lunes, 11 de abril de 2011

Mentes en shock: O el shock de una mala copia sin sustancia en el bolsillo....

Alejandro Tous y Goya Toledo protagonizan esta nueva ficción. fox 


Nota previa: Prometí a un amigo de Twitter escribir una nota sobre esta serie, estreno de Fox Latinoamérica de esta semana. Cumplí mi promesa de verla y ahora cumplo con la promesa de revisarla.

Mentes en Shock. A ver como comienzo a escribir ésto que no se lea tan feo.

Hace un par de años atrás, Fox se asoció con Fox Latinoamérica (específicamente con Colombia) para desarrollar Mental, un drama Médico (en un año donde los dramas médicos aún funcionaban y tenían fanáticos como arroz chino: Grey´s Anatomy, Private Practice y House) en el campo de la psiquiatría que protagonizaba Chris Vance (el Whristler de Prison Break). Mental contaba la historia de Jack Gallagher, un psiquiatra británico, mudado a Los Angeles desde Vermont para hacerse jefe de psiquiatría de un hospital cuyo nombre se me fue de la mente, cuya atención particular a un paciente y su relación con la Directora del hospital (Nora ya no me acuerdo que) le hacían ganarse el puesto de jefe sobre otros médicos más políticos o profesionales que juraban que eran más chéveres/mejores profesionales/mejores politiqueros/más lindos y se merecían el cargo.

El tipo en cuestión parece tener una habilidad sobrenatural para llegar al punto exacto que genera el problema psiquiátrico de sus pacientes, aparte de tener unas costumbres excéntricas que no son bien vistas por sus colegas menos eficientes-más envidiosos. Pero como no podía ser de otra forma,  el tipo tiene su propio lío, representado en una hermana gemela que, como no podía ser de otra forma, tiene problemas psiquiátricos y que desaparece de su casa. Y el tipo se vuelve loco buscándola. Y cuando la consigue, por supuesto se olvida de la ética, que los médicos no atienden a su propia familia, el patatín y el patatá.

Cámbiele los nombres y algunos detalles a la descripción anterior, españolice los acentos de los protagonistas y tendrá Mentes en Shock, lo nuevo de Fox por estos días. El ser una copia más o menos edulcorada de Mental es mi primer punto en contra de este nuevo serial, coproducción de Fox España y Fox Latinoamérica, sobre todo desde que:

a. Mental fue cancelada por la razón A-1 de muerte de todo serial que se precie en Gringolandia: Baja audiencia.
b. Mental no tenía nada particular en el bolsillo y por eso ocurrió lo indicado en el punto a.. Sí, como no, Chris Vance era bastante carismático y el chico merecía mejor suerte desde su gran Whistler en Prison Break, pero el resto del cast no lo ayudaba en nada y la historia menos. Lástima, porque Jackeline Mc. Kenzie no es mala actriz, menos Annabella Sciorra....Pero el resto daba pena por lo escaso de sus argumentos y habilidades actorales.
c. El que en el Pilot parecía una versión en psiquiatra de Dr. House (por lo atípico) al final ni era Dr. House, ni era el super psiquiatra, ni era un cipote. Las historias eran a cual más aburrida, y el sub fondo de historia del Dr. Gallagher tenía menos atractivo que oír una cadena con Chávez hasta el amanecer: NINGUNO.
 d. El guión del pilot de Mentes en Shock no mejoró en nada los problemas de Mental.
y e. Estamos de series médicas hasta el mismísimo.....sitio donde la espalda pierde el nombre. Si no me van a contar nada nuevo, ¿para qué carajo?

En fin. Básicamente alguien se quedó con ganas de la historia de Mental y trató de hacer una nueva versión para este lado del planeta. PEEEEEEEEEEEEEEEEEERO, en un planeta lleno de series médicas, donde las principales se ven acá y en España sin mucha distancia con gringolandia, donde ya todos estamos un poco saturados de médicos con problemas, casos a cual más atípico e historias cuyo interés no pasa de pasatiempo, gastarse los reales en un serial como éste, sin nada distintivo ni novedoso en el género, es una pérdida de tiempo y dinero.

