lunes, 15 de febrero de 2010

Brief interviews with hideous men - Adaptación a retazos....

Finalmente le termino cayendo encima a este material  (Brief Interviews with hideous men (Entrevistas breves con hombres repulsivos), BIWHM a partir de esta línea para reducir extensión del texto) que dirigió mi muy querido John Krasinski y que ocupó bastante de mi interés el año pasado.  Independientemente de mi opinión final sobre la película, que no es tan buena así (mi opinión y la película. Both of them) debo admitir que admiro un montón el valor de este chico al meterse de frente con un libro tan esencialmente complicado como el que nos ocupa en esta revisión. No importa como le fuera, no es lo común.

Cualquier carajito de 30 años, actor con aspiraciones de dirigir (que sobran en Hollywood como arroz chino), se habría mandado una comedia romántica facilona o algo más comercial para darse caché y publicidad. Algo así como Valentine´s Day, cinta que adornó la fecha de marras ayer domingo. John eligió un material doblemente riesgoso: por poco comercial y por complicado, que de paso era su libro favorito de adolescente y por el que pagó para hacer una adaptación cinematográfica con el primer sueldo que cobró por el pilot de The Office. Esa particular pasión se nota en la cinta de entrada y sólo por eso merece un punto de esta revisión ganado de entrada sin ver el resto de la película. Se salió de la vía fácil. Nada se aprecia más que la gente inteligente y que lo evidencie de entrada sin necesidad de venderse a costa de cuentos chinos de carretera con clichés más que vistos en el cine. Lo malo es que se fue al extremo, y John se arriesga con uno de los materiales más complicados  EVER, con resultados variables y extremos entre lo genial y lo no tan genial. Lastimosamente, no le salió tan bien, pero no hay dudas que lo intentó.

Este libro de David Foster Wallace, colección de cuentos que giran sobre el tema del título: debilidades y la parte no tan chévere de los hombres, tiende a ser oscuro y muy ácido. De hecho es un libro tan increíblemente enredado y difícil de leer que lo he parado dos veces desde que lo compré el año pasado porque se hace imposible de seguir, y no sólo por que está escrito en inglés (no he podido encontrar una versión en español ni por casualidad, y conste que la he buscado) sino por lo complicada de la prosa de Foster  Wallace. No es lectura ligera, en resumen. 

John y  su BIWHM no escapa a los problemas que tiene cualquier adaptación de libro, serie o demás en el planeta que ya he comentado en infinidad de posts y revisiones previas; que en esencia son dos:

1. Ser tan literal que termine siendo una cinta sólo para fanáticos, gente que leyó el libro y gente que analizó, ultra analizó y revisó hasta la eternidad el material de origen por exceso de literalidad.
o 2. inventarse la historia en base a retazos del material original, algo desagradable para quien se sabe de memoria el libro.

El problema de BIWHM está en el primer extremo. Sin haber leído una línea de las doscientas mil entrevistas que le hicieron a John sobre esta cinta, habría sabido de entrada que era su libro favorito y que lo reverencia de la misma manera en que yo adoro Lord of the Rings. Es obvio de entrada. Lo que no es obvio es el por qué: Lo reverencia tanto que literalmente los diálogos son textos  y monólogos enteros, de hecho capturé y resalté unos cuantos que versionó para la cinta en mi ejemplar del libro en cuestión, pero a John se le olvidó contarnos, o mostrarnos de su propia mano y de una manera más personal, por qué era su libro favorito  y en qué exactamente le influyó como persona. Le faltó, en una palabra, algo más de la personalidad de John Krasinski y menos de la de David Foster W.

El resto es problema del formato de cuentos del libro, problema que John Krasinski no logra resolver del todo en el libreto. La historia va en varios momentos y planos, pero faltó un punto que organizara todo este manicomio de relatos en algo más comprensible. Aunque John arma una historia que trata de compilar los cuentos y los visualiza en una manera cinematográficamente atractiva, y en partes lo logra, BIWHM es como confeccionar una pieza a retazos: algunos de esos retazos funcionan, otros no funcionan ni en chiste. Y la película  termina siendo un patchwork de telas que no pegan entre sí.

A la película le faltó un hilo conductor funcional que hiciera comprensibles todos los retazos y no la hiciera ver como cinematografía de a pedacitos. La escena final debió ser la inicial, habríamos entendido la idea de la investigación de Sara y habríamos terminado llegando a lo mismo sin tener que esperar al final para saber que la cuestión de la investigación iba más allá. La idea de darle vida al "entrevistador" (entrevistadora en este caso) fue genial, y más cuando lo interpreta brillantemente Julianne Nicholson, pero hay pedazos que se le quedaron en el "aparato" y simplemente, no funcionan, como pedazos que tienen vida propia y podrían haber sido la película. El resto es una falla garrafal de adaptación: le faltó para ser menos académica y llegarle más al público. Es un material para minorías con paciencia para largos monólogos, no para el gran público, lo que contradice la idea de John de tratar de que la obra de DFW llegara a las mayorías.

