los adolescentes más decentes en actuación que he visto: Curtis y Amelia son simpáticos y no abusan de los típicos gestos ni la necedad propia de las películas gringas con chamos, y eso a pesar de que los dos más estereotipados no pueden ser. El gordito que hace de sobrino de Fish es la nota más aburrida. Medio inexpresivo, pero cumple.

El cast secundario está de lujo: una muy decente Christina Applegate, que cumple sin exceso de bobadas, y el trío Fred Arminsen, Will Arnett y un irreconocible Bradley Cooper, miembros de Vesubius (la banda en la que inicialmente estaba Fish) en donde lo lamentable es lo limitados que están en aparición. Debieron salir mucho más: Arnett es un auténtico vacilón como cantante de la banda y su humor podría haber hecho algo más decente en esta cinta. El manager de la banda es un vacilón total. Demasiado cómico en lo pedante que es.

c. La música es excelente para no ser una película musical de por sí y está perfectamente diferenciada entre la música de banda adolescente (que suena espectacular aunque suene demasiado a una versión de los Jonas Brothers. Puaj, por ellos) y la más adulta y metalera de Vesubius. Muy buena en todo sentido.

d. El no montarse un romance en serio entre Christina Applegate y Rainn Wilson, que habría llevado la cinta a niveles de empalagamiento apestoso. Hay interés, pero no pasa de ahí. So good. Muy buena la escena con ambos jugando Guitar Hero. Otra genial: No volver a Curtis el clásico carajito pedante por traumatizado y aún más pedante por ser estrella.

e. La escena final, aunque se puede predecir desde el mismo arranque de la película, está simpática y decentemente lograda. Agrego acá que todas las mejores escenas pasan por un Fish bajándose de su nivel de inmadurez imbécil y convirtiéndose en una especie de padre para los chamos de su banda. Genial la escena donde convence a Curtis de lo bueno de sus letras, y a Amelia cuando le indica lo genial que es y le ayuda a solucionar el problema de su cabello con un poco de gel fijador....que él mismo usa. El hecho de que la fama la consigan a través de un video que muestra a Fish desnudo en Youtube la hace un tanto....bastante más actual tecnológicamente.

Lo peor....

1- Inevitablemente, si una cinta con buenos actores, una decente puesta en escena y buena música no es más que una comedia montonera....no puede ser sino por el guión. Y el de ésta no sólo es un guión predecible desde el primer segundo de película: es un guión que patina en todos lados porque compila todos los estereotipos sobre rockeros y adolescentes habidos y por haber. Que los actores cumplan a cabalidad con lo que les pidió no lo hace menos necio.

La inmadurez de Fish 20 años después, la gira con abuso de alcohol, desastres en habitaciones de hotel, cárcel, la segunda oportunidad, el representante entrepiteando con la banda y pidiendo por segunda vez liquidar a Fish por lo excéntrico y viejo, el tipo inmaduro que no crece, el adolescente traumatizado por el abandono paterno, la chama queriendo ser más excéntrica que el carajo pero de buen corazón, el gordito que no puede hacer relaciones con otros ni tener novia pero que acaba ganándola por la fama de la banda, la mamá joven que oh, casualidad, también era rockera, la clásica fiesta de graduación gringa,  el empeño en una "vida normal" que termina siendo lo más aburrido de la rutina, el restaurant chino con ratas en el sótano....todo eso está harto visto, harto masticado y harto ladilla. Y todo eso, más unos cuantos estereotipos adicionales es cubierto en los 100 minutos de película.

Aparte, el guión tiende a perder mucho sentido y basarse en las bromas físicas y la habilidad de Rainn principalmente para cubrir sus carencias, lo que es simpático al principio, pero pierde interés al final. La ausencia de algo que realmente la haga novedosa, es lo que la hace entretenida, sí.....pero también olvidable.

El otro error de la cinta es el desperdicio del cast que pudo darle más diversión. Y acá cabe toda la banda Vesubius, con dos comediantes geniales que le pudieron dar una sacudida a esta estereotipadísima cinta.

2. La escena de la persecución de Fish al resto de la traidora banda.....por Dios. Escena patética de mala y mal lograda. Me la salva solo la pedantería de Will Arnett.

Puntaje: No será la comedia que ponga a Rainn Wilson en el mismo nivel de su pana Steve Carell (que se volvió estelar con 40 year old virgin)  pero debería servirle para conseguir papeles más apropiados a su talento de comediante.  Se le da super y con un guión más decente podría dar mejor nota. Mientras tanto, sigue con Dwight, estimado.... Pero no nos lo muestren más en pelotas, por favor. 

The Rocker  es comedia del montón, pero no rebasa los límites de la vulgaridad y de alguna manera termina siendo dulce, agradable y deliciosamente entretenida. Y puede hacer reír a una mal humorada adicta. Está llena de simpatía y no aburre en sus noventa y dele minutos, con todo lo estereotipada que es. A mí me sacó de un estado de mal humor crónico; asi que para algo sirve si no se le exige una novedad que no tiene. Para matar el rato está más que genial. 7/10 y regalo puntos por lo que me alivió el arrecherón de la semana que recién termina.

Saludos, 


 








Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!