jueves, 8 de octubre de 2009

....y esos programas que hicieron mucha bulla...y dieron pocas nueces de audiencia, claro está.

Y hagamos una segunda lista antes de que yo me guinde como psicòpata terrorista empeñada en matar a Jack Bauer en 24 a ver Niàgara (episodio especial de The office tonight) Que es la de programas ultra recontra requete publicitados....pero que el público abandonó por todas las razones posibles que puedan imaginar. Algunos bastante lamentados por los grupos que sí los entendieron. He acá la segunda lista del día:

1. Central Park West (CBS): Del creador de Beverly Hills 90210, la historia era un poco más o menos tipo Melrose place pero con gente más joven. Pero el cast de más ancianitos (que presidía Raquel Welch) se comió vivos a los chamos y la combinación dejó de funcionar para más de un televidente. Se quedó en el episodio 21.

2. The Fugitive (CBS) Tim Daly (Actualmente en Private Practice) protagonizaba esta versión televisiva de los líos del Dr. Richard Kimble. No sé, a nadie lo mareó...y un programa nuevo, de la misma cadena, se lo almorzó vivo: El que hoy es el primero de una saga de procedimentales que averiguan lo que pasó en la escena de un crimen: CSI Vegas. Lo rasparon en 22 episodios.


3. Watching Ellie (NBC): Este programa venía con toda la bulla posible que podía generar el hecho de que Julia Louis Dreyfus volviera a la televisión luego de ocho años geniales con la Elaine de Seinfeld. La idea inicial era una vaina medio a lo 24: la vida de una cantante de cabaret en tiempo real, con reloj y todo. Pero la gente no se tragó la cuestión (Este..sí. Ya 24 andaba echando vaina por ahí), y aunque en la segunda temporada la pasaron a una comedia multicámara normal y corriente, ya el daño estaba hecho. Murió en 16 episodios.


4. Coupling (NBC) Todavía me acuerdo de la bulla que hicieron con esta versión de una serie británica del mismo nombre. A un año de que Friends pasara a la historia, este serial fue vendido descaradamente como "el sustituto" de los chicos del Central Perk. Total, a nadie le gustó, las cosas sonaban mejor con acento británico, Friends era mil veces mejor por muy ladillas que estuvieran ya Ross y Rachel....y sólo esperaron dos episodios a sacar a estas tontas parejitas del aire.

5. Commander in Chief (ABC): La idea de poner a una Presidenta mujer no la inventó 24. Fue este programa quien primero lo intentó y les salió más o menos decente en los primeros episodios, pero diferencias de opinión sobre como debían enfocar la historia y lo del hecho de que la presidenta fuera mujer, aparte de un hiatus en la producción y el cambio del creador Rod Lurie por Steven Bochco....terminaron de liquidar este gobierno. Terminó en el episodio 18.


6. The Bionic Woman (NBC): este venía con más de un bombo. NBC estaba contentísimo con la primera temporada de Héroes, contrataron al productor David Eick (que venía de un gran trabajo en Battlestar Galáctica), era un remake de una serie setentosa muy conocida, tenía a la muy querida por el público Katee Sackhoff, y para rematar la bulla se anotaron a Isaiah Washington, que venía del escándalo de la F word en Grey´s Anatomy y de una botada a patadas de ensueño (ironía pavosa). En fin. Nada de eso mejoró la historia. Murió a los 8 episodios.


7. My Own Worst Enemy (NBC): Christian Slater regresaba a hacer ruido con un drama bastante ambicioso donde hacía dos papeles: Edward, que era poco más o menos un matón fino con 13 idiomas y montones de maneras de matar gente, y su alter ego, que se llamaba Henry y era un don nadie que no sabía que tenía un Alter ego. Sí. Este enredo no lo soportó ni la mamá de Slater. Se fue a los 9 episodios. Y sí, la vi en People / Arts y me pareció tan patética como mi intento de explicarles esta serie.

8. The Lone Gunmen (Fox): Era un spinoff de The X Files, protagonizado por tres personajes secundarios en la saga de Mulder y Scully, que sin Mulder y Scully.....no marearon. Murió en 12 episodios. Era, pues, como helado de chocolate y vainilla sin chocolate.

