domingo, 29 de noviembre de 2009

Horton hears a Who! - El tamaño no importa.....

A ver. El jueves fue un día atípico para mí. Varias razones:

a. Ando desde temprano en casita; un trabajo fuera de mi oficina más corto que de costumbre me dejó en casa de día. Eso es un auténtico lujo en estos días para mí.
b. Jueves donde no espero bajar nada: Al ser Acción de gracias en Estados Unidos, no hay episodios de mi adicción principal, The Office, ni de Fringe, Flashforward, 30 Rock y demás vainas que una se baja los jueves en el marco de mi pasión seriéfila.
c. La televisión de casa estaba desocupada. Normalmente, durante la semana, mis viejos imperan en la elección de lo que se ve.
y d. Que hubiera en Movie City una película de animación.....SUBTITULADA. La gloria para mí, alta fans de las versiones en voz original sobre los doblajes.

Con todo eso....me encontré Horton hears a who!, cuarta película con Steve Carell en sus créditos principales que no había visto previamente en menos de un mes (y suficiente para cubrir la dosis del No office hoy. Ya revisé dos, tengo pendiente Evan Almighty, pero para eso me sale verla otra vez en su versión original y eliminar de mi comentario lo inmensamente ladilla que me resultó doblada), Jim Carrey, Will Arnett, Amy Poehler, Carol Burnett, Seth Rogen y....un gentío más (hay bastantes animalitos y gente en esta cinta, pues).

Y me pegué, porque aparte de que ver animación con voces originales en el cable es mas difícil que conseguir un cupo de Cadivi, la película era llamativa y linda. Básicamente, Horton.... es eso. Una linda película, un lindo mensaje, una muy buena interpretación vocal de Carrey/Carell....pero un argumento demasiado flojo en tramos para ser memorable. Lástima, porque lo tenía todo para llamar mucho más la atención; incluyendo una animación brillante y colorida.

En detalles. Ya saben lo que me gusta escribir.

Lo Mejor:

a. Este tipo de películas una debe juzgarlas para el público al que van dirigidas. Siendo que se trata de un libro para niños, está planteada para ese público....y lo logra. No creo que haya un chamo que no se sienta atraído ante tres cosas: el grato colorido, unos personajes simpáticos y bien dibujados, y una historia sin excesivas complicaciones, ironía ni giros raros de esos que le hacen preguntar a una si la película es para chamos (que puede ser por lo gafos, habiendo tanto chamo pilas, vivos, despiertos, en estos tiempos) como porque son excesivamente enrolladas e irónicas para ese target. Este no es el caso.

b. En una larga lista de películas donde la exageración es su gran falla (y lo que lo hace insufrible), el hecho de que Jim Carrey no exagere la nota y su voz se coma a su personaje, es tremendo mérito. Sorprendentemente, el hecho de que se controló las payasadas hace a su Horton infinitamente creíble, y termina siendo más dulce que cómico (la escena donde busca entre las flores de trébol la que tiene la partícula que sostiene el mundo de Who es particularmente preciosa) lo que le hace mucho bien a la cinta. La cangura de Carol Burnett es simpática sin exageraciones, una mala sin mayor exageración en una cinta donde los malos no eran tan redobladamente malos. Morton es un personaje que parece estar de más, pero que aporta simpatía y mucha gracia en su escasa aparición. Katie es comiquísima, Sally (la esposa del Alcalde) está decentemente lograda, y mi favorito fue JoJo, el único hijo del alcalde, con toda su estética emo. Demasiado cómico aunque no hable sino hasta el final de la cinta.

