This is default featured slide 1 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 2 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 3 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 4 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

This is default featured slide 5 title

Go to Blogger edit html and find these sentences.Now replace these sentences with your own descriptions.

viernes, 25 de febrero de 2011

El patético caso de Charlie Sheen y Two and a Half Men...

Ha sido la noticia desde anoche.

Two and a Half Men, suspendida por lo que queda de esta temporada (Ocho episodios quedaban por filmar para terminar la orden de 24 que tenía este año) y a las puertas de una posible cancelación, causado por un montón de palabrotas y declaraciones de Charlie Sheen, que aparentemente, por alguna inexplicable razón, decidió interpretar el papel que dejará como pendejos novatos a los nominados del Oscar del domingo que viene (A correr, Colin Firth!): De cómo arruinar una carrera artística de la manera más estúpida por no asumir sus errores.

El pleito de Charlie Sheen con Chuck Lorre (productor y creador de la serie de marras) donde el tipo lo menos que lo llamó fue payaso y charlatán, vino después de que Lorre criticara a Sheen en una de sus Vanity Cards (esos textos que compilan pensamientos particulares de Lorre que suelen salir en los segundos finales de los créditos de sus series y que están recopiladas en su página web) luego de un incidente posterior a una orgía en el que Sheen terminó parando en un hospital por una supuesta hernia luego de una noche loca (dicen que unas cuantas noches, en realidad) que combinó prostitutas, alcohol y supuestamente droga. El tipo después se sometió a una terapia de rehabilitación en su casa.

Eso implicó detener la producción de la serie, que apenas acababa de comenzar para este año 2011. Adicionalmente, ante la expectativa de no contar con la estrella principal del show por el tiempo que durara su rehabilitación, Lorre junto a la Warner Bros (Productora de Two...)  y CBS (Canal que la transmite en EEUU) decidieron recortarle cuatro capítulos a la temporada y dejarla en 20. Los comentarios de Lorre sobre la situación de Sheen aparecieron en los créditos finales del episodio del 14 de febrero de Two and a Half Men.

Qué decía la tarjetica de marras que ofendió tanto a Sheen? Helo acá. Traducción libre.

I exercise regularly. I eat moderate amounts of healthy food. I make sure to get plenty of rest. I see my doctor once a year and my dentist twice a year. I floss every night. I've had chest x–rays, cardio stress tests, EKG's and colonoscopies. I see a psychologist and have a variety of hobbies to reduce stress. I don't drink. I don't smoke. I don't do drugs. I don't have crazy, reckless sex with strangers.

If Charlie Sheen outlives me, I'm gonna be really pissed.


(Hago ejercicio con regularidad. Consumo cantidades moderadas de comida sana. Me aseguro de descansar bien. Veo a mi médico una vez al año y a mi dentista dos veces al año. Uso el hilo todas las noches (Hilo dental). He tenido radiografías de pecho, tests de estrés cardiovascular, EKG y colonoscopias. Veo a un psicólogo y tengo un montón de hobbies para reducir el estrés. No bebo, no fumo, no consumo drogas. No tengo sexo loco e irresponsable con extrañas.

Si Charlie Sheen me sobrevive, me molestaré realmente)


Sheen se arrechó ante ésto (en términos coloquiales) más cuando supo la decisión de la producción, y aunque ofreció pagar al personal de la serie con sus propios reales por el tiempo en que se encontrara en rehabilitación, no logró conmover a Lorre. De ahí surgió el  mega arrecherón que ya había dejado algunas declaraciones nada amables del actor que se hicieron más críticas ayer cuando en un programa de radio el tipo llamó a Lorre de perdedor, payaso y charlatán para abajo. Y ésto no vino de gratis, queridos lectores. Aparentemente ya le habían advertido a Sheen que si continuaba con esa línea de declaraciones suspenderían la producción de Two and a Half Men por la temporada entera, pero el tipo nada que se calló. Fue peor el remedio que la enfermedad, como diría mi mamá.