En fin. Lo bueno y lo malo de Brief Interviews with hideous men.

Lo Mejor: 

1. Actuaciones: Quizás lo mejor de toda la cinta, y esto porque el material es realmente bueno para que se luzca cualquiera si le ponía un poco de cariño a sus líneas. Obvio, hay monólogos más brillantes que otros, y pedazos más impactantes que otros. Mi lista particular de mejores interpretaciones:

a. El relato de Dominic Cooper (Daniel) sobre su trabajo que tanto desagradó a Sara. El chamo le pone tanto corazón que al final uno como que le reprocha a la tipa haberse limitado a leer la vaina por  encima sin pensar. Este carricito ha ido cuesta arriba en mis preferencias (aparte, que recién lo vi en An Education y me encantó su actuación)

b. El monólogo en el que John Krasinski (Ryan) le explica a Sara por qué le montó cachos. Yo siempre he pensado que a este chico lo que le falta es alguien que lo vea más allá del tipo simpático que representa lo más normal en the Office y lo lance a hacer drama. Sin necesidad de muecas, gestos, ni payasadas, transmite toda la emoción de su narración, más cuando lo que recibe es el silencio total de Sara. Muy buena la escena. Y este chico debería usarla más a menudo para conseguir papeles más serios. Se le da muy bien. (Plus: John tocando piano? (O haciendo que lo toca? Cool!)

c. La narración entre Frankie Faison y Malcolm Goodwin sobre el padre que trabajaba en un baño de ricos. Pareciera no tener nada que ver con la película, pero es la mejor parte de la película, tanto en un relato bien montado como cinematográficamente.

d. La parte del relato de Christopher Meloni, también un juego cinematográfico de escenas para llegar a un relato que sin eso, no habría tenido el más mínimo de los sentidos ni interés.

e. Las dos o tres (no recuerdo cuántas eran) escenas de Will Forte. Es demasiado cómico. El tipo pone una cara de sadicón que parece hecha a propósito para su relato.

f. La escena del tercio que le ha contado el mismo cuento chino a todas las novias varias veces. Cinematográficamente es divertida y está bien lograda.

Y obviamente, toda la aparición de Julianne Nicholson. Una muy pero muy cuidada expresividad cuando debió ser expresiva y frialdad cuando debió ser fría la hace bastante convincente. Si  no queda claro en la última escena por qué nunca habría funcionado su relación con Ryan, no queda claro en ninguna.  La ausencia total de reacción de su parte es terriblemente demostrativa.

2.  Una banda sonora que no distrae del monólogo. Salvo una parte: la de la explicación del "trabajo" universitario de Dominic Cooper, donde el juego de sonidos de batería casi te hace perder el hilo, sobre todo porque a medida en que el chamo se altera comienza a subir el volumen de la música. Un elemento medio maloso  que lejos de aportar fuerza e interés a la escena, se la quita.

3. Mantener el suficiente control sobre una historia que de por sí era densa y complicada, evitando alargarla más de lo debido. La hora y 18 minutos aproximados que dura son más que suficientes para desarrollarla sin hacerla más densa e insufriblemente lenta de lo que ya es. Con su duración y densidad, parece que durara las dos horas de cualquier otra película montonera.

4. Tiene sus fallas, un montón de fallas en realidad, pero John Krasinski parece tener madera de director cuando muestra que puede apreciar un buen relato cuando te ayuda a concentrarte en un personaje o te muestra escenas para distracción.  Le falta es entrenamiento. Eso se hace....haciendo películas, valga la redundancia. Criterio visual tiene. Habilidad para enfocar tu atención también en  los puntos en que más te deberías interesar.

Lo peor:

1. Lo expliqué en el arranque: Es una cinta de retazos de historias y lo peor......es que se notan demasiado los retazos, las costuras y la mala tela final.  La cinta se quiso apegar tanto, tanto, tanto, tanto al libro de Foster Wallace que mantiene, demasiado, el hecho de que se trata de relatos sueltos escritos bajo una idea: cosas  repulsivas o supuestamente repulsivas de la personalidad masculina. La película muestra esa estructura de retazos, los textos son casi idénticos....y es una adaptación tan exageradamente literal que al final te queda la idea de que viste de todo, pero no te quedó nada. Faltó personalidad, faltó irle más allá al tema, faltó definir si ésto era una oda al machismo o al feminismo. Es ingeniosa, pero le faltó más de la personalidad de su autor, no precisamente Foster Wallace. Si JK hubiera aportado algo más de sí mismo (aparte de la admiración obvia por el autor del libro) habría sido algo menos forzado en un montón de escenas. Le falta un hilo conductor mucho menos complicado que el que tiene.

