miércoles, 25 de mayo de 2011

Finales de temporada.... Ah sí, con spoilers. Si no los vio ni se acerque.

Sinceramente, no sé qué pasó este año con las series de televisión abierta gringas.

La verdad delante: Después se quejan de que el Emmy lo gana es puro cable. Que AMC, HBO, Showtime y compañía le están quitando espacio a canales abiertos gringos. Que todos nos emocionamos más que nunca con cosas como The Killing y Game of thrones que por los esotéricos líos de Grey´s que va de capa caída. Pero por Dios, qué quieren que pase si lo único que parece funcionar para el cuarteto CBS, ABC, NBC y Fox son los realities? Qué hacemos si las historias van en caída libre y sin frenos? Si la mediocridad de los libretos puede más que algunas actuaciones?

Doy una pasada a una parte de los finales de temporada que llevo vistos hasta ahora. Me faltan algunos, pero ya saben: por ver series aún no me pagan. La gran mayoría desastrosos. Salvo excepciones. OJO: Hay unas cuantas revelaciones de la trama. Eso que llaman Spoilers. Alerta con eso.

1. The Office - Search Committee.

Vamos a ser honestos con este episodio. Fue divertido. Bastante. Para lo flojona que fue la temporada, resaltó bastante decente. Después del DESASTRE de Will Ferrell, cuyo personaje fue malo con riñones (mal incorporado, mal armado y mal sacado) hubo interés y diversión.

Los dos últimos capítulos (Dwight Schrute, Acting Manager y Search Committee) mostraron que sí hay vida después de Michael Scott, dado que la serie es un ensamblaje más que funcional que no pierde demasiado con la salida del tornillo principal. Uno extraña ciertas cosas de Michael, pero no tantas como parecía. Hubo escenas increíblemente graciosas en los dos capítulos. Dwight Schrute..... fue demasiado hilarante en esa actitud tan suya. Restricciones y culto a la personalidad arrechísimos, pero escandalosamente divertidos.  Jim Carrey, que tenía rato sin sacarme ni una sonrisa de compromiso, se anotó una aparición increíble. Hasta Ray Romano me cayó chévere. Spader fue un ahí ahí que trató de versionar a Denny Crane, pero no le salió demasiado bien. De Ricky Gervais....paso. No me gustó su video. Catherine Tate fue super divertida y sería una gran jefa. La "jalada de lengua" de Ryan sobre la falta de seriedad de Jim eligiendo al sustituto fue acertadísima. Creed de jefe? LOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOL! Apoteósico, todavía me río con la entrada del último episodio. La boda de Angela con un senador, que para rematar es gay, va a ser una loquetera.

Voy a exceptuar de los puntos buenos el lío del triángulo Gabe/Andy/Erin que nunca ha tenido ni pies ni cabeza y que los libretistas se han empecinado en estirar hasta el acabose de manera innecesaria. Gabe ya no da para más con ese tema, y Erin en ese punto tiene la misma gracia que Mario Silva en la Hojilla: NINGUNA. Los tres son divertidos.... sin zaperocos amorosos insólitos de por medio.

PERO....Steve Carell anunció su salida  hace UN AÑO y pico antes. Desde que vimos The Whistleblower ya sabíamos que Michael se iría al terminar la actual temporada (y se fue cuatro episodios antes). Se inventan un episodio con invitados acá y allá. Hasta a Warren Buffett se trajeron...........y se dejaron lo del jefe para la temporada que viene?

WHAT THE FUCKING HELL??????????????????

Qué tanta vuelta tienen que darle Greg Daniels y Paul Lieberstein a este asunto? Tanta indecisión, lejos de generar interés, suena a "no sabemos que hacer y no encontramos como definirnos" que es fatal para una serie que va a su octavo año y que es el último del contrato de Rainn Wilson, John Krasinski y la embarazadísima Jenna Fischer. (Ese embarazo va a salir en la serie? No?)