9. Day break (ABC) : La bulla: Taye Diggs está buenísimo, y este serial fue uno de los tantos intentos de ABC por pensar en un futuro post Lost: el tipo veía como el mismo día se repetía una y otra vez y él debía salvar a su novia y ver quien lo involucró en un esotérico asesinato. La cosa era una cuestión que se volvió repetitiva, fastidiosa, y esta versión dramática de Groundhog day murió en seis episodios.

10. Cavemen (ABC): Todavía no entiendo como semejante disparate pasó a pantallas televisivas. Esto era una comedia sobre unos hombres de las cavernas peludísimos y feísimos en el siglo 21. Intentaron hacerlo cómico. La gente los mandó de nuevo a la prehistoria después de pedir que les regalaran unas cuantas afeitadoras, en seis episodios.

11. My big fat greek life: El hecho de que a medio planeta le gustó My big fat Greek wedding, que era una historia medio rara, pero bastante simpática que Nia Vardalos hizo divertidísima a punta de loqueras griegas, no quería decir que nos queríamos calar eso en televisión por largo rato. Siete episodios fueron suficientes para mandar a estos griegos de vuelta al anonimato. Y a la Vardalos a la desaparición: la tipa no ha hecho nada interesante después de.

12. Skin (No confundir con Skins): Esto fue un intento de Fox por tratar de mejorar lo que hacía HBO cuando todos los premios televisivos le caían encima. Esta historia trataba de una cruzada de un chamo contra el dueño de una franquicia pornográfica o algo parecido, mezclado con una historia tipo Romeo y Julieta. Aparentemente, a la gente le pareció demasiado sexy para televisión abierta, y la rasparon en ocho episodios. Fox sólo transmitió tres antes de botarla a la basura. Sí, Jerry Bruckheimer no siempre la pega.

13. Karen Sisco (ABC): La expliqué en mi nota previa. Era una versión de Out of Sight, la película de Clooney y Jennifer López, que protagonizó Carla Gugino y que era tan mala historia como la película de marras. En diez episodios la liquidaron sin perdón.

14. Father of the Pride (NBC): Un animado con el que NBC pensó innovar en el 2004, con un montón de voces conocidas (John Goodman, for example) y que era una familia de tigres que trabajaban en el espectáculo de los conocidos domadores Roy y Siegfried, que tambièn eran caricaturas. A nadie le cayó este intento animado de ser adulto, así que en 11 episodios se fue a Las Vegas y no volvió. De paso, para completar la mala prensa, en esa època fue que Siegfried sufriò un accidente con una de sus mascoticas "reales" y nunca màs supe què pasò.

15. Viva Laughlin (CBS): Bueno. Esta tenía el escándalo del planeta desde el momento en que el productor era nada más y nada menos que Hugh Jackman. Era la enésima adaptación de una serie británica al lenguaje gringo. Una esotèrica combinaciòn de misterio y musical. Pues bien.....la vaina era, en realidad, un karaoke de adultos horripilante. Ninguna cuña podía mejorar este desastre que desapareció apenas con dos episodios en el aire. Viva!

16. Striperella (Spike tv) Otra animada, en donde Stan Lee montó una versión de Pamela Anderson. Pero los hombres preferían a la tipa en original por dos poderosas razones, presumo yo.


17. Kath & Kim (NBC) : Esta era versión de una serie australiana que se convirtió en un fenómeno cultural donde le copiaron los trajes a las tipas, usaban sus frases y demás. En EEUU fue un muermo patético protagonizado por Molly Shannon y Selma Blair que de gracioso tenía lo que yo de Dr. House (traduje unos subs de esa serie y no me quedé con las ganas de verla más nunca. Odié a morir al novio de Kath. Era horrible de estúpido)

18. Smith (CBS): Este era un matón tan clandestino, clandestino, clandestino.....que nadie le paró pelotas. Ni Ray Liotta pudo sacar esta vaina adelante. La única nota interesante es que uno de los psicópatas de esta serie era Simon Baker, que dos años más tarde la pegó con su Patrick Jane en The Mentalist, para la misma cadena.