Todavía andan por ahí Grey´s Anatomy y House. Cada día peores y menos funcionales (desde que Shonda Rhimes decidió convertir por un episodio Grey´s en Glee´s Anatomy, ya se imaginarán lo bajo que ha caído la gente del Seattle Grace Hospital, y House no es que está mucho mejor. Aún me entretiene, pero ha perdido magia por carajazos), pero ahí andan. Está Nurse Jackie que es un House enfermera, pero bastante distintiva y divertida. Y ni hablar de la pérdida de tiempo que representa este tipo de material para los seriéfilos como yo. Una quiere historias bien contadas que te atrapen, no cuentos que ya te echaron alguna vez sin mayor interés.-  

Mentes en Shock es más de lo mismo. Y aunque bien empacada, y aceptablemente trabajada, le falta emoción, interés y novedad. No hay un elemento que seduzca lo suficiente para continuar viéndola. Y eso en un planeta donde hay series por coñazos, es grave. MUY GRAVE. Si la historia no se vende desde el Pilot, corre el riesgo de que el público la mande al carajo antes de que muestren las diferencias con Mental. Vuelta a lo mismo: Hay demasiadas series, demasiadas ideas y demasiadas ganas de ocupar puestos de actuales series mega famosas. Y si no te distingues desde el principio te pasa lo de Rubicón: Te mueres en la primera temporada, por mucho que te compongas en el episodio 13.

Lo bueno y lo malo del Pilot de Mentes en Shock a continuación.

Lo Mejor:

Par de puntos. El primero, la filmación tipo cinematográfico, una edición de fotografía muy buena y una escenografía/musicalización más que decente. Técnicamente es impecable y se nota que se gastaron los reales montando un producto bastante bueno a la vista.  Al menos no se pasaron de tacaños. Es una lástima que eso no se refleje en el libreto.

Y lo segundo, buena parte de las actuaciones. Alejandro Tous y Goya Toledo (aka León Robles y Charo Ríos en la serie, respectivamente) no son malos actores, y cumplen aún con un guión bastante limitado (por mucho que los libretistas pretendan vender tridimensionalidad de sus personajes y profundidad de los médicos....que yo no sentí ni de vaina). Tous tiene ciertas limitaciones como actor, pero en esencia no hace tan mal trabajo como para criticarlo: mis objeciones en la otra parte de esta revisión.

Luis Roberto Guzmán no es que me convenció en demasía, pero tampoco lo hace mal.  Se convirtieron en el único aliciente para ver la hora entera sin acabar durmiéndome un sábado en la noche aburrida en casa y con malestar femenino mensual.

Y un tercer punto: el opening. Una vaina en computadora bastante bien montada.

Adiciono, pero esto es más placer visual que criterio de revisora, que el Tous está buenote y eso siempre se agradece.


Lo peor: 

Todo lo demás.

a. En un artículo de El Universal sobre esta serie, los libretistas hablan de una serie más "latina", personajes complejos y tridimensionales y una historia distinta a la de Mental. Que Mental era muy inocente y ésta más compleja.  Quiero que alguien me explique qué era lo distinto entre una y otra, porque un repaso del Pilot de Mental (Cuevana, qué útil es esta paginita!) me dejó aún más claras las similitudes entre ambos materiales. Y todavía estoy buscando lo complejo en el Pilot de Mentes en Shock.

Es la misma vaina:  el siquiatra con métodos atípicos no muy apreciados por los colegas, que se impone como jefe por amistad y relación íntima con la antigua jefa, que se enemista con sus colegas desde que lo ven por sus métodos distintos a los estándares, que tiene una hermana gemela con problemas psiquiátricos que esencialmente lo volvieron la estrella de la psiquiatría porque el tipo necesita ayudarla a que se recupere, que tiene también sus pequeños vicios....exactamente, qué es lo que la diferencia de Mental? Muy poco. El acento español y poca cosa más. Ah, que la hermana no es esquizofrénica sino que tiene un síndrome cuyo nombre no recuerdo por el que no reconoce a la gente cercana y piensa que son impostores. Que la residente tiene tendencia a autoflagelarse y consume anfetaminas, la original en Mental era lesbiana. Que si el doble de Carl tiene una historia aún más oscura de fondo. Ok, chévere, pero nada de eso se ve como diferencias significativas.  Esencialmente, es más de lo mismo que generó una serie que, de paso, no funcionó. Si existe algo de complejidad, no me lo vendieron en el Pilot. CRASO ERROR.