Nadie les está pidiendo que pongan en la serie a otro Steve Carell. Aprovechen el ensamble que bien bueno es. Tanta indecisión huele mal. Definan que quieren hacer con la serie....y háganlo de una buena y relajada vez. Francamente, el cliffhanger, lejos de atraer mi interés, me hace preguntarme cuántos episodios de la octava temporada aguantaré antes de mandar al basurero de series a The Office. Decídanse. Han tenido tiempo suficiente y sobrado de elegir a alguien, y si no quieren hacerlo porque puede alterar el orden natural del cast....trabajen con lo que tienen y dejen de fastidiarnos con eso. En serio. Yo no tengo intención de esperar veinte episodios para que pongan a alguien en la oficina de Michael. Decídanse. YA.

2. The Big Bang Theory - The Roommate Transmogrification

The Big Bang theory ha sido muy ambivalente esta temporada. Ha tenido episodios deliciosamente buenos como episodios insólitamente malos.

El empecinamiento de volver a esta serie The Big Bang Sheldon ha hecho el daño parejo y afortunadamente se dieron cuenta a tiempo, o al menos aparentaron darse cuenta. Salvó unos cuantos episodios reducir la excesiva loquera con Jim Parsons. Es bueno, pero en raciones más limitadas y menos rebuscadas.

El episodio del final de temporada es un show divertidísimo entre los líos de Howard luego que Bernardette tiene su doctorado y un trabajo donde cobrará mil veces más que él (con el trauma de Howard con los doctorados. La gloria), el orgasmo de Sheldon con su auto masaje según Amy (que sigue siendo uno de mis personajes favoritos, con todo lo odiosa que pueda ser), la mudanza temporal de Raj a los predios de Sheldon (acuerdo de co habitación incluido) y oh, Dios.....Raj y Penny. Un cuento medio traído por los cabellos pero que a mí me sacó lágrimas de risa. Supongo que el desmontaje será también bastante simple, dado que no creo que vayan a darle excesiva trascendencia a una noche de copas de más. No digo más.


Lo único sepultable del episodio: Leonard está convirtiéndose, peligrosamente, en una versión insoportable de lo que más odié siempre en Friends: Ross Geller. Ya sólo falta que comience a hablar de dinosaurios para que yo termine de mimetizarlos mentalmente y comience a odiar a Leonard de aquí al final de TBBT. La escena con Priya fue de un estúpido mega recontra atroz y el anticipo del segundo final me indigesta y me da piquiña no más imaginar que lo abusen la temporada que viene. No al Leonard Geller. De favor.

3. Grey´s Anatomy - Unnacompanied Minor

Había una vez una serie médica que solía hacer desastres en la temporada pero compensaba con unos finales de temporada que entretenían. El final de temporada pasado fue espectacular. Este fue un soponcio somnífero. Grey´s Anatomy se ha vuelto un culebrón tan patético y de un nivel argumental tan bajo, que su final de séptima temporada resultó un coñazo, como dirían en España.

Es más, trato de recordar algo decente para comentar y no lo consigo. A qué le doy importancia? A la pelea necia entre Derek y Meredith? Al lío con el cambio de medicina por placebo, que ya he visto en al menos cuarenta series? (House tiene un par de líos muy similares!) Al aburrimiento mortal de Scott Foley? Al lío de Cristinita porque no quiere tener muchachos y es capaz de cargarse su matrimonio por eso? Al incidente procedimental del gran accidente que ya han explotado en unas doscientas cuarenta mil versiones en Grey´s Anatomy, tanto que en ésta lo redujeron a UN superviviente? A la bebé adoptada de Meredith? En serio? Todo eso pasó frente a mis ojos y no dejó ni el recuerdo.

Y todavía preguntan por qué la caída inmensa de rating. Porque sí, este final perdió y feo con Bones (que debo ver porque lo han comentado hasta la eternidad) y el de The Office que ya critiqué líneas arriba.