2. Escenas que no funcionan ni a balazos:

a. La del tipo que decía "Victoria para las fuerzas de libertad Democrática"en medio de su orgasmo. Si la idea es que una se imagine al tipo, en medio de una relación sexual, gritando eso.....garantizo que no lo lograron. Lo que provocaba era meterle en la cabezota la jarra de agua, de puro aburrimiento.

b. Las escenas con Will Arnett. Es buen actor, pero acá no me hizo ni coquito.

c. La escena de los dos tercios mesoneros elucubrando sobre lo que "quieren las mujeres" (primer tercio de la película) Los tipos son demasiado conscientes de la cámara.

d. El tercio que trata de levantarse a Sara en medio de la fiesta. Se siente tan falso como su diálogo.

e. Todas las escenas que mostraron la relación de Sara con Ryan (John Krasinski) Sí, el tipo está buenísimo y me parece encantador (aparte que las escenitas dan envidia de la buena), pero ninguna de ellas contribuye a reforzar en demasía la idea de que la tipa estaba enamorada de él, la dejó botada y que parte de su investigación está hecha para exorcizar la arrechera que le dio que el tipo le montara cachos. Pero en momentos es tan frío que esa emoción no llega. Lo que me llegaron fueron los habituales pensamientos de "JK está buenísimo" que puedo tener cada vez que veo a este tercio. Not much.

f. La escena del "mocho" Acá no sé si fue mal subtitulaje o qué, pero fue japonés con papiamento. Sinceramente, no hace nada ni aporta nada a la idea general de la película.

g. Los amigos de Sara: La salida de Ben Gibbard (Death cab for Cutie) es un buen intento, pero se quedó en eso. Rashida Jones de vaina se ve. Timothy Hutton no me hizo nada en toda la película. Chévere, pero hasta ahí. Hasta su parte de "repulsivo" lució demasiado normal.

3. En general, todas las escenas que se filmaron en la mesa con la jarrita de agua y los vasitos plásticos. De alguna manera se sienten tan forzadas como los monólogos de los entrevistados.

4. No estoy segura si los cortes de los monólogos fueron intencionales o si es mala edición: de cualquier forma son molestísimos.

Puntaje: La película no logra sus objetivos, pero no por falta de intento.  No está mal actuada, no se puede decir que esté mal dirigida, tampoco que sea mala idea. El problema de esta cinta es exceso de apego al material original, que de por sí no tenía ningún tipo de facilidades, y la adaptación no hace nada por ella. El resto pasa por ser una película demasiado intelectual y demasiado exclusiva para el que aguante bien monólogos y cintas más bien tendientes a ser monótonas. Lástima el exceso de apego al libro y los retazos mal pegados, porque la base es buena y algunas ideas también lo son.

Igual después de la 5ta. vez que la vi le tomé cariño y después de todo, no es mal material. Que le faltara no la hace tan malosa y la verdad, es mejor que ver cosas tipo Transformers 2 o películas aún más pavosas. Pudo haber sido una comedia romántica llena de clichés pavosos y descerebrados. Pero....la inteligencia de BIWHM no la hace película de momentos ociosos ni domingos sin nada que hacer.

Pero a mí me gustó al final, y por el afecto que le tomé puntúo. 7/10. Cinco por la cinta en sí, dos más por que John merece ese estímulo....aunque éste no le saliera del todo bien. Madera tiene.

Saludos,

Reacciones:

2 comentarios :

  1. Acabo de verla y coincido en varios aspectos, sobre todo en los negativos de la película.
    Gracias por tus comentarios, algo me arreglaron el rompecabezas.

    ResponderEliminar
  2. Hey!! pienso lo mismisimo que tú! es más cada parrafo que leía de tu reseña, me reía silenciosamente por que dije: ¡exacto! esta persona le puso palabras a lo que estaba sintiendo o pensando en los retazos buenos y malos de la película..Y me deja ese sentimiento al final..ese sentimiento de "creo que acabo de ver algo bueno, pero no estoy segura" faltó algo...lo sentí soso..inteligentemente soso.

    Saludos

    ResponderEliminar

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!