domingo, 17 de enero de 2010

Sex And the City, the Movie - El estrógeno más cliché ever....

Bueno. Este comentario seguro me costará unos cuantos followers en Twitter, pero qué les puedo decir. Opinar de acuerdo a lo que pueda gustarle a mis lectores sólo le quitaría la personalidad propia a este blog. Digo yo!

Yo nunca llegué a ver Sex and The City (la serie estaba al aire cuando comenzó mi amor seriéfilo, estaba en HBO que era pago, y ver un par de episodios no fue precisamente lo que generó amor a primera vista) así que, en un finde donde yo misma tenía alborotadas las hormonas (efecto previo al malestar mensual pesado que todas nos calamos por biología) decidí que ver la película podía ser el antecedente a bajarme, pacientemente, las  temporadas de la serie.

Me ahorré el espacio del disco duro. Francamente.

No sé como fue la serie, voy a permitir esa duda en el aire y quizás algún día me decida a bajarla. Pero si es como la película me ahorraré el espacio en el disco duro, los reales que me podría costar bajarla, y sobre todo, mi tiempo que para series es un poco recortado. Porque la película es terrible y mediocrísima: es excesiva, cliché a más no poder, con escenas vistas hasta la saciedad en cualquier película, sea de drama o comedia romántica, y un insoportable interludio que, para completar,  no se termina nunca. Es tan larga que terminé ladillada. Un cliché ambulante montado en tacones Manolo Blahnik.  En realidad, cuando llegó al final casi que lo agradecí. Había visto ya demasiada histeria por el embarque de la boda de Carrie y de las ganas de ser infiel de Samantha. Es como bajarse de unos tacones después de una fiesta interminable con los tobillos hinchados y las piernas adoloridas como a 200 metros de la puerta de tu casa.

Lo peor es la propaganda que no es tan subliminal. Medio mundo aprovechó para meter propaganda en esta película: diseñadores, revistas, Apple, Louis Vuitton, Chanel, Carolina Herrera, sé delgada, compra, luce marcas, si subes tres kilos prepárate para la descarga de tus horrorizados amigos.

En fin. En detalle, cuento lo mejor y lo más insufrible de esta película Y que femenina. Lo que yo presumo es que el concepto de esta serie, como tantas otras que han intentado llevar al cine, se estrelló por aquello de que una cosa es montar capítulos de televisión y otra cosa marear con una película. Razón por la que ésta se muere, como la mayoría de adaptaciones de material televisivo: no es lo mismo hacer un guión para media hora/una hora que montar una película donde no sólo estás obligado con los fans de la serie, sino con la gente que llega a verla (razón  principal por la que le tengo el miedo atroz a una adaptación en cine de 24 y por la que nunca quiero ver Friends en pantalla gigante)


Lo mejor:

a. La banda sonora. Lo más soportable con una selección bastante decente, de la que destaco How can you mend a broken heart (que es una vaina viejísima) y la canción que usaron en el montaje de año nuevo (Auld Lang Syme) que es preciosa.

b. Jennifer Hudson: La sección protagónica se vuelve pesada: ella se encarga de refrescar la segunda parte de la película. La hace más tolerable con su simpatía y visión fresca del mundo de Carrie. Al menos evitó que apagara el DVD player.Debería tener más oportunidades, porque como actriz lo hace genial.

c. El montaje de escenas de la fiesta de año nuevo. Lo más sentido en una película no sense.

d. Charlotte. Aunque en realidad no hace nada particularmente interesante y/o llamativo (llamémosla la Cenicienta después de que se casó con su príncipe) es la más divertida y la más cercana a lo que una pensaría. Lástima que su historia es tan intrascendente e incluso aburrida.

e. Algunas de las escenas de Samantha. Sobre todo en las que ejerce de mirona (aunque al final de la película ya la has visto "mirar" tanto que ya bostezas) Pero la Cattrall le aporta mucha simpatía a su personaje y es la única cuya expresividad se justifica.

f. El resumen inicial. Me parece bien montado y utilísimo para conocer a los cuatro personajes principales antes que se vuelvan unas viejonas aburridamente convencionales.

g. El "desfile" de los trapos del hipertrofiado closet de Carrie. Unica escena que me dio risa realmente.

h. La Mac Book de Carrie. Soy fanática de la tecnología y las Mac. QUé puedo decir. Eso no mejora la película, pero cómo le gustó a mi vista.

Lo peor:

a. Lo largo. Trataron de mostrar tanto de la temática de la serie que la alargaron demasiado, y ese alargamiento no lo justifica en ningún momento el guión. El despecho de Carrie dura tanto que una termina, literalmente, aburrida y rogando que le tire algo a la cabezota del tipo a ver si no te duermes y pasa algo. Montar de nuevo el apartamento de esta caraja se lleva más o menos cuarenta minutos de película absolutamente innecesarios: de vaina no la vimos montando pieza a pieza el closet.

Algunas escenas y situaciones (la tiradera del vecinito de Samantha, el berrinche entre Miranda y Steve, el mismo despecho de Carrie) se alargan tanto que una termina olvidando por dónde fue que comenzaron. La película se pudo recortar en media hora sin perder esencia e incluso habría ganado en agilidad.

b. Toda la película, en sí, es un inmenso comercial que en tramos es descarado y medio. La sesión fotográfica de Carrie nombrando diseñador tras diseñador de los que pretende mostrar para Vogue es fastidiosísima. Todo el mundo aprovechó para mostrar marcas y promociones. Lo peor es el pobrísimo intento del final de convencer a la gente, después de ocho mil cuñas disimuladas o no, que la amistad de las cuatro tercias era más importante que las marcas. O SEA: Dos horas y media de propagandas y al final te dicen que las marcas no importan? SI LUIS. Yo te aviso.

c. El hecho de que literalmente Sarah Jessica Parker se acapare la película con la historia más ridícula  ever. Es un relato cliché, insustancial en todos sus tramos, y que sólo se justifica en la misma tontería que ocurre con los fans de otras series (El lío Ross y Rachel, por ejemplo!!!) que quieren ver el lío que les quemó las pestañas en la serie en una película. Ese es el caso, y se vuelve un fastidio.