19. Kidnapped (NBC) Este serial era un híbrido de 24, Lost y Without a trace que copió solo lo peor de este trío de seriales. Ni un cast de alto calibre (Timothy Hutton, Dana Delany, Jeremy Sisto) pudo con este muermo argumental que muriò en cinco episodios.

20. Six Degrees (ABC) La base de esta serie no era otra que la famosa teoría de Kevin Bacon sobre los seis grados de separaciòn que existe entre una persona y otra, que protagonizaba la aburrida Erika Christensen. La serie era el escàndalo del 2006, tanto que la iban a poner, nada màs y nada menos, en el horario del jueves que hoy dìa ocupa Grey`s Anatomy. Pues bien, seis episodios màs tarde, la teorìa, la serie y Erika Christensen se iban al carajo.

21. Kings (NBC): La mala suerte de esta serie fue NBC. (Sì. Admito que esta noche los odio sin contemplaciòn alguna, y sòlo The Office me salva de vetarlos de por vida. Los odio, los odio, los odio por matar estùpidamente una serie con full potencial como Southland. Los odiooooooooooooo!) Simplemente, los tipos no supieron còmo promocionar este show porque jamàs lo entendieron. Y por eso lo dejaron morir como estùpidos. Supongo que no era la fàcil y ràpidamente comprensible historia de Twilight.

22. Reunion (Fox): Todavìa me acuerdo del hiper escàndalo que armaron acà en Latinoamèrica por esta serie que pasaba Warner, y lo poco que me expliquè que era lo que protestaban, porque nunca le vi la gracia. Quizàs lo ùnico bueno era el misterio en sì, pero el resto estaba plagado de malas actuaciones y de una telenovela pavosa en medio del misterio. Eso lo manejò mejor Desperate Housewives en su temporada uno. Mil veces mejor, a pesar de las payasadas de Susan.

23. Emily`s Reasons why not (ABC): La serie tenìa en su argumento todas las razones para no verla. En esencia, era una copia, y muy mala copia, de Sex and the City. Y Sarah Jessica Parker, con todo y lo narizona y pedante que puede ser, es màs actriz que Heather Graham. El pilot fue tan insufrible que no se atrevieron a seguir.

24. Studio 60 on the Sunset Strip (NBC): Esta serie lo tenìa todo. Era una hija de Aaron Sorkin que se habìa ganado Emmy tras Emmy con The West Wing, era el primer papel post Friends de Matthew Perry, Bradley Whitford venìa de The West Wing, Amanda Peet no era mala actriz.....o sea. Lo tenìa todo. Pero un programa sobre los guionistas de un talk show nocturno y las tràcalas de los directivos del canal de marras, era tan pesado y en ocasiones tan lento (a pesar de que los guiones de Sorkin eran poco menos que supremos) que la gente optò por otras alternativas y acabaron liquidàndola en el moridero veraniego. Quizàs tambièn extrañaban a Chandler, vaya a saber. En esencia, es lo que despuès Tina Fey, con algo màs de humor y menos estiramientos, armò en la tambièn limitada de audiencia pero infinitamente màs sortaria 30 Rock.


25. The Return of Jezebel James (Fox): Era la primera obra de Amy Sherman Palladino despuès de que se marchò una temporada antes del final de Gilmore Girls, Parker Posey venìa de ser estrella de cine independiente, y Lauren Ambrose venìa de hacer un muy buen papel en Six Feet Under. Pero.....la Posey no pudo manejar decentemente su papel, la serie se vino a pique, y tres episodios màs tarde la tiraron al basurero.

Saludos,

Reacciones:

1 comentario :

  1. De tu lista, veía Commander in Chief, más que todo por Geena Davis y ni me acuerdo cuándo la cancelaron. Pero la que sí amaba era Studio 60 on the Sunset Strip, qué serie para ser buena y a mí me resultaba muy entretenida.

    ResponderEliminar

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!