La decisión del canal y la productora fue casi inmediata apenas salían en la prensa los disparates dichos por Sheen y se emitió en un comunicado de escasas dos líneas:

“Based on the totality of Charlie Sheen’s statements, conduct and condition, CBS and Warner Bros. Television have decided to discontinue production of Two And A Half Men for the remainder of the season”.

 (Basados en la totalidad de los comentarios de Charlie Sheen, su conducta y condición, CBS y la Warner Bros han decidido cancelar la producción de Two and a Half men por el resto de esta temporada)

Adicionalmente, quizás con la intención de no alborotar el avispero (suficientemente alimentado con la lengua desatada de Sheen) Chuck Lorre decidió no contestar y dejará de escribir sus "Vanity Cards" por una temporada. El productor explicaba esa decisión de esta manera:

It was more fun writing these things when I was fairly certain no one was reading them. That is no longer the case. These days it seems like every vanity card is getting scrutinized and criticized by network executives, corporate legal departments and publicity departments, TV journalists and tabloid bloggers. Believe it or not, my musings have been both cheered and jeered by TV Guide! But lately it's gotten out of hand. Which is why I've decided to take a break for a few weeks. Let things cool off a little. Instead of writing short essays that upset people, I've decided to use my one second of network TV to do something simple and hassle-free. Starting with this card, I'm going to display a photograph of a part of my body that is entirely innocuous. No longer will I share some troublesome piece of my mind. Now I will share an actual piece of Chuck that is incapable of offending anyone. You know, a foot, a hand, or maybe a toe.

(Era más divertido escribir esas cosas cuando estaba casi seguro de que nadie las leía. Ese ya no es el caso. En estos días parece que cada tarjeta es leída, escudriñada y criticada por ejecutivos de los canales, departamentos legales corporativos y departamentos de publicidad, periodistas de televisión y bloggers de tabloides. Lo crean o no, mis pensamientos han sido simultáneamente aplaudidos y criticados en Tv Guide. Ultimamente esto se está yendo fuera de control. En lugar de escribir pequeños ensayos para esa gente molesta, he decidido usar mi único segundo de televisión para hacer algo sencillo y libre de hostilidades. Comenzando con esta tarjeta, voy a colocar una fotografía de una parte de mi cuerpo, lo que es totalmente inofensivo. No voy a compartir más lados problemáticos de mi mente. Ahora compartiré una parte de Chuck que es incapaz de ofender a nadie. Ya saben, un pie, una mano, o puede ser que un dedo)

Los efectos de este zaperoco? La serie, que recién el lunes transmitió su episodio 16, no tendrá más episodios nuevos de acá a mayo, cuando finalizan oficialmente las temporadas en EEUU. Decisión nada fácil: cuesta una millonada de dólares en publicidad, un hueco en la programación de CBS, pérdidas para la productora que  tenía negociada la retransmisión de esos capítulos, rehacer parrilla de programación y contratos publicitarios, un zaperoco legal en ciernes si Sheen decide ir legalmente contra ambos entes por incumplimiento de contrato (Sheen tiene contrato por dos temporadas más: ésta y la 2011-2012) y la duda sobre si habrá realmente una novena temporada. De acuerdo a nota de El Mundo (medio económico venezolano) unos 250 millones de dólares en pérdidas sólo para la Warner Bros.

Y de acuerdo a la nada simpática cartica que Sheen envió a TMZ luego que se enteró del comunicado de Lorre, WB, CBS y compañía, el pleito va para largo:
 
What does this say about Haim Levine [Chuck Lorre] after he tried to use his words to judge and attempt to degrade me. I gracefully ignored this folly for 177 shows ... I fire back once and this contaminated little maggot can't handle my power and can't handle the truth. I wish him nothing but pain in his silly travels especially if they wind up in my octagon. Clearly I have defeated this earthworm with my words -- imagine what I would have done with my fire breathing fists. I urge all my beautiful and loyal fans who embraced this show for almost a decade to walk with me side-by-side as we march up the steps of justice to right this unconscionable wrong.

