martes, 8 de septiembre de 2009

Oliver Stone y su documental sobre Chávez: Jala, jala, pero no te guindes (que hay mucha cola)

Ni siquiera la pavosa continuación del reality show más duradero y balurdo de la televisión mundial (aka: Y por qué te cerraremos, matarile rile ron! (referido a Globovisión) con la sexta notificación de "procedimiento sancionatorio" (o sea, jódete, porque lo que venga te vamos a castigar con algo) esta vez por una mariquera de mensajería de texto que bien pudo enviar cualquier chavista jodedor, pero que sirvió para sacar de nuevo a la palestra al show man ministro del poder-hacer-toda-vaina-a-la-vez y jefe de Conatel, pudo anular la bulla escandalosa de nuestra celebridad particular metido en la Mostra de Venecia.

Increíblemente, el mundo de los festivales de cine, que por una parte es el sueño de cualquier cinéfilo aficionado (pasarse días viendo película tras película debe ser genial. Seguro mi amigo Juan Carlo lo apreciaría con ganas, por no decir lo que yo misma lo adoraría) y por otra parte es un show frívolo/ultra recontra capitalista, porque vamos a estar claros: con algo hay que hacerle promoción a las películas, pero esencialmente la alfombra roja de cualquier festival de Cine famoso es una vil y vulgar vitrina de tienda: si estás ahí, estás en la onda, estás de moda....y estar en la alfombra roja de un festival es una vitrina. No importa que la película no gane premios. Estar en Cannes, Viena, San Sebastián y demás festivales famosos sigue siendo el sueño de más de un realizador novato y de cualquier agencia de publicidad EVER. Salir en un festival de esos te resuelve un montón. Te hace ver como que aún estás en el tapete de la popularidad aunque no seas más que una mediocre actriz de cuarta categoría. ¿Verdad, Paris Hilton?

Estar en un festival todavía vende. Todavía causa la suficiente bulla como para ser negocio aunque la queja general de la prensa especializada sea que este año en Venecia no hay mayores cosas de interés, excepto algunas cintas llamativas como The Road, o la propuesta española que parece que está excelente.

Estar en un festival de cine hiper recontra reconocido vende, entiéndalo que por eso lo repito. Aunque la película sea contra el mundo capitalista, como la del pesado de Michael Moore (que de paso, quedó en soberanísimo ridículo en Venecia cuando se rió de un periodista que decía no haber podido entrevistarlo porque le habían pedido una "tarifa" de dos mil euros (casi nada, monada. Hasta multiplicado por el valor "oficial" del euro acá, es una salvajada de real) Cuando el tipo dijo que él no cobraba....los demás periodistas se alzaron y sí, había pruebas. Honestamente, me dio risa la vaina. Y no, me niego a creer que Michael Moore desconoce ese detallito y es un chico ingenuito que no sabía que sus agentes cobraban para que él diera una entrevista. Si se "sabe" todos los secretos de la política gringa y no sabe eso de su gremio, es que es un recontra imbécil. Lo divertido: su más reciente película es una apología en contra del capitalismo. El lío es de comentario general en la prensa: uno de los tantos artículos lo leen acá)

En fin, que ya como de costumbre me fui por la tangente. Oliver Stone, director de unas cuantas películas decentes de Hollywood, además de algunas insoportables de aguantar más de una vez (sí, detesto Nacido el cuatro de Julio, y juré no calármela nunca más en esta vida ni en ninguna otra vida. Y no sólo por Tom Cruise) y que llevaba par de documentales sobre Fidel Castro (un tipo al que admira media humanidad....menos los que se lo tienen que calar directamente y los venezolanos por "herencia") decidió hacer un documental llamado "South of the Border" dedicado al muchachito de Miraflores, sí, ese al que nos calamos los venezolanos porque no nos queda de otra por los momentos. El trailer del documental de marras pueden verlo acá:



Y donde el tipo queda como, poco más o menos, la octava maravilla de presidentes ever, líder de una cuerda de gobiernos maravillosos latinoamericanos, arrechísimos, geniales, democráticos que jode que "cada día se parecen más a sus gobernados" (Nótese, por favor, el inmenso tono de sarcasmo House aplicado en la frase previa)

Sí, Luis, muerde aquí. Yo te aviso, chirulí.



Yo honestamente me voy a salir del facilismo de caerle a coñazos a Oliver Stone aunque sea lo que de verdad me está provocando. Porque el tipo no es más que otro de los tantos intelectuales pro izquierdosos, para los cuales todo lo que se hace en su país es una gran pavada (aunque tienen forma de decirlo y se ganan una millonada hablando pendejadas de su propio país sin que nadie se atreva a meterlos presos porque para eso hay libertad, democracia y la Quinta Enmienda para soportar ESO y más) pero que adoran cualquier cosa que supuestamente sea distinta. Supuestamente.