La serie se pasó años, por lo que entiendo, con el lío de Carrie y Mr. Big, y le sacan rosca en la  película a costa de una estupidez más que vista en toda comedia romántica que se respete. Desde la novia psicótica que quiere la boda perfecta, el laaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaargo interludio del rompimiento porque el tipo (como en toda película) decide a última hora que no se quiere casar, el laaaaaaaaaaaaaaaaaaargo interludio de "lo odio, es desconsiderado, es, es, es, es....." y la solución final por arte de magia con el mismo vestidito simplón que fue rechazado en las primeras de cambio. Nada, nada, NADA que no se haya visto en cualquier comedia.

Yo no creo que SATC pegara por ser tan convencional. Y la película es una oda a la estupidez convencional y a los clichés más socorridos en Norteamérica. Es un "carriecoma", pues, que le quitó la mitad del sentido a la película, si el chiste era la amistad de las tipas a pesar de todos sus tejemanejes personales y amorosos. Salvo dos chácharas, el resto está todo dedicado a los líos de Carrie. Aparte, la tipa aprovecha para ser percha de un vestuario completo, dado que se cambia de ropa más de quinientas veces durante la película y para completar, dos tintes de cabello también. O SEA. La Parker tiene de buena actriz lo que yo de médico. Es "muequera" más que expresiva y acaba aburriendo cuando hace montones de muecas y gestos que no dicen nada.

d. Escenas imbéciles y detallitos repelentes:

- El montaje del apartamento de Carrie. Se tardaron tanto como montando una mansión con ochenta habitaciones.

- La décima aparición del tal Dante tirándose mujeres. La primera se justifica, todo el resto vuelve esta cinta una película semi pornográfica (añadiendo la "ducha al aire libre" del final) Sumo a ésto las escenas de la perrita "tirando" que dejaron de ser divertidas en la cuarta ocasión en que las pasaron. Era una necesidad obsesiva de mostrar lo "distinta" y fastidiosamente convencional que se volvió la liberal Samantha. Demasiado aguante viendo ese show todos los días. Lo alargaron sin necesidad.

- La excusa para que finalmente Carrie y Miranda se pelearan. Aún sabiendo que las mujeres tenemos una tendencia horrenda a pelear por mariqueras, no es comestible ni acá ni en Pekín.

- La escena que genera el nacimiento de la bebé de Charlotte. Eso se veía venir desde el mismo momento en que enfocaron a Mr. Big. Plus: la frase ridícula de "maldigo el día en que naciste"

- Que Carrie elija en el momento en que "las mujeres de N. York dejan atrás el pasado y miran hacia el futuro" el trapo más ridículo ever que se mimetizó con los trajes feísimos del desfile....y lo combine con unos escarpines de tacón espantosos que daban la impresión de que eran medias deportivas con zapatos de tacón.

- En toda la cinta: el feísimo corte de cabello de Cynthia Nixon. Se le ve espantoso. Peor: la escena en México que delata que no se afeita las ingles. ¿En serio ESO era necesario que lo viéramos?

- La escena donde las amigas ven a Samantha más gorda. Qué cosa tan ridícula. Aparte de la glorificación al "tienes que estar delgada cual modelito" Plus: La escena de la tipa comiendo algo en el avión de vuelta a N. York. Qué, se iba a comer el frasco también? Que ridiculez!

- La "solución" al lío de Carrie y Mr. Big que se alargó inmisericordemente toda la película y se resolvió en una ridiculez clichosa y pavosísimamente cursi (exceptuando el "anillo" de compromiso, aka el zapato más aburrido de Manolo Blahnik ever). La resolución acabó aburriéndome por pesada y repetitiva. Había alguna forma de no predecir que las amiguitas de la Carrie serían oportunas y llegarían al matrimonio del dúo Carrie / John?

- El final: Todo de a cuatro amiguitas y con una frase que intentó remediar la exhibición comercial de toda la cinta: "las marcas no importan"

- ¿En qué momento escribe Carrie Bradshaw para justificar el nivel de vida que lleva? Si escribió tres líneas en toda la película fue mucho y sé que exagero porque para mí fueron cuatro palabras: Miranda, Charlotte, Samantha y Love dos veces, una como contraseña. Pero modelar trapos y zapatos.....eso sí mostró y en eso sí gastó que jode. Es que la tipa ni siquiera contesta sus correos electrónicos. Por Dios.

Puntaje: Película intrascendente, sólo con sentido para fans que vieron la serie....y yo creo que ni ellas merecían este despliegue de clichés insufribles que no creo se parecieran en nada a la serie origen y muestran una mujer muy poco realista. Una cosa es hacer ésto para una serie de media hora y otro alargarlo hasta la eternidad en dos horas y dele de una película que no mostró nada de lo que supuestamente hacía genial esta serie. Maréenme en sus comentarios a ver si me animo a bajar las seis temporadas. Por ésto ni me molesto. Esto sirve sólo para matar tiempo, pero no da para más. 3/10 a este despliegue de estrógeno hiper cliché y pavosamente convencional.

Saludos,

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!