Remember these are my people ... not yours...we will continue on together...


(Qué dice ésto acerca de Haim Levine (Chuck Lorre) después que trató de usar sus palabras para juzgarme e intentar degradarme. Afortunadamente ignoré a este idiota por 177 episodios. Devolví el disparo una vez y este pequeño gusano contaminado no puede manejar mi poder ni la verdad. No le deseo nada más que dolor en sus tontos viajes, especialmente si lo hace alrededor de mi terreno. Claramente he derrotado a esta lombriz de tierra con mis palabras -- imaginen lo que podría haber hecho con mis puños. Les ruego a todos mis lindos y leales fanáticos que han amado este programa poc casi una década, caminar a mi lado mientras marchamos por el camino de la justicia para corregir este error inconcebible.

Recuerdan que esta es mi gente, no la suya. Continuaremos juntos.)

EEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEN fin.

El problema no es que Sheen tenga una adicción (o lo que aparentemente son tres adicciones: Alcohol, drogas y sexo) Gente con problemas y adicciones sobra en Hollywood y es poco más o menos lo que alimenta a diario las páginas de chismes destructivos del ambiente. Baste y sobre recordar los ríos de tinta y megabytes que ocuparon casos como el de Lindsay Lohan (otro de esos casos donde un entorno jalabólico combinado con una falta de juicio y sentido común más que brutal generan problemas de todo tipo) o Paris Hilton. Por sólo nombrar dos seres. El problema es la forma en que se asume.

Básicamente Sheen jura y perjura que está recuperadísimo, que controlará sus adicciones con el poder de su mente (JAJAJAJAJAJA. Permitan que me carcajee, no pude evitarlo escribiendo éste, mi primer post después de una larga temporada de falta de inspiración), que Alcohólicos anónimos es menos eficiente que él y que Lorre y todo el mundo se tienen que arrodillar ante su estrellato, porque Two...no puede funcionar sin él. Sheen, en esencia, jura que Lorre es empleado suyo y que no está cumpliendo con su trabajo de escritor. Y que él puede irse al carajo a hacer grandes películas con estrellas y no trabajar con imbéciles. Esa es la parte más sana de su retahíla de insultos irrepetibles, ante los que no sé si reírme o agregarlos a la lista de razones por las que siempre he tenido una particular repelencia  ante este tipo, razón fundamental por la que no me ha gustado nunca Two and a Half Men. En cristiano, nunca he soportado a Charlie Sheen. Sí, recuerdo que una Navidad vi unos cuantos episodios con mi hermano estando de vacaciones y que después de ahí más o menos le agarré el hilo al serial de marras, pero la repelencia que me causa Charlie Sheen sigue ahí, así que sigo con episodios sueltos vistos de vez en cuando en Warner.

En mi opinión, Sheen sobreestima su propio poder (que es más frágil de lo que piensa) porque lejos de lo que él cree, no es negocio tenerlo en una película.  Hay un límite entre el uso de cualquier estrella problemática para ganar prensa y perder dinero, y Sheen pasó ese límite hace rato largo.  Tan mal negocio es que una productora y un canal deciden arriesgarse a perder un montón de millones de dólares antes que aguantar sus exigencias y malacrianzas. De hecho, los mismos tercios de TMZ reportan que el productor de Human League 3, cinta en la que quieren a Sheen porque estuvo en las anteriores, dijo que o Sheen se compone o no se lo cala. EL tipo aparentemente tuvo la mala suerte de tener que aguantar a Lindsay Lohan en otra película en su peor época y eso le costó un dineral mientras la damiselita de marras se ausentaba y aparecía a filmar cuando le apetecía. Esas gracias cuestan dinero que jode. Y el tipo no quiere repetir la experiencia con un Charlie Sheen que no está ni medio recuperado, diga lo que diga él del "poder de su mente"