Shonda Rhimes está hablando ya de comenzar a sustituir al cast original (Ellen Pompeo y Patrick Dempsey tienen contrato hasta final de la próxima temporada y ella dice no querer seguir, aunque en estos días cambió las señas y dice que es que no se lo han pedido. Quien la entiende) y continuar la historia con otra gente. Craso error, Shonda. Comienza a pensar en serio como terminar con este culebrón antes que el rating te deje sin el final soñado. Grey´s ya no tiene sentido. Lo que hacen es reciclaje intensivo de las historias. Y si vuelvo a ver otra temporada con un episodio Glee, otro médico del Seattle Grace herido, accidentado, lastimado, destrozado, y otro mega accidente que alborote ese hospital....madre mía de Candelaria. Ya está bueno.

4. Glee - New York

Ya que la mencioné. OH MY FREAKING GOD.

Este es el típico ejemplo de como una serie que comenzó bien puede echarse a perder por la sobre exposición y ver acentuar su mayor debilidad: El libreto. Seamos sinceros: Glee, sin la música, Jane Lynch y la bulla sería un serial de secundaria adolescente y de los malos. El problema a estas alturas es que aún con eso....es un serial adolescente MUY MALO.

La segunda temporada se ha ido en:

a. Episodios de lecciones de vida: por ejemplo: para explicarle cosas a la audiencia adolescente. Sí, todos esos donde mostraron que el alcohol es malo para los jóvenes, que si vas a tener sexo lo hagas con protección, que hacer bulling es atroz y tus compañeritos pueden sentirse mal, que cuando la gente se quiere casar es muy bonito, que si tu papá se enferma puedes contar con que los chicos del Glee club te cantarán nanas y temas religiosos para que llores, que puedes salirte del closet porque la gente no debería ver tu tendencia sexual sino lo que tienes adentro, que en una flaca popular hubo una vez una mega gorda (en serio necesitaba saber eso de Quinn?), que ser una gorda rata como Lauren funciona (a mí me sobran kilos, no la estupidez de Lauren)....etc, etc, etc.  Incluyan acá el mega estirado cuento del Bulling de Kurt, bueno al principio pero sobre valorado al final. Ya entendieron.
b. Los Warblers.
c. Quinn queriendo ser reina del baile por sentirse insegura y detrás de Finn.
d. Rachel, Finn, Finchel, y todas sus variantes posibles.
e. Sue Sylvester siendo la mega mala del cuento, y la vaina fue tan exagerada que tuvieron que bajarle las revoluciones en el ultra mega manipulador episodio Funeral, que si medio mueve algo es porque Jane Lynch es tremenda actriz, no por el libretito planteado expresamente para lloriquear feo.
f. De los Warblers, Blaine (único descubrimiento interesante de la serie esta temporada, aparte del mega desarrollo de Santana, único personaje que ha mejorado un montón)
g. De como Jesse se convirtió en un estúpido, lisa y llanamente. Me gustaba más como líder de Vocal Adrenaline, no como Simon Cowell versión cabellos rizaditos.
h. La mención permanente de que New Directions, algún día, iría a las Nacionales.
i. Se va Will a Broadway o no?
j. Holly Holiday (vaya nombre) y John Stamos (más fue la bulla) casado o no casado con Emma. Dio lo mismo.
k. Episodios pendejos monotemáticos, donde la música, las ideas y la falta de las mismas se centraron en un solo tema, olvidándose de la promesa del desarrollo de los personajes.

Y todo eso se remató en el más estúpido final de temporada EVER. Donde el desarrollo de historias de la temporada se estrelló contra la más atroz de las necedades. Y donde atípicamente yo terminé quedándome dormida, del ABURRIMIENTO, a exactamente 15 minutos del final. Donde trataron de convencernos de tantas cosas ridículas que las echaron a perder.

Déjenme separar de una vez por todas, lo único bueno del capítulo.