Oliver Stone no es muy distinto a Noam Chomsky, el mismo guionista de esta varilla (Tariq Ali, que sale en Aporrea diciendo que con este documental "tumbarán la matriz mediática contra Chávez y los otros gobiernos latinoamericanos"), y otros tantos intelectuales que llegan acá, se alojan en un hotel chévere, les pagan hasta la última manía personal que tengan, les adulan hasta la eternidad, los llevan bien resguardaditos hasta los sitios que los rojos rojitos les quieren enseñar, con gente cuidadosamente elegida y preparada, y después hablan maravillas del muchacho sin haberse molestado en contrastar opiniones con quienes no piensan que este gobierno (y los demás, que de santos tampoco es que tienen un cristo) es una maravilla. De ese concierto ya he escuchado demasiadas versiones como para sorprenderme con otra más.

Claro, eso cuesta después de leer cosas como la que sigue, que tomo directo de Aporrea también:

De la falta de libertad de expresión que critican los medios de comunicación y la oposición venezolana asegura que no es cierto.

"Si vas a Venezuela, el 80 o casi el 90 por ciento de los medios están en contra de Chávez. Dicen cosas muy duras sobre él y lo permite, no castiga a esas personas y están aún ahí", mientras que, por ejemplo, en Estados Unidos "eso no pasaría".

Claro que sí, Mr. Stone. Un canal cerrado por un legalismo ridículo, 34 medios cerrados sin derecho a pataleo, montones de periodistas heridos, gente detenida por "presunciones", una Fiscal que se da el lujo de sacar un proyecto de ley sobre "delitos mediáticos" donde caía hasta el pendejito que se atreviera a opinar en un foro sobre el gobierno, la criminalización de la protesta, el ministro que paga y se da el vuelto: el sábado dijo que iba a clavar a Globovisión y el lunes le mandó a los fiscales por delante y demás, cosas que pasan todos los días en Estados Unidos. Toooooooodos los días. No me jodan.

Más perlitas de Stone. Recopilación de Noticias 24:

En una entrevista con un reducido grupo de medios de comunicación, entre ellos Efe, Stone defendió la política del presidente venezolano, su disciplina y su honestidad. “En Europa se necesita gente disciplinada y que hagan lo que prometen“, como él.

Sobre los desencuentros de Chávez con otros países de la región, como Colombia, dice que se deben a su alejamiento de la visión unilateral del mundo dominado por Estados Unidos.

Stone hace también hincapié en las críticas desmesuradas de los medios de comunicación, especialmente los estadounidenses, contra Chávez y el doble rasero que tienen con otros países sudamericanos.

“Si un solo sindicalista fuera asesinado en Venezuela, saldría en primera pagina del New York Times” mientras que eso ocurre en Colombia muy a menudo y nadie dice nada, explicó.

Porque en la medida en que Stone admira a Chávez, muestra su rechazo al presidente colombiano, Álvaro Uribe, al que califica de “una de las fuerzas demoníacas en Latinoamérica” y todo porque “Colombia necesita a América”.

Por ello, no contactó con Uribe para salir en el documental, aunque sí lo hizo con la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, pero no fue posible su intervención.

El acercamiento a Estados Unidos es algo muy negativo para el director, quien asegura estar “preocupado por la política exterior” de su país, y el por qué Estados Unidos “tiene tantos enemigos”.

Y la más divertida y demostrativa de todas, esta recopilación de un artículo de El País de España:

"Los de EL PAÍS necesitáis redimir vuestra alma. ¿Tiempo? No, no hay tiempo, tiene que ser ahora mismo". Oliver Stone afirmaba estar sufriendo un severísimo jet lag, pero eso no fue excusa para señalar a este periódico como uno de los siete pecados capitales por lo que él considera un "tratamiento injusto" al presidente venezolano, Hugo Chávez: "Aún estáis a tiempo de cambiar, créeme, ya sé que eres periodista pero no tienes que creerte lo que dice la prensa". La entrevista acababa de terminar y Stone, entre sonrisas, llamó al periodista a consulta mientras un fotógrafo le hacía unos retratos sentado en una especie de trono: "Aznar era muy malo y ayudó a planificar el golpe de estado en Venezuela, y vuestro rey debería callarse y escuchar más a Chávez... ¿Que si puedes citarme con esas palabras textuales? Por supuesto que sí". Stone tomaba luego el relevo: “Eso que me dices son chorradas, ¿que censura a la prensa? Di a tus colegas que vayan a esos países: a Argentina, a Nicaragua, a Venezuela, y que luego lo cuenten. No te creas lo que leas en la prensa, ni en la europea ni en la estadounidense”. Por si no había quedado suficientemente claro, el productor Fernando Sulichin remató el asunto: “Esas veintipico emisoras venezolanas de que me hablas y que han sido clausuradas son un asunto que no tiene nada que ver con la censura, fueron cerradas por un simple problema: no tenían sus papeles en regla”.