El otro punto: Lorre no es ningún empleado montonero, y si hablamos de poder, me da la impresión de que CBS tiene más interés en preservar a Lorre feliz que en complacer los caprichitos malcriados de Sheen. El hecho de crear y tener en antena tres series con una generación más que decente de dinero (Two and a Half men, The Big Bang Theory y Mike & Molly), una ya aprobada para comenzar a filmar y una quinta en negociación, aparte de un historial más que decente de creación de materiales rentables y un comportamiento impecable. Le sale más barato a CBS / Warner mantener tranquilito a Chuck Lorre para que genere otras ideas que generen dinero que el estrellato en decadencia de un Charlie Sheen incapaz de ver más allá de sus narices. Les sale más barato pedirle a Lorre que deje de escribir sus Vanity Cards (No creo que la decisión fuera únicamente de Lorre) conscientes de que el tipo lo pensará y dejará de hacerlo, que esperar que Charlie Sheen se enserie.

Mientras más leo sobre este asunto no logro quitarme de la mente un caso de un colega de Sheen, de su misma generación, circunstancias familiares y casi que adicción: Mi adorado Kiefer Sutherland, que de santo no tiene ni la S. Este tercio, que también toma que jode y se ha buscado unos cuantos zaperocos legales, algunos de ellos mientras se grababa y transmitía 24....le podría dar unos cuantos consejitos a Charlie Sheen de como manejar sus adicciones con un poco más de humildad. Cuando el zaperoco por manejar ebrio de hace unos dos años ya, Kiefer no se dedicó a insultar a Surnow y Cochran (Creadores de 24), ni culpó a otros de lo que era SU problema. Buscó la manera de dañar menos a la gente que trabajaba en su serie, considerando que él ya estaba suficientemente dañado.

Sutherland, igual que Sheen, no perdía si se paraba 24: Su contrato (idem que el de Sheen) incluye beneficios por retransmisiones de capítulos de la serie. Su chequera perdería algunos milloncitos, pero en esencia seguiría repleta. Pero sabía que el personal que trabaja en ella sí perdía. Aparte de la Fox, los productores y el gentío que come de la producción de cualquier serie. Buscó entonces la manera de asumir su lío lastimando a esa gente lo menos posible. Para hacer el cuento corto: Kiefer fue a la cárcel justo en la época en que todo el mundo estaba de vacaciones de por sí, buscó la manera de acomodarse y, aunque no dudo que aún recaiga en sus males particulares....no ha vuelto a ser público. De hecho el tipo sigue trabajando tranquilito y pronto reaparece en televisión en un proyecto de Tim Kring (Héroes). Sí, sí y sí.  Es que nada, hay gente seria que sabe que está enferma y no culpa a otros de sus males....y está gente como Charlie Sheen, que no solo no asumen sus males sino que culpan a otros de las consecuencias de su falta de sentido común.

El destino de Two....es incierto. Hay quien dice que los tipos aprovecharán este largo período vacacional para convencer a Sheen  de bajar los humitos y regresar para una novena temporada. Hay quien dice que CBS y Warner prefieren perder el dinero que seguirse arriesgando con un actor que cada día es más problemático y menos fiable. Más después de este show patético. Hay quien imagina, como yo, que Sheen perderá aún más el criterio y tratará de recuperar los casi diez millones de dólares que le cuesta la cancelación de 8 episodios. En fin, ya veremos. Lo que sí no veré es otro episodio de este serial. No es por nada particular, simple y llanamente mi hígado no merece retorcerse cada vez que vea la cara de este elemento y recuerde que irrespetó a medio mundo, incluyendo mujeres. Le tengo más cariño a mi hígado que a Charlie Sheen, pues.

Pd. Este lío pica y extiende. Sheen jura que el martes estará en el set. Habrá gente? Se rebelarán contra Lorre? O Sheen seguirá en su idílico vacacionar en las Bahamas, como rumoran? Esta serie, más divertida que Two.....está por arrancar. El Pilot fue bueno, pues.

Saludos,