1. Kurt y Rachel en su temperamento Breakfast in Tiffany. Y el dúo les quedó del carajo a Colfer y Michele. Salió delicioso, divertido, de ese Glee que destellaba brillantez y diversión en la temporada 1, lejos de los aburridos convencionalismos adolescentoides.
2. Blaine y Kurt conversando al final y diciéndose "te quiero" por primera vez.  Salió tan natural y espontáneo que quedó chévere.

Hasta ahí. El resto fue basura televisiva.

Se pasaron UNA temporada entera hablando de los Nacionales para rematarlo en menos de15 minutos de pésimo desarrollo, sin emoción, sin impacto, sin nada de expectativa, donde suponer que no iban a ganar era absolutamente indispensable y por lo tanto, nulo en sorpresas. Se pasaron ya no me acuerdo cuántos episodios con el tejemaneje de si Will iba a Broadway para rematarlo con promoción descarada al disco de Matthew Morrison recién cocinadito y un remate de pendejada. Es que yo los quiero taaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaanto.....que no puedo separarme del Glee Club. Sí, muerde aquí, Luis. Rematado a los coñazos en favor de:

a. El cuento chino Rachel y Finn. De dónde le salió tanto amor a este niñito a estas alturas del cuento?
b. Quinn llorando como magdalena.
c. The cup, the cup, I love my cup.... en lo que ha decaído la pobre Brittany, antiguamente la dueña de líneas ácidas que te salvaban episodios y te hacían reír.
d. Sam y Mercedes. Meh.
e. La evidencia, descarada y nada disimulada, de que Mark Sailing pasó hace RAAAAAAAAAAAAATO de su edad adolescente. La escena del bar lo mostró pero como autopista.
f. La otra evidencia atroz: que los alumnos de Will son estúpidos e ignorantes en la época de Internet. Y que las peleas de almohadas, en adultos, pierden todo su encanto.
g. En cuentos chinos ridículos sin pies ni cabeza. Rachel no sabía realmente que Cats ya no estaba en escena en Broadway? En qué extraño y esotérico planeta vas a un concurso aspirando escribir una canción original 5 minutos antes de salir a escena? Con cincuenta coros tú vas a ir a improvisar y piensas ganar? SIN ENSAYAR? En qué planeta el problema de la actuación de N. Directions fue el mega beso Finchel (fuera de lugar, de paso)? En qué planeta lo de Vocal Adrenaline pasó como una actuación de un coro si fue solo Sunshine cantando? NO ME JODAAAAAAAAAAAAAAAAAN!
h. En qué planeta, habiendo más de DOSCIENTAS MILLONES de canciones sobre Nueva York, más emblemáticas, eligieron una banda sonora tan atroz y sosa?
i.. Hipocresía. De la depre pasaron a la alegría por tener el puesto 12 en poco menos de diez segundos.

En qué planeta, en fin, todo el tema de una temporada se resuelve MAL en tres minutos?

En fin. Digamos que esto fue la gota que colmó el vaso de la paciencia adicta, que lejos de lo que muchos puedan pensar, no es interminable y menos en un planeta donde series hay como arroz chino. Ya me harté de los intentos malos de Ryan Murphy con esta serie, de las malas actuaciones y los aún peores libretos. Mi paciencia no da para más, y lamentándolo por Darren Criss, Chris Colfer, Naya Rivera y Jane Lynch.... Hasta acá veo Glee.

La temporada que viene hay como seis series más interesantes y ojalá funcionen mejor que este bodrio adolescente que, aún peor, esta temporada sólo acertó unos seis o siete temas (en mi mente: las versiones de Britney de Britney/Brittany, Don´t you want me, el mash de Thriller, Teenage Dream y la mega abusada y pisoteada por Movistar Hey soul Sister) pero el resto de su música fue tan insufrible como la serie. PASO! O Ryan Murphy se pone las pilas o la tercera temporada enterrará este serial, y lo convertirá en materia de análisis universitario: De como una buena idea más o menos funcional puede irse abajo por sobre valoración y sobre exposición. Me limitaré a oír las versiones nuevas (siempre que elijan algo versionable. De favor). Pero otra hora de lecciones de vida y lloriqueos de Rachel....paso!