Y vuelta a lo mismo. Cuántas emisoras en EEUU las han cerrado por ese legalismo estúpido? Donde carajo quedan los convenios internacionales que dicen que el Estado no puede abusar de legalismos para cercenar el derecho de la gente a expresarse? En la basura, según todos estos tipitos.

Pero el artículo de El país también explica la jaladera de bolas de Mr. Stone:

Para Stone, "Chávez es un hombre extraordinario que ha conseguido reducir a la mitad la pobreza de su país. Estoy harto de que la prensa de mi país le llame dictador, porque no lo es". Cuando se le pregunta por la posibilidad de que el presidente venezolano también posea un lado más oscuro, el realizador estadounidense lo tiene claro. "Pues claro, todos tenemos un lado oscuro, pero ¿por qué debería interesarme si está haciendo tantas cosas bien?".

Suficiente. ¿Pa qué más?, como diría un amigo mío. ¿Para qué me voy a tomar la molestia de caerle a coñazos a un realizador que acepta de entrada que su documental no es más que una parte de la historia? Ganas de perder el tiempo y el teclado del laptop que ya bastante escoñetado está. Aparte de que yo misma ando de un humor de perros por una prueba médica. Así que para qué. Ya lo dijo él mismo, yo no me voy a tomar más molestias por un realizador que necesita de un Presidente show man para poner en el tapete nuevamente su estancada carrera de director. Nos vemos cuando estrene Wall Street 2, Mr. Stone, que esa sí me interesa. A mí me gustó mucho Wall Street 1 y Gordon Gekko.

Claro. Chávez, encantado de la vida por un documental que lo pone por las nubes, que llegó hasta su casa, que lo sacó bonito y demás, decide, en un momento donde las cosas no le están saliendo chévere, donde anda literalmente buscando público entre países chipurros y de lo más poco democráticos ellos lo que perdió en popularidad en la cumbre de Unasur, donde salió con las tablas en la cabeza (y el documento pavoso que cualquiera conseguía en Internet) , donde anda haciendo negocios que nos van a salir caros, acuerdos que no llegan a nada y demás, irse a Venecia "no como presidente, sino como uno más"

WAAAAAAAAAAAAAAIIIIIIIIIT. UN MOMENTICO.

¿En serio usted fue como UNO MAS?
¿Cuántas carpeticas Cadivi armó usted para viajar a Venecia? Cuanto le permitió gastar el cupito de US$2500 que su Recadivi nos permite a los pobres humanos que no llevamos el remoquete de Comandante detrás del apellido?
¿Cuántas colas se caló usted para sacar UNA entrada para ver al famoso Oliver Stone?
¿QUien le dijo a usted que los que van por la Alfombra roja "son uno más"?
¿Cuántos guardaespaldas y gente de seguridad llevó usted a Venecia?
¿Cuánto nos costó el viajecito en helicóptero a los venezolanos?
¿Cuánto le costó al fisco italiano la seguridad que pusieron para que usted paseara feliz por la alfombra roja?
¿¿¿¿¿¿¿¿Cuánto nos está costando esa gracia a los venezolanos?????????????
¿Por qué engaña?

La próxima díganos que se siente George Clooney. O Brad Pitt. O Paris Hilton. O cualquier celebridad de la lista A, si a ver vamos. Que se siente capitalista tan arrecho que se puede permitir hacer riquísimos a los productores de las vainas de Oliver Stone (considere que el show de ayer llenó esa chequera que jode!) Entonces uno entiende. Bueno, se van a dar lija. A sacarse montones de fotos. Son bichitos con real que van a ganar más real y van a firmar autógrafos (para que haya señoritas como éstas mostrándolo como si fuera el de Clooney)


....y a sonreírle a titirimundache. Uno ya sabe que para eso les pagan todo. Entonces ya una sabe que es parte de una cofradía de gente que sabe que el show está montado pero que disfruta criticar el oropel y se hace la pendeja con el tras de cámaras por que sí. Pero no nos diga que va como uno más, porque usted no sabe cuánto le cuesta a un venezolano ir "como uno más" a la Mostra de Venecia a hacer exactamente lo mismo que está haciendo usted.

Miércoles, qué cara nos salió a los venezolanos, pues, la jaladera de bolas de Oliver Stone. Pero sepa usted, Mr. Stone....que no se puede quedar mucho rato guindado porque lo tumban. Ahí viene la catajarra de chavistas corriendo a darle su dosis al egocentrismo pavoroso de Hugo Chávez cuando regrese acá en algún momento de este mes, que es el que tiene a este país en el llegadero en el que está. Y sin remedio aparente. Suerte y no se le ocurra decir nada en contra del señor, porque puede pasar de genio de la cinematografía a leer el cartelito de prohibida la entrada a todo desestabilizador. Así son las cosas del egocentrismo sin nivel mínimo de autocrítica.