Pero....admito que mi afecto se quedó con el Mayor de Whoville que interpreta vocalmente Steve Carell. Las dos características particulares de la actuación de este tercio aparecen en su voz y en toda la cinta: Su capacidad de no exagerar la nota, y su habilidad para aportar personalidad e incluso, ternura a sus personajes sin dejar de ser cómico. Me recordó mucho al Steve de Dan in Real Life: serio sin dejar de ser cómico. El Mayor de Whoville es un personaje genial, bien dibujado y mejor actuado. Segundo lugar? El Vlad de Will Arnett. Me divirtió. De los malos....menos típicos.

c. Animación. Demasiado linda, fresca, colorida y llena de atractivos visuales. Mi favorito; el mundo de Who que parece salido de un cuadro de Dalí por lo deliciosamente excéntrica que es. Sí, dada la cantidad de cintas de animación montadas en computadora ya no es tanto una novedad, pero acá me da la impresión de que se botaron gráficamente. Es linda, atractiva y muy colorida. Divierte verla, pues.

d. Lecciones interesantes para niños y no tan niños que pueden sacarse de esta cinta y no sólo la más obvia (la de que no importa el tamaño de la gente, porque todos son importantes, aunque sea altamente improbable que haya todo un mundo en una motita de polvo) La más interesante la da Horton al final, y es no seguir las decisiones de alguien como ovejas anestesiadas. Como foquitas, pues! Su decisión de mantener la flor del trébol y el mundo de los Who a pesar de que todos, salvo Morton, se le han ido en contra, es genial. Qué útil nos sería que la gente entendiera eso en una época de líderes de micrófono incapaces de hacer algo útil. Y sí, me refiero exactamente a ese señor, a todos sus secuaces y a todos sus colegas que piensan, igual que él, que el Líder merece ser seguido diga los disparates que diga.

e. Mi escena favorita y la mejor lograda: Horton buscando la flor de trébol con el mundo de Whoville. Y la pelea de Horton con Vlad. Supremamente bien animada.

Lo peor:

a. Según veo vía Internet, es la mejor adaptación de los cuentos del Dr. Seuss sacando el horror ese llamado El Gato (no recuerdo su nombre en inglés en este instante), pero eso no quita que la historia sea aterradoramente predecible y que se cuelgue en ratos, haciéndola insufriblemente aburrida. Tiene sus lados cómicos, su lado tierno y la parte simpática, pero en momentos se hace lenta, pesadísima y acabas pensando en cualquier otra cosa menos en la película. Se te hace muy pesada e incluso intrascendente. En realidad, termina aburriendo, sin anestesia. La última parte está alargada innecesariamente. Todas esas cosas hacen que la película acabe pasando por debajo de la mesa. Le faltó mucha sustancia al guión, en definitiva. El cuento original puede ser corto, pero una adaptación no tiene por qué terminar convirtiéndose en un somnífero.

b. En realidad era necesario el numerito de Can´t fight this feeling del final? By the way, hay alguna cláusula del contrato de Steve Carell que lo fuerza a cantar en todas sus películas? (¡creo que la única en que no canta es en Get Smart, que recuerde!) Se hace muy tonto y alarga inevitablemente el final que de paso, ya todos a esas alturas sabemos por donde va.

c. Por qué los personajes más simpáticos de vaina aparecen? Morton era lo más gracioso y de broma aparece tres veces en la cinta. Idem Katie. Qué desperdicio. El Vlad de Will Arnett quería más minutos.

Puntaje: Opción decente para animación, pero me habría aburrido horrible si la hubiera visto doblada. Al menos la opción de ver que Carrey no exageró la nota fue aliciente para verla hasta el final, y para divertirme por enésima vez con el pana Steve. En este caso, me salvó el subtitulaje en una historia que te puede aburrir en buena parte por un guión ladilla, inconsistente y fastidiosamente predecible. Pudo haber sido más interesante y haber innovado en el guión tanto como se ve en la animación. Idem es buena para jueves atípicos y chamos hiperquinéticos. 7/10.

(la foto que puse al final de Steve me divirtió tanto que no resistí la tentación de agregarla. Será que Steve le habla a un mundo de Whoville? ¡Vaya a saber!)

Saludos,

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!