5. House - Moving On.

Acá si voy en contra de media audiencia televisiva gringa y el grupo de pendejos que usan y abusan de la frase Jump the Shark cada vez que una historia de televisión no cubre sus expectativas. De paso, mal usada la frase. Ni el episodio fue tan malo como dicen ellos, ni House es tan incapaz de matar una mosca. AL CONTRARIO.

Yo creo que Moving on fue un final más que decente para una historia que NO FUNCIONO jamás: la relación de Cuddy con House. Sinceramente, la prefería a ella como la persona que le ponía frenos a la actitud desquiciada de Greg House, más que como la amante que espera que el tipo cambie. Nadie cambia lo que tiene en el fondo, mostrado hasta la desesperación en este capítulo y en la temporada. Hay cosas obvias en la vida.

A mí no me sorprendió el final porque, desde la ruptura de este par, me parecía que House estaba como que demasiado calmadito. Es el tipo de personaje que ha mostrado, toda la serie, tener problemas serios de represión de sus sentimientos disimulados en su actitud antisocial y que cuando tuviera la oportunidad de estallar, lo iba a mandar todo al carajo. De paso nos lo anticiparon con un brillante penúltimo episodio (que merecía ser final de temporada también, la verdad!).

House no es más que un carajo que teme exponerse para no ser lastimado y que tiene problemas de aceptación de sí mismo dada su eterna cojera (tanto que es capaz de probar algo no experimentado para recuperar su función muscular). Básicamente, eso fue lo que mostró Moving on. No me sorprendió verlo lanzar el carro con todas sus ganas contra la casa de Cuddy, convirtiéndolo en el final que lo dejó super bien consigo mismo luego de la ruptura con ella. El House de media sonrisa en la playa de quien sabe donde, descubrió algo en sí mismo que lo puso super y lo hizo reconciliarse consigo mismo después de sentirse débil y culpable de fallar con Cuddy. Y que es celoso como turco, no joda. Nadie estrella un carro así no más y el tipo lo que estaba era celoso perdido y con ganas de mandar todo al reverendo carajo. Y es lo que nos llevamos a la temporada 8.

CLARO. No olvido que el episodio de alguna manera es la despedida oficial de Lisa Edelstein (que no vuelve a House) y que filmaron esto semanas antes de saber ese detallito. De cualquier manera, fue un final aceptable, donde los puntos flojos estuvieron en el staff de House (me interesa tanto como nada el lío existencial de Taub ahora con 2 bebés en camino, menos me interesa que me insinúen una relación entre Thirteen y Chase) y el caso que no tenía pies, cabeza ni interés particular, a pesar de que Shohreh Aghdashloo es una excelente actriz que recuerdo muy bien desde la cuarta de 24.

House comienza a necesitar un final (David Shore, lo mismo que a Shonda Rhimes. Termina cuando aún tienes tiempo de trabajar algo decente y no forzado por las bajas cifras de rating) pero éste al menos me deja con expectativa por saber que viene.

Suficiente por ahora. Luego cuento de más finales de temporada.

Saludos,


Reacciones:

1 comentario :

  1. Me salté todos excepto el de TBBT... con el que concuerdo totalmente. Leonard creo que nunca ha sido geek...por lo menos no el nivel de geek que requiere (o requeria la serie en las primeras temporadas) para mi siempre ha sido el tipo ñoño que no se acepta como es y quiere pertenecer a un mundo que no puede.


    Por el resto de las series... juro que volvere cuando las haya visto...

    ResponderEliminar

Me encantaría conocer tu opiniòn. Eso sì: para que podamos charlar, trata de que tu comentario estè relacionado con la entrada. Por favor. Gracias adelantadas!