Socialismo, en fin, es para que los pendejos que estamos acá vivamos peleando y pendientes de cual es el reality show del día (o de qué culparán hoy a Globovisión que para los efectos es la misma vaina) mientras que el Líder se da lija en la Mostra de Venecia, en España y en quien sabe donde más irá a parar en esta gira cuasi mundial con los reales de todos los venezolanos. Eso si es socialismo.

Saludos,

Pd. Si alguien sabe quien fue el autor en Aporrea de este pavosísimo titular:

Alfombra roja rojita: Venecia mata Facebook

Por favor, péguele un batazo en la cabezota por mí. Con confianza. Thanks in advance.





Reacciones:

7 comentarios :

  1. Excelente post mi estimada, cada letra lleva la rabia que tenemos todos los que nos sentimos burlados en este pais por este payaso que cree que con decir que el mico es bueno ganará adeptos. Que se venga a vivir para acá con todos sus lujos,pero eso si,sin palancas ni nada,como uno mas, para que vea en menos de una semana lo secuestran,lo roban y si no lo matan va a ser de milagro.
    Para mi Oliver Stone es un vendido que no tiene nada inteligente que decir, porque para opinar asi DEBE vivir aquí el día a día, pero por la plata baila el mono,¿no?

    ResponderEliminar
  2. Querida Curiosa, no hablare mal de usted ni de su ideologia, sino mas bien de su comentario final.

    Vendido es una persona que ha hablado siempre de una cosa y un dia le presentan un monton de pasta y por esa pasta cambia radicalmente su modo de ver el mundo y de hablar, y mientras mas pasta mejor; pero Oliver siempre ha hablado lo mismo y siempre ha sido un hombre abiertamente de izquierda por lo tanto no puede ser un vendido.

    Oliver Stone sabe lo que es la censura y lo que significa puesto que muchas de sus peliculas han sido censuradas y no han podido ser ni siquiera distribuidas.

    Respecto al supuesto estancamiento de la carrera de Oliver Stone, el tipo tiene una carrera estupenda con peliculas de gran calibre por lo cual muy poco se le puede criticar (y se le puede criticar menos cuando has visto tan solo una pelicula de el), por lo tanto no se puede hablar de un trampolin porque el tipo ha quedado inmortalizado y ahi seguira aunque ya no haga peliculas como las de antes.

    ResponderEliminar
  3. Algunos venezolanos hablan en nombre de TODOS. Pero la mayoría de los venezolanos estamos con nuestro Presidente, por habernos dado durante estos diez años EDUCACION y ATENCION MEDICA completamente GRATIS, por todas las obras, proyectos, MISIONES que nos ha mejorado nuestra vida cotidiana. Los Opositores de CHAVEZ mayoritariamente son falta de respeto y vulgares. Y critican MUY FEO a quienes LES DA LA GANA contactar al Presidente venezolano.
    FELICITACIONES, Oliver, mejor no lo pudo hacer.

    ResponderEliminar
  4. Mi comentario va para "TI", la autora de este blog, que por cierto es bastante proyanqui. Nunca habia visto que alguien tuviese tanta sumision hacia otro país, y que a la vez escriba tanta paja y pendejada, se nota que tienes bastante tiempo para desperdiciar en estupideces, ya que si el documental en cuestión lo hubiese hecho el mismo Stone, pero en este caso para exaltar a manu rosales, no dirian un coño. Gentuza como tu no hace falta aqui, mejor largate a "iuesei" a ver si cumples con tu "fucking american dream" que bien jodida que está la vaina por allá

    ResponderEliminar
  5. Si el documental hubiera exaltado a Rosales sería igual de ridículo. Simple y llano, nunca en la vida apoyaré el personalismo ni el egocentrismo hereje. En ninguna de sus formas.

    El resto me da aburrimiento contestarlo. Me fastidia la descalificación cuando no se les ocurre algo mejor que decir. Qué lástima.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  6. Sinceramente todo lo que escribes carece de sentido. Con un par de lineas que con las justas puedo soportar leer me doy cuenta de que estás en contra del documental. Bueno eso no tiene nada de malo, pero no lo dimafes, Ok?.

    ResponderEliminar
  7. Lo insólito, Adam, es que ni siquiera te molestaste en leer el post para criticar de inmediato. Sí, estoy en contra del documental, me parece re cursi la adulación a Chávez de gente que no lo conoce.....y la verdad, todavía estoy averiguando en qué lo difamé.

    Saludos,

    ResponderEliminar

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!