El problema es que tenemos rato viendo series con argumentos más o menos similares. Y en lugar de apelar a creatividad y buscar ideas, se agarraron de los mismos clichés y de las mismas rutinas de todas las series médicas que se precien y aún están al aire. Nada realmente nuevo ni atractivo para el espectador saturado que quiere ver otras ideas en pantalla.

b. La falla de Chris Vance en Mental pasaba por su escasa variedad en expresión actoral (algo parecido al problema de Joseph Fiennes en la fallecida Flash Forward) el tipo sólo tenía dos caras: una por la que siempre parecía estar despreocupado y como veinte años sobre las cosas, no importa que tan enrollado fuera el caso que manejaba, y otra de preocupación. No había más matices. En el Pilot era gracioso, pero a medida que transcurrieron los episodios acabó volviéndose un muermo sopóncico demasiado aburrido.

El problema de Alejandro Tous como León Robles es aún peor: fingir un personaje profundo cuando nada más se tienen dos caras y ninguna de ellas expresa un cuerno. Es lindo, pero terroríficamente inexpresivo y no era el personaje, sino su intérprete. El tipo no me convenció ni aquí ni en la eternidad de que es un gran psiquiatra y de sus problemas personales y crisis profesional. Solo se pasó con un cigarrillo en la boca por acá y por allá cual House con el frasquito de Vicodín (en ese hospital no prohiben fumar o qué?)

c. El exceso de explicaciones. Alguien consideró que si los protagonistas se pasaban diez minutos contándonos de sus antecedentes nos íbamos a dar por enterados y nos sentiríamos mejor. Fue un desastre, porque terminó con el ya escaso interés del episodio. Para eso es la combinación de imagen con diálogo. Demasiada paja sin interés y peor, que adelantó los tres elementos por los que permanentemente pasará el protagonista: Atender casos a su manera, pelearse con los colegas que no lo vieron bien y andar permanentemente preocupado por la hermanita loca y perdida. Prefiero descubrir las cosas, si no les importa. Y si tienen 13 episodios, no me cuenten tanto en el Pilot. Si no me interesa, me pierden como audiencia.
Foto: FOX

d. El caso (básicamente este es un serial procedimental con historia de fondo, idem que todos los que andan por ahí)  no tenía mayor interés, estaba pésimamente mostrado y resuelto con muy pocas ganas. Ni siquiera el dramático intento del tipo en la gasolinera logró moverme más allá del bostezo. Y si el caso no te mueve, menos te interesa lo demás. Para que un caso de un procedimental te mueva te tiene que causar intriga. La de éste la mataron a medio episodio.Lo peor: El tipo supuestamente poderoso. Se desplomó en menos de 5 minutos y sin elementos de convicción. Que rico tan patético.


Puntaje:

Si usted no es fanático habitual de las series médicas y no vio Mental, puede ser que este material le llame la atención, se ahorre leer subtítulos y termine hasta interesándole. Está bastante bien empacado y honestamente, supera en calidad visual a unos cuantos intentos de por este lado del planeta. No está tan mal actuado tampoco.

Pero si usted es televidente habitual de cualquier serie médica de las que andan en pantalla aún en el cable, CUALQUIERA de ellas, ahórrese el trabajo porque acá no va a encontrar nada nuevo. A Mentes en Shock le falta mucho para causar un shock y si el primer episodio no te motiva a ver el segundo, algo anda mal. Acá falta mucha creatividad, un elemento distintivo /tanto de su mamá Mental como de todo el carajazo de series médicas gringas, españolas y de Pekín) y mostrar los méritos que supuestamente tiene a nivel de libreto. Cuéntenme menos y creen más intriga. A Tous le falta mucho para venderme a un médico más psicótico, ideas, creatividad y lo que la distinga de otras series del género médico. Más de lo mismo, en definitiva, y el pilot me vendió muy mal la historia. 4/10 para no ser tan cruel, pero este va a pasar a la lista de vainas que ver cuando no haya nada mejor en el cable. Y eso es lo peor que puede pasarle a una serie que aspira a que uno se la tripee todas las semanas.

Reacciones:

0 comentarios :

Publicar un